Logo El Confidencial
MAKEUP que enamora

Los mejores looks de maquillaje para la noche más romántica del año

El tradicional maquillaje de 'solo labios rojos' para San Valentín es cosa del pasado. Stop. Toca arriesgar con el libro de las tendencias en una mano e Instagram abierto en la otra

Foto: Cindy Kimberly en el desfile de Palomo Spain en la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid. (Getty)
Cindy Kimberly en el desfile de Palomo Spain en la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid. (Getty)

Se dice que el día de la boda una novia debe ir a lo seguro y no experimentar demasiado con su maquillaje. Es una norma no escrita, pero que todas las novias cumplen y que se podría trasladar al día de San Valentín. Pero solo un poco. Este año te proponemos romper con la tradición. Vale, no te plantes unas sombras color block o neón, a no ser que hayas aprovechado San Valentín para darte un garbeo por una semana de la moda. Y tampoco te lances a probar aquellos glitter lips que fueron lo más en los videoclips de Taylor Swift porque, aunque eran una auténtica pasada, no son demasiado útiles para el momento del beso. Porque en San Valentín querrás besar...

Tanto si lo celebras como si pasas olímpicamente del 14 de febrero, lo que siempre debe tener tu maquillaje son dos características: 1. Que te favorezca y 2. Que estés cómoda con él. Magia. Estas son las dos cualidades de todos los looks makeup hipnóticos de la historia. Así que analizando las tendencias de maquillaje de 2019 y dándonos una vuelta por Instagram, hemos encontrado estos cinco looks, muy distintos entre ellos, para que tú elijas cuál va más con tu plan.

Ni rojo ni burdeos

Con un marrón de tonalidad rojiza puedes conseguir subir la temperatura de todo tu look. La clave de este maquillaje es que todo sea homogéneo. Sobre una base de maquillaje ligeramente bronceada (puede ser un tono más de tu base habitual, el fondo de maquillaje que utilices en verano), marca los pómulos con polvos bronceadores para lograr más calidez.

Para los ojos, utiliza una sombra marrón satinada, sin ser demasiado brillante, y difumínala por todo el párpado con movimientos ascendentes, pero siguiendo la forma de tu ojos. Con ayuda de un lápiz de ojos khôl negro, traza una línea a ras de las pestañas. No tiene por qué ser perfecta ya que también la difuminaremos. Por último, una generosa capa de máscara de pestañas. Las cejas, al estilo 'lion mane', peinadas hacia arriba para crear mayor sensación de volumen. Y la guinda, un labial que no sea ni burdeos, ni rojo ni rosa, que son colores más habituales y románticos. En esta ocasión nos decantamos por un labial marrón.

Rosie Power

La modelo, reconvertida en empresaria beauty, innova mucho con sus maquillajes, pero siempre está absolutamente estupenda. Si este San Valentín te apetece arriesgar un poco más, dale una oportunidad a los tonos pastel y a los delineados de colores.

El eyeliner lila de Rosie Huntington-Whiteley nos ha enamorado porque es sencillo, superfemenino, romántico y nada recargado. Comenzando por una piel flawless, marca el pómulo con una pasada de bronceador, dale color a las mejillas con un rubor rosa muy leve, trabaja las pestañas para que estén rectas y perfectas y utiliza un labial muy hidratante y de un color natural con base rosa.

Para el maquillaje de los ojos, el párpado irá desnudo, aplica si quieres la misma base que hayas aplicado en el rostro. A la hora del delineado puedes utilizar un eyeliner lila o un lápiz de ojos de ese color y trazar una línea ni muy fina ni muy gruesa. Si te fijas en el maquillaje de Rosie, no hace falta que esté rematada con un rabillo. Un poco de rímel y perfecto.

Los labios perfilados han vuelto

Aquella moda de los años 90 ha vuelto igual que lo hiciera el color neón y las riñoneras. Para este San Valentín, puedes inspirarte en la influencer francesa Caroline Receveur, que con un maquillaje muy natural y un wet hair logra un perfecto look ‘effortless sexy’.

Es importante que la piel esté maquillada con una base muy ligera y de poca cobertura para crear ese efecto ‘cara lavada’. Marca los pómulos con ayuda de polvos bronceadores, pero no des demasiadas pasadas, con una sola capa es suficiente. Para los ojos, utiliza una sombra en crema de un tono ligeramente dorado o bronce y aplícala también en el párpado inferior para crear una sensación 'smokey'. Puedes incluso convertir el mismo bronceador en tu nueva sombra. Una pasada de rímel y listo.

Para los labios, primero perfílalos con un lápiz de labios en un tono similar a tu color natural. Luego, aplica una barra de labios ultrahidratante por todos los labios, sin salirte de la zona perfilada.

Mirada ultrasexy

Centrar todos los esfuerzos en la mirada es otra opción ganadora en San Valentín, porque un parpadeo con unas pestañas como las de Emma Roberts en la foto es irresistible. Un sencillo cat eye realizado con sombra de ojos se entremezcla perfectamente con las pestañas, logrando un efecto aterciopelado.

Para recrear el look, aplica una sombra de champán (un color vainilla con un leve brillo es perfecta) por el párpado. A continuación, con ayuda de una sombra de ojos marrón satinada y con un pincel biselado, realiza un delineado dramático que alargue la forma de tu ojo. De esta forma las pestañas postizas que apliques luego quedarán más naturales. También puedes no ponerlas y añadir un par de capas de máscara de pestañas. En el párpado inferior y bien pegado a las pestañas, aplica la misma sombra que has utilizado para el delineado.

Para rematar el maquillaje, haz como la gran Charlotte Tilbury y utiliza un labial de un tono muy natural como el infalible Pillowtalk.

Living coral

El color del año, según dicta el Pantone, puede estar presente en tu maquillaje de San Valentín y puedes incluirlo tanto a modo de rubor como en sombra o como labial. En esta ocasión, nos inspiramos en una de las creaciones de la maquilladora de Becca, Nikki Makeup, y sus sombras coral.

Una piel muy natural con el pómulo sonrosado por un rubor que le aporta un toque healthy y las cejas peinadas hacia arriba, la clave de todo el maquillaje son los ojos. Aplica una sombra living coral mate (y si deja una acabado pastel como esta, mejor que mejor) por todo el párpado, sobrepasando un poco la cuenca del ojo. Con ayuda de un eyeliner, delinea el párpado superior a ras de las pestañas pero con un trazo más grueso y remata con un fino cat eye de rabillo ascendente. Una generosa capa de máscara de pestañas y listo.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios