La cara y la cruz de Meghan Markle: del debut en YouTube a la campaña de odio contra ella
  1. Casas Reales
'THE BENCH'

La cara y la cruz de Meghan Markle: del debut en YouTube a la campaña de odio contra ella

La duquesa de Sussex se ha estrenado en la plataforma de vídeos narrando 'The Bench', el cuento que escribió para Harry y Archie. Pero no todo es felicidad en la familia

Foto: Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE)
Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE)

Meghan Markle ha dado un paso más en ese camino que estableció junto al príncipe Harry, al salir de Buckingham para ser económicamente independientes, como aseguraban en aquel comunicado con el que anunciaron su marcha. A su colaboración con Netflix, con Spotify o con Disney, hay que sumarle ahora otro gigante, aunque esta vez es, de momento, de forma puntual. Hablamos de YouTube y el nuevo vídeo de Meghan Markle en esta plataforma, gracias al que en cierta manera ha podido volver a su trabajo como actriz, ese que tuvo que abandonar para pertenecer a la Casa Real y al que muchos aseguran que quiere volver.

Qué razón tenía el príncipe Harry cuándo, creyéndose lejos de los oídos de la prensa, pidió trabajo de dobladora para su mujer a uno de los jefazos de Disney en la première de 'El Rey León'. No podemos negar que a Meghan Markle no se le da nada mal lo de hacer de narradora, porque después de aquel trabajo para el documental 'Elephants', ha llegado otro parecido y que le toca muy de cerca. Y es que la duquesa de Sussex se ha estrenado en YouTube narrando ‘The Bench’, el cuento infantil que escribió para su hijo y su marido y que se publicaba hace unos meses.

La grabación se hizo en el jardín de su mansión de Montecito y en ella vemos a una Meghan vestida de forma muy discreta, con pantalones vaqueros y una camisa tipo boyfriend en azul pastel. A destacar, el pelo recogido y completamente peinado, sin esos mechones que suele dejarse sueltos y que se han convertido en una de sus señas de identidad, y las joyas. No falta su reloj de Cartier, así como la conocida pulsera Love de la misma casa francesa y una discreta cadena de oro en su cuello con un pequeño colgante, difícil de identificar. Y si algo llama la atención es, desde luego, su anillo de compromiso, que reluce en su mano izquierda mientras sujeta el libro.

Los más suspicaces no han tardado en suponer que las ventas del libro van tan mal que Meghan Markle no ha tenido más remedio que hacer esto para dar un empujón a las ventas, especialmente de cara a las Navidades o Acción de Gracias, fechas muy señaladas en Estados Unidos. Aunque el libro llegó a ser el número 1 en la lista de ventas del 'New York Times', fuera de su país no ha tenido el éxito esperado. Y no sabemos si mostrar al completo el vídeo e ilustraciones, como es el caso, ayudaría en la estrategia de ventas. Sea como sea, está claro que Meghan está encantada en su faceta de dobladora.

placeholder Portada de 'The Bench'.
Portada de 'The Bench'.

Pero, claro, cada moneda tiene su cara y su cruz. Y si la cara es este debut de Meghan Markle en YouTube, la cruz es que la exactriz es víctima de una campaña coordinada de odio en redes sociales, según un informe del servicio de análisis Bot Sentinel: "Un pequeño número de cuentas de Twitter son responsables de más de dos tercios de los tuits de odio sobre Meghan Markle. Desde que la pareja anunció su salida de la vida real en enero del año pasado, han recibido un torrente de críticas en línea. Después de examinar más de 114.000 tuits, alrededor del 70% de ellos se deriva de solo 83 cuentas, que además los han difundido de manera coordinada", dice el informe.

Y aunque en determinados casos la plataforma ha podido cerrar algunas de ellas, el algoritmo de Twitter no ayuda a acabar con esta campaña en contra de Meghan Markle, como tampoco el hecho de que en muchas de ellas el propio perfil indique que es una parodia. En declaraciones a medios, el director ejecutivo de la empresa que ha desarrollado este análisis, Christopher Bouzy, comentaba que esta campaña de odio contra la duquesa de Sussex no se parecía en nada a las que tanto él como su equipo habían visto antes.

placeholder Meghan y Harry, en su última aparición pública en Nueva York. (EFE)
Meghan y Harry, en su última aparición pública en Nueva York. (EFE)

Así, parece que el informe da la razón a los Sussex cuando alegaban para alejarse de la Casa Real, entre otros motivos, el odio del que eran víctimas en redes. De hecho, actualmente ni la pareja ni la fundación Archewell tienen redes sociales, aunque este debut de Meghan Markle en YouTube puede marcar el camino para un nuevo futuro cerca de las redes sociales, de las que actualmente están tan alejados.

El redactor recomienda