El retensado cutáneo o cómo ser más joven sin pasar por el quirófano. Noticias de Estilo
SALUD Y BELLEZA

El retensado cutáneo o cómo ser más joven sin pasar por el quirófano

La técnica de retensado cutáneo es un innovador tratamiento que tiene como objetivo regenerar y revitalizar la piel y las estructuras más profundas (músculo y tejido

Foto: El retensado cutáneo o cómo ser más joven sin pasar por el quirófano
El retensado cutáneo o cómo ser más joven sin pasar por el quirófano
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    La técnica de retensado cutáneo es un innovador tratamiento que tiene como objetivo regenerar y revitalizar la piel y las estructuras más profundas (músculo y tejido de sustentación de la piel), para poder abordar el envejecimiento cutáneo con expectativas de éxito. “Traducido a un lenguaje coloquial, viene siendo tanto la búsqueda de la corrección de la tonicidad muscular y de la piel, así como la mejora en todos los signos del envejecimiento cutáneo”, explica el doctor Juan Miguel Pérez Díaz, pionero de esta técnica.

    “La mayoría de los productos que utilizamos en nuestros centros han sido estudiados ampliamente en el campo de la medicina, debido a su uso continuado en otras áreas médicas diferentes a la medicina estética y antienvejecimiento durante años”, explica María Muñoz, directora del centro Clinique Française, ubicado en el número 79 de la madrileña calle Lagasca. “La novedad que proponemos”, continúa, “es su incorporación al tratamiento del envejecimiento cutáneo, combinando la manera y la profundidad de dirigir el tratamiento, según la zona a tratar y el problema estético ante el que nos enfrentemos”. Las ventajas de este tratamiento son variadas, como expone Muñoz: “Nos permite tratar desde las ojeras desvitalizadas hasta la flacidez de brazos y piernas, sin olvidarnos de la temida flacidez facial, signo inequívoco de envejecimiento”.

     

    Para que el éxito sea seguro resulta necesario individualizar el tratamiento: “Con la personalización podemos esculpir el rostro, repasando las zonas de flacidez, alisando las zonas con arrugas y pliegues, remodelando los contornos, en definitiva mejorando el aspecto de la piel”, señala la experta.

     

    Para el doctor Pérez Díaz “es importante destacar que no estamos dando volumen a la cara, ni utilizando sustancias de relleno que en ocasiones y dependiendo del paciente pueden deformamos el rostro”. ¿En qué consiste el tratamiento entonces? El especialista lo explica: “Estimulamos la formación de columnas tensoriales químicas que elevan las estructuras faciales y corporales disminuyendo arrugas finas, líneas de expresión, zonas de descolgamiento y perdidas de contornos. Actuamos sobre la epidermis, dermis, tejido celular subcutáneo y plano muscular para tensar la piel y redefinir volúmenes, retrasando con las sucesivas aplicaciones, según protocolo personalizado, los principales signos del envejecimiento cutáneo, devolviéndole a la piel su tersura natural”.

     

    La directora de Clinique Française explica que “para llevar a cabo la técnica el doctor Pérez utiliza agujas de muy pequeño calibre y las molestias ocasionadas, por el tratamiento, son leves y transitorias. El protocolo de aplicación varía en cada caso, soliéndose repetir el tratamiento a los quince días y así sucesivamente hasta alcanzar los resultados, que suelen empezar a ser apreciables desde los primeros días tras el inicio del tratamiento. No es necesario realizar test de alergia. Las zonas de aplicación son: cara, cuello, escote, brazos, y entrepiernas, aunque se está probando en otras áreas como son los glúteos y muslos, donde se conseguiría un destacado efecto lifting.

     

     

    Estilo
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios