Logo El Confidencial
Un pequeño paso para ti, una gran diferencia

Por qué rehidratar la piel a lo largo del día y cómo hacerlo

Si la protección solar deja de hacer efecto sobre la piel a las dos horas, ¿nunca te has planteado qué ocurre con la hidratante que aplicas en tu rostro por las mañanas?

Foto: Leighton Meester en una campaña de Biotherm. (Cortesía)
Leighton Meester en una campaña de Biotherm. (Cortesía)

Hace tiempo que no cuestionamos que debemos reaplicar el protector solar cuando estamos expuestos a los rayos del sol, sudamos o nos mojamos. Sin embargo, cuando se trata del tratamiento hidratante que aplicamos en la piel por las mañanas, parece que una bruma -y no facial- se apodera de nuestra memoria y nos hacemos las locas… “Seguro que dura y mi piel sigue jugosita al final de día”... No te mientas, no es así.

En un mundo ideal en el que todo el mundo cumpliera las normas y cumpliera a rajatabla las indicaciones de los especialistas, además de limpiar la piel en dos pasos, a media mañana, o tal vez después de comer, nos rehidrataríamos. La polución a la que estamos expuestos, el frío, el viento o las altas temperaturas hacen que con el paso de las horas nuestra hidratante 'desaparezca' de nuestra piel, siendo recomendable volver a aplicarla pero... ¿con qué cosmético? o ¿cuál es la forma adecuada de hacerlo?

¿Cuándo es el mejor momento de hacerlo?

Para que la piel esté receptiva al tratamiento que vayamos a aplicarle, es necesario que esté limpia para que el producto penetre de forma más efectiva. El momento ideal para aplicar la hidratante es después de habernos duchado o lavado el rostro, después del sérum habitual. Sin embargo, cuando hablamos de la rehidratación, a no ser que estemos en casa y dispongamos de todas las comodidades, la cosa puede parecer más engorrosa, pero que no sirva de excusa.

Para mantener esta correcta hidratación se puede recurrir a tratamientos del tipo bruma o stick que se apliquen encima de la piel sin tener que limpiarla. La otra opción, la que sería la más recomendable sería limpiar el rostro. El agua micelar, termal o las leches limpiadoras son grandes aliados que junto con un disco de algodón pueden ayudarte a deshacerte de la suciedad. Acto seguido, aplica tu rehidratación y prima que, además de contener los ingredientes mágicos, le aporte a tu piel una sensación de descanso y frescor, así como que su textura no sea demasiado densa.

Smoothing Glow Boosting Liquid Care Energie de Vie de Lancôme (60€). Un tratamiento multifunción 3 en 1 que actúa como loción, sérum y crema que, gracias a su textura fluida, es de rápida absorción y funciona como un bálsamo que calma y evita la deshidratación de la piel. Unas gotitas a media mañana y listo.

Dramatically Different Aqua-Gel Hidratante Anti-Polución de Clinique (36,48€). Su textura en formato gel también se absorbe a la velocidad de la luz. Entre sus propiedades más adictivas está la de actuar como barrera para evitar la pérdida de hidratación y a la vez proteger de la contaminación. Entre sus ingredientes clave están el ácido hialurónico y la glicerina.

Daily Regenerating Moisturizing Gel de Biotherm (47,90€). Nada más entrar en contacto con la piel, la primera sensación es la de un frescor eléctrico, y conforme se va absorbiendo, la piel recupera luminosidad y suavidad. La hidratación corre a cargo del Aura Life medicinal, que hidrata la piel en profundidad dejándola jugosa.

Capture Youth New Skin Effect Enzyme Solution de Dior (59,99€). Preparar la piel antes de aplicar la rehidratación puede simplificarse con un tónico que ayuda a eliminar las células muertas, como este multifunción de Dior capaz de dejar la piel revitalizada y sin imperfecciones.

¿Qué ingredientes son los más hidratantes?

Las cremas que contengan glicerina, propilenglicol o sorbitol (que cumplen con la acción higroscópica) ayudan a captar el agua, una propiedad que nos interesa de cara a evitar que a media mañana ya notemos nuestro rostro terriblemente seco. Sustancias como el ácido hialurónico, el colágeno o vitaminas A, B, C o D son utilizadas en la dermocosmética a modo de hidratantes, según la doctora Rosa Ortega del Olmo, miembro de la AEDV. También hay que tener en cuenta los alfa-hidroxiácidos como el ácido láctico, que ayudan a retener el agua.

Hidratar, refrescar, cubrir y preparar

Además de los cosméticos hidratantes de textura untuosa o gel, se puede recurrir a cosméticos en stick, perfectos para un rápido retoque allá donde estés, en los que los efectos calmantes, revitalizantes y descongestionantes se llevan la palma. Aunque lo recomendable es aplicar el tratamiento hidratante siempre sobre la piel limpia y, preferiblemente, después de haberla lavado para que mantenga la hidratación, en nuestro día a día; acudir al lavabo durante el trabajo para lavarse la cara y reaplicar la hidratante es un pelín complicado. Lo sabemos.

Es así como surgen alternativas como brumas que aporten hidratación y sobre todo calmen y dejen la piel refrescada. El agua termal es una excelente aliada, igual que las aguas de belleza -dependiendo de sus propiedades-. Como plan B o C, o como quieras llamarlo, el maquillaje también puede incluir hidratación en su fórmula para que el momento retoque sea de lo más completo.

Moisture Boost Gel Day Cream (20€). Ultracoqueto gel refrescante con una hidratación muy ligera perfecta para una puesta a punto después de varias horas. Gracias al ácido hialurónico de su composición ayuda a mantener el agua en la piel. Como podrás imaginar por su adorable packaging, también tiene una intensa relación con el agua, concretamente lleva extracto de plancton con propiedades energizantes.

Cooling Water de Milk Makeup (c.p.v.). Aunque no está a la venta en nuestro país, este stick es capaz de refrescar al instante el rostro descongestionándolo y ayudando a reducir la hinchazón y la irritación. Además, la cafeína contribuye a esa sensación de piel energizada y activa la microcirculación. No hidrata pero sí calma y consigue los efectos de una placentera siesta.

Corrector Multi Perfección Hidratante Difuminador de Guerlain (37,20€). Por supuesto, si llevas maquillaje de forma habitual sabrás que el momento de la rehidratación puede ser algo engorroso. Es entonces cuando un corrector que ayude a igualar el tono sin dejar un acabado máscara que además hidrate se materializa en este Corrector Multi Perfección. Se trata de un contorno de ojos que hidrata esta zona tan delicada devolviéndole luminosidad y corrige las ojeras.

Hidraskin Barra Hidratante y Refrescante de Darphin. De nuevo un formato en stick, pero en esta ocasión cumple con la acción hidratante gracias al ácido hialurónico o la glicerina de su fórmula. Además de reducir la hinchazón de la zona de las ojeras, aplicado antes del maquillaje ayuda a fijarlo sin que se cuartee y evitando la sensación de sequedad.

Eau de Beauté o Agua de Belleza de Caudalie (36,10€). Se puede convertir en tu prebase de maquillaje, en tu fijador o en tu aliado para mantener la piel jugosa, iluminada, tonificada y con una sensación de frescor igualable a caminar entre los aspersores de una plantación floral. Elaborada solo con ingredientes naturales, es el accesorio de belleza perfecto para tener a mano en el escritorio del trabajo.

Formato bruma

Otra opción refrescante y rápida para cumplir con la doble hidratación sin tener que limpiar el rostro. Agitar, rociar y repetir todas las veces que desees. Las aguas termales se han convertido en ese objeto de culto que tener lo más cerca posible. Su acción calmante ayuda a descongestionar la piel.

Eau Thermale de Uriage (3,10€). Hidrata la piel gracias a sus sales minerales que también cumplen con una ación calmante. Impide la pérdida de agua de la piel gracias a su función hidrolípica.

Agua Termal de Be+ de Cinfa (13,30€). Su composición mineral la hace apta para la pieles más sensibles, calmando la piel y evitando la irritación, además de poseer propiedades antioxidantes.

Agua Termal de La Roche Posay (10,55€). Calma la piel funcionando como un salvavidas para las pieles sensibles. También contiene antioxidantes para frenar la acción de los radicales libres que aceleran el envejecimiento.

Magia de noche

Si rehidratarse se escapa de tus posibilidades por falta de tiempo, a la exfoliación regular súmale una buena mascarilla, a poder ser de noche para que su penetración sea más profunda. Al despertar la piel está redensificada e hidratada y los tratamientos que apliques a continuación verán cómo sus efectos son más duraderos.

Mascarilla de noche hidratante con aguacate de Origins. Aplicada antes de dormir, durante las obligatorias 8 horas de sueño las propiedades altamente hidratantes del aguacate logran que la piel mantenga la humedad hasta 72 horas.

SuperNight Dermo Filler Mask de Atashi (42,50€). Hidrata en profundidad la piel combatiendo la aparición de arrugas y ayudando a redensificar la piel. Por otro lado, las vitaminas A, C y E para purificar, revitalizar y unificar el tono.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios