BELLEZA

Las siete claves del retoque estético masculino

Ellos también se someten a tratamientos de cirugía estética. Pero ¿cómo evitar que el resultado sea artificial? Aquí tienes algunas pautas para conseguir que no se noten

Foto: Retocarse sin que el resultado sea un rostro artificial es posible. (Foto: Marks and Spencer)
Retocarse sin que el resultado sea un rostro artificial es posible. (Foto: Marks and Spencer)

Que la medicina estética masculina está en auge es un hecho. La demanda de 'retoques' por parte de estos aumenta a un ritmo de un 20% anual. Pero la mala praxis hace que algunos rostros acaben feminizados y artificiales. Descubre las claves de un rostro varonil y atractivo.

“Hace unos años, solo el 20% de los hombres afirmaba cuidarse, pero hoy eso ha cambiado, llegando a ser un 43% aproximadamente”, afirma la médico estético Mar Mira, de Clínica Mira+Cueto. Y la mayoría recurre a retoques médico estéticos faciales. Según datos de la propia Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), hasta un 35% de pacientes son hombres de entre 30 y 50 años. La cuestión es ¿cómo debe retocarse un hombre sin perder un ápice de virilidad y naturalidad? Ese es el quid de la cuestión. Porque si algo preocupa a estos es “que se les note”. “Cuando un hombre recurre a un retoque estético quiere que no se note, que parezca que no se ha hecho nada; no le gusta que su círculo sepa que ha pasado por la aguja”, aseguran las expertas.

Según la SEME, los hombres buscan procedimientos estéticos menos agresivos, invasivos y dolorosos. Que no impliquen tiempo de recuperación para poder incorporarse de forma inmediata a la vida laboral con resultados progresivos. Y son pacientes de lo más “dóciles”: “Siguen la prescripción médica, son mucho menos exigentes que las mujeres, se dejan aconsejar y tardan menos en decidirse”, según la doctora. Esto puede ser una gran ventaja para el médico, pero un gran inconveniente para el hombre si no da con el profesional adecuado. De hecho, cuando uno 'se deja hacer' sin un buen criterio estético, puede terminar con un rostro feminizado como el de Paul MacCartney, Steven Tyler o Camilo Sesto, entre otros.

Qué tener en cuenta

Frente: En el hombre, la arruga es bella. De hecho, una frente demasiado lisa feminiza la región, por eso nunca se deben eliminar todas. “Las arrugas de la frente y las patas de gallo, en su justa medida, resultan muy atractivas”, asegura la doctora Mira. La forma de tratar esta zona es pinchando bótox, más diluido que en la mujer, para suavizar las arrugas sin dejar la frente lisa.

Cejas: Las cejas deben quedar rectas, gruesas, bajas y planas. “Jamás hay que afinar, arquear ni levantar las cejas de los hombres”, advierte la doctora Mira. El tratamiento se realiza con bótox –más concentrado– en el arco de la ceja y evitando pinchar el extremo de la misma para que no se eleve y arquee, feminizando así la mirada.


Nariz: “El retoque de la nariz es uno de los más sensibles a la hora de masculinizar o feminizar un rostro. Para que el resultado sea óptimo hay que tener en cuenta que la nariz del hombre suele tener la punta más marcada, es algo más baja que la de la mujer y tiene las fosas nasales un poco más abiertas”, cuenta la experta. Aquí se utiliza ácido hialurónico de alta densidad –Voluma– para corregir los posibles defectos.

Mejillas: “Suelen ser más angulosas que las de la mujer debido a que tienen un mayor desarrollo muscular y un menor depósito de grasa –justo lo contrario que en las mujeres–. Por eso los contornos deben ser siempre más marcados”, apunta la médico. Para remodelarlas y darles estructura sin proyectarlas, se tratan con ácido hialurónico de alta densidad -Voluma- y con estimuladores del colágeno –Radiesse y Ellanse–.

Boca: “Mientras que en la mujer se busca la proporción entre la boca y la forma de su cara, en el hombre se debe guardar la proporción entre la nariz y el mentón. Es decir, con una nariz grande y un mentón grande se debe tener unos labios gruesos, y con una nariz pequeña y un mentón pequeño estos deben ser finos”, describe la doctora. Para aumentar los labios se pincha ácido hialurónico de baja densidad –Vollift y Restylane Kiss– a lo largo de todo su recorrido.

Mentón: “Mientras que el mentón de la mujer debe ser poco proyectado y tan ancho como su nariz, en el hombre debe tener más proyección y ser tan ancho como sus labios, además de conservar una forma cuadrada y una base plana”, según Mar Mira. Para conseguir un mentón varonil, cuadrado y ancho, se pincha en los laterales inferiores de este con ácidos hialurónicos de alta densidad –Voluma, Belotero Volume y Restylane Voluma–.

Mandíbula: “La mandíbula masculina es más cuadrada y ancha que la de la mujer, tiene el masetero pronunciado y está en línea con el pómulo. A la hora de retocarla nunca deberían transformarse estos rasgos”, advierte la doctora. Para darle forma se pinchan ácidos hialurónicos de alta densidad –Voluma, Belotero Volume y Restylane Voluma– a lo largo de todo el ángulo mandibular.

Precios: bótox desde 395 euros, ácidos hialurónicos desde 450 y estimuladores del colágeno desde 695.

Profesionales: SEME (Barcelona, tel. 933 68 54 54).

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios