¿Qué se cena en Zarzuela en Nochebuena? Recetas tradicionales y a la inglesa
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

¿Qué se cena en Zarzuela en Nochebuena? Recetas tradicionales y a la inglesa

Cada 24 de diciembre es diferente y el menú depende del número de comensales y de quiénes sean estos, ya que siempre se atiende a los gustos de los invitados

Foto: Los Reyes y sus hijas, almorzando en el Pabellón del Príncipe. (EFE)
Los Reyes y sus hijas, almorzando en el Pabellón del Príncipe. (EFE)

No hay día más familiar en el Palacio de la Zarzuela que la Nochebuena, una cena que viene seguida de la misa del Gallo y de la apertura de los regalos que trae Papa Noel y que descansan debajo del árbol, con sus correspondientes etiquetas, esperando a ser abiertos.

Era la noche que en condiciones normales siempre se reunía toda la familia alrededor de los ahora Reyes eméritos, comenzando por las hermanas de don Juan Carlos y sus hijos. También solían asistir las infantas Elena y Cristina con los suyos, en algunas ocasiones el rey Felipe con la reina Letizia y sus hijas, además de la princesa Irene, hermana de soña Sofía, y algún familiar más lejano.

Habitualmente los miembros de la familia iban llegando la tarde de Nochebuena sobre la siete, algunos portando regalos y paquetes, que dejaban de forma disimulada debajo del árbol. Todos se iban acomodando en el salón, donde se encuentra la chimenea y diferentes sofás, a la vez que tomaban una bebida y algún aperitivo, como frutos secos, aceitunas o snacks.

A las nueve en punto, toda la familia reunida se sentaba alrededor de la televisión y escuchaba el mensaje del Rey, que normalmente se graba esa mañana o el día anterior por la tarde. Eran inevitables los comentarios, casi siempre de aprobación y sobre los detalles de las fotos o cuadros que se veían o la ropa que el monarca llevaba. Estaba expresamente desaconsejado por la reina Sofía tratar sobre ningún tema conflictivo o triste esa noche.

Los más jóvenes aportaban su punto de vista alegre y desenfadado, y siempre había un motivo para la risa. De esa zona se pasaba al comedor donde se encuentra la mesa, ya montada, que se situaba junto al ventanal que mira al jardín.

Muy tradicional y a la inglesa

Cada Nochebuena es diferente y el menú depende del número de comensales y de quiénes sean estos, ya que siempre se atiende a los gustos de los invitados. La cena no tiene un sentido tan gastronómico, pero sí el de reunir al máximo número de miembros de la familia y que los primos puedan compartir ese momento especial.

No obstante, hay un menú tipo cada año cuya estrella principal es el pavo relleno. Un pavo al que se inyecta las pechugas con licor y mantequilla líquida, y finalmente se rellena de pasas, manzana reineta, orejones y ciruelas, y se deja hornear durante horas, sirviéndose en una bandeja rodeado por cebolletas y patatas glaseadas, además de granos de granada o cualquier otro fruto rojo que le da el color de la Navidad.

placeholder Fotografía del almuerzo familiar en el Palacio de la Zarzuela con motivo del 80 aniversario de Don Juan Carlos. (Casa Real)
Fotografía del almuerzo familiar en el Palacio de la Zarzuela con motivo del 80 aniversario de Don Juan Carlos. (Casa Real)

Antes del pavo, se reciben diferentes platos que se habrán colocado previamente sobre el bello aparador del comedor y que se mantienen calientes, como el salteado de verduras, que se realiza con varias verduras baby, como zanahorias o minimazorcas, guisantes, alcachofitas, puntas de espárragos, todos ellos suavemente cocidos y salteados en una salsa ligeramente emulsionada de cebolla.

Entre los entrantes fríos, también colocados sobre el aparador, no faltan el salmón ahumado al enebro con sus tostaditas, huevo hilado y cebolleta muy picada, un plato muy del gusto de la reina Letizia. Otros alimentos imprescindibles son el jamón ibérico de Jabugo, presentado con pan cristal o el foie y sus tostadas con diferentes confituras.

Siempre hay un plato de pescado, normalmente en forma de pastel, como el de cabracho, que se realiza cociendo el pescado con cebolla, puerro, zanahoria y las hojas de laurel, y después retirándolo y desmenuzándolo. El pescado se mezcla con la nata, la salsa de tomate y los huevos batidos, se salpimienta y se hornea. Presentándolo cubierto de salsa rosa y adornándolo con pimientos del piquillo o colas de langostinos.

Las angulas con ajos son uno de los platos preferidos de Nochebuena del Rey emérito, que disfruta de la buena mesa y le gustan todas las recetas de la cocina tradicional española salvo las setas y los caracoles. Las verduras son de preferencia de la reina Sofía y su hermana. El consomé clarificado y transparente le gusta al rey Felipe y a todos el pavo, que prácticamente solo toman ese día en casa.

De postre siempre hay una macedonia de frutas tropicales, con helado de crema de café y otros sabores, como la vainilla y el chocolate. A la reina Sofía le gustan especialmente los sorbetes, tanto de frutas como de verduras.

Con el café y los licores se sirven los turrones tradicionales, especialmente la familia disfruta del de Jijona, que reciben directamente de los maestros turroneros de esta localidad, y de los polvorones. Los postres con almendra le encantan a doña Sofía, ya que le recuerdan a los que elaboraban los monjes del monasterio Gran Meteoro en Grecia. En este momento se brinda con cava, el brindis nunca se hace tocando las copas, por el contrario se escenifica con un chinchín. La sobremesa se mantiene durante un buen rato, y muy seguramente junto al café también hay un surtido de chocolates.

placeholder Un almuerzo en Zarzuela en 2014. (EFE)
Un almuerzo en Zarzuela en 2014. (EFE)

En las fiestas señaladas se da a todo el personal, salvo el que deba estar de guardia, la noche libre, para que puedan disfrutarla con sus familiares, por ello la cena se deja montada estilo bufet sobre las ocho de la tarde y la familia se sirve directamente. No obstante, el personal que debe cenar en el palacio elige el menú que desea, con frecuencia se prepara marisco y cordero asado, además de dulces navideños. Todo ello se consulta previamente a doña Sofía, a través de la persona encargada de la casa, pero ella siempre está de acuerdo con lo que decidan.

En Nochevieja, todo mucho más festivo

Durante años toda la familia se iba en Nochevieja a esquiar a Baqueira, y era precisamente allí donde celebraban el último día del año. A raíz de las bodas de sus hijos y la llegada de sus nietos, los Reyes eméritos vieron cada vez más difícil hacer coincidir a toda la familia, que también cedían este acontecimiento a sus familias políticas. Cuando podían ir a Baqueira solían cerrar alguno de los restaurantes como Hostal Valarties, Casa Irene, Eth Restilhè o el vasco Patxicu Quintana, donde disfrutaban de carnes rojas a la parrilla o algun plato de caza, muy del gusto del rey Felipe. Para Sofía siempre había algún pescado, verdura o ensalada templada, la famosa catalana de pimientos, cebolla y berenjena asada es una de sus favoritas. Como es sabido, tanto doña Sofía como su hermana Irene no comen carne por una promesa que ambas hicieron al fallecer su padre, el rey Pablo.

La bodega real

El vino es la bebida por excelencia de las fiestas navideñas en la Casa Real. En el Palacio de Oriente hay una bodega solo con vinos españoles para las recepciones oficiales y en el Palacio de la Zarzuela se encuentra la bodega familiar, donde además de vinos españoles hay otros, como los de Burdeos y borgoñas, muchos de ellos obsequiados por bodegas o amistades. De esta bodega 'más personal' se eligen los diferentes vinos que se toman en navidades, siempre un vino blanco, tipo albariño o un tinto, al Rey le gustan especialmente los crianza, de La Rioja o Ribera del Duero. Para finalizar siempre se toma cava.

Los Reyes dando los reyes

El día 5 de enero, por la mañana o a primera hora de la tarde, doña Sofía y cuando vivían las Infantas en palacio, daban los regalos al personal que trabaja en la casa, más de cien personas, también algunos para los hijos del citado personal. Algunos años, algún miembro del personal se vestía de Rey Mago, con las consiguientes bromas. Una costumbre que le gusta mantener a la reina Sofía en el Palacio de la Zarzuela, para agradecer el trabajo de las personas al servicio de la jefatura del Estado.

La reina Letizia y Felipe VI suelen tomar el roscón en el hogar del padre de la reina: Jesús Ortiz Álvarez y su esposa, Ana Togores, y en ese momento intercambian los regalos.

Por muchas razones, en el momento actual nada será igual, ni siquiera se pueden reunir más de seis personas para la cena de Nochebuena, ni están todos los que estaban, comenzando por la infanta Pilar, ni el Rey, que pasará las Navidades en Abu Dabi, con seguridad echando de menos, al igual que la reina Sofía, aquellas navidades con toda la familia unida.

placeholder Los Reyes, en un brindis. (EFE)
Los Reyes, en un brindis. (EFE)
Cena de Nochebuena
El redactor recomienda