Cher, a los 75 años: una larga lista de amantes, un hijo trans y varios milagros estéticos
  1. Celebrities
DIVA DE LA MÚSICA Y EL CINE

Cher, a los 75 años: una larga lista de amantes, un hijo trans y varios milagros estéticos

La artista cumple tres cuartos de siglo conservando la energía de siempre y con un largo historial amoroso y profesional a sus espaldas. Este es un resumen más o menos preciso de una larga existencia

placeholder Foto: Cher, en una imagen de archivo. (EFE)
Cher, en una imagen de archivo. (EFE)

Los que conocían a Cherilyn Sarkisian en el instituto ya la veían como una auténtica estrella. Sus andares, dicen, eran de esos que no pasan desapercibidos. Cher llega a los 75 años con un sinfín de operaciones a sus espaldas, un Oscar (por 'Hechizo de luna') y varios hits musicales. El show business de Estados Unidos le debe mucho a una mujer que ha proporcionado himnos musicales como 'Believe', canciones icónicas como 'I got you babe' o intepretaciones medidísimas como la de la película 'Silkwood', donde coincidió con Meryl Streep.

Tan legendaria como ella misma es su lista de amantes, en la que se colaron nombres fundamentales del entertainment norteamericano. Primero fue un agente que le prometió la luna si se iba con él a Hollywood. Cherilyn, ya convertida en Cher, solo tenía 16 años cuando se fugó con Earl Struck, ese representante amateur que le prometió oro y solo le consiguió escombros. Sin embargo, aquel tropiezo (solo consiguió que bailase en varios clubs de striptease) le sirvió para darse cuenta, bien pronto, de qué pasta estaba hecho el mundo del espectáculo.

Por aquella época, a principios de los 60, Cher también se cruzó en el camino de un Warren Beatty que la sedujo pese a estar saliendo con su compañera de 'Esplendor en la hierba', Natalie Wood. Pero Cherilyn necesitaba una estabilidad, tanto profesional como personal. Ese compromiso le llegó de la mano de Sonny Bono. Se conocieron en una cafetería en noviembre de 1962 y conectaron inmediatamente. Bono fue una persona fundamental: él le presentó al productor Phil Spector, el genio del Wall of Sound, la persona que revolucionó la música pop norteamericana en aquellos momentos. El cantante también se casó con ella en una boda de espíritu hippie que tuvo lugar en Tijuana allá por octubre de 1964. Aparte de ser pareja en la cama, Sonny y Cher también formaron un dúo musical que bebió de las fuentes folkies de la época. Éxitos como 'I got you babe', en 1965, 'The Beat goes on' y 'Bang Bang' así lo demuestran. La pareja tuvo una hija a la que pusieron el nombre de Chastity, que con los años se cambió de sexo y ahora se llama Chaz, como hombre.

placeholder Sonny Bono y Cher, en 1971. (CP)
Sonny Bono y Cher, en 1971. (CP)

A principios de los 70, su unión empezó a dar signos de desgaste. David Geffen, mánager del programa televisivo en el que ambos aparecían, se enamoró de Cher y se convirtió en su amante. Ese fue el fin del matrimonio con Bono. Lo más insólito del tema es que Geffen acabaría saliendo del armario años después y se convertiría en el gran amigo gay de la diva LGTBI. En 1974, el sustituto en el corazón de Cher fue, nada más y nada menos, que Marlon Brando, que por aquella época se cubría de gloria gracias a su 'resurrección' con 'El Padrino'. A mediados de la década, la artista conoció al pianista y cantante de los Allman Brothers Band, Gregg Allman, con el que se casó. Ese segundo matrimonio fue convulso, ya que él era adicto a la heroína y una persona que le dio mala vida. Además, durante esa época empezó a interesarse por otra leyenda, Elvis Presley. Elijah Blue fue el nombre que le pusieron al hijo que tuvieron, un joven que, misterios de la vida, se ha acabado dedicando a la música.

Tras divorciarse en 1979, Cher decidió que no volvería a casarse, pese a que su lista de amantes fue creciendo como la espuma. En las últimas cuatro décadas, la diva ha salido con gente tan dispar como el guitarrista de Eric Clapton, Richie Samora, o Tim Medvetz, un guitarrista que tiene 24 años menos que ella. Para Cher, sin embargo, el novio más importante de su vida fue Rob Camilletti, un simple panadero. "Él fue posiblemente el auténtico amor de mi vida", dijo. Se conocieron cuando ella cumplía 40 años y Rob tenía 22. Solo estuvieron juntos tres años, pero fueron suficientes para que ella lo considere el hombre de su vida. "El problema con todos mis novios es que no puedo ir a ningún sitio porque todo lo que haces acaba en Instagram y así no hay manera de que las cosas sean especiales", dijo hace poco acerca de su muy comentada soltería.

placeholder Cher, durante una actuación en Toronto. (CP)
Cher, durante una actuación en Toronto. (CP)

En los últimos años, Cher ha sido venerada, celebrada y homenajeada en todo tipo de eventos. Hasta su aparición en la segunda entrega de 'Mamma Mia' fue recibida con aplausos del público pese a la mediocridad de la cinta. Sus frecuentes apariciones en los artículos sobre cirugía estética han sido erradicadas por la corrección política, aunque a ella tampoco ha parecido importarle lo que se pueda publicar de ese tema. Cher ha repetido una y mil veces que los rumores acerca de los implantes en las mejillas y la extracción de dos costillas son totalmente falsos. Pero también reconoce que, en su profesión, envejecer es poco menos que un pecado mortal. "Todos creen que me da miedo envejecer, pero la verdad es que en mi trabajo envejecer y extinguirme van de la mano", ha dicho en alguna ocasión. Icono gay, diva de discoteca y actriz competente, lo que no se extingue es la leyenda de aquella niña llamada Cherilyn, un mito viviente al que todavía le queda mucho por ofrecer.

Cher
El redactor recomienda