Logo El Confidencial
OLA DE CALOR

Trucos y productos infalibles para que el maquillaje aguante los 40º a la sombra

Maquillaje y altas temperaturas se llevan fatal pero tenemos las claves para conseguir que su relación mejore

Foto: Mantener el maquillaje perfecto es posible con los mejores productos. (Wildfox)
Mantener el maquillaje perfecto es posible con los mejores productos. (Wildfox)

Verano es sinónimo de piel bronceada y luminosa, fresca, resplandeciente. Pero si rascamos un poco, veremos que bajo esa primera lectura idealizada existe una realidad más prosaica: exceso de sudor, manchas de sol, un bronceado que de luminoso tiene muy poco, en fin, una imagen que se aleja bastante de lo que nos gustaría. El maquillaje es, como casi siempre, la solución para pasearse con un rostro veraniego y saludable, pero también puede convertirse en parte del problema si no utilizamos las texturas y técnicas más adecuadas.

No dejes que el calor funda tu maquillaje.  (Wildfox)
No dejes que el calor funda tu maquillaje. (Wildfox)

¿Cómo preparar la piel para el calor?

Entrégate en cuerpo y alma a la hidratación en gel, la textura refrescante por excelencia que se absorbe en segundos, y utiliza a continuación un primer, el producto-milagro que cierra los poros, ilumina y uniformiza el tono. Atenuar la dureza de la luz implacable del verano lo convierte en imprescindible también en esta estación.

¿Qué hacer para que la base dure más tiempo?

Primero, fíjate en la textura de tu base de maquillaje. ¿Te gustan las de cobertura total, muy cubriente? Cámbiala en verano por una más ligera. El sudor de la cara y una base de cobertura alta es la combinación perfecta para un efecto de piel espesa muy incómodo que se acentúa con la luz implacable del verano. Afortunadamente, además de las bases de maquillaje ligeras y transparentes, existen también sueros con color e incluso aguas de maquillaje que permiten a la piel respirar a pleno pulmón. Y en segundo lugar: aplícala con los dedos, presionando suavemente, sin frotar. El calor de las manos en contacto con la piel hace que el producto se funda mejor, que se absorba mucho más rápido y que sea necesaria menos cantidad para conseguir un efecto de 'segunda piel'.

Crema gel. Youthquake, de Marc Jacobs, fresca y con un delicioso olor a piña (49 €. En Sephora); Primer. Perfecciona la piel y corrige el color. En 8 tonos. Primer SOS, de Clarins (35 €); Agua de maquillaje. Una textura sorprendente con un 75% de agua y microburbujas de pigmentos. Eau de Teint, de Chanel (60 €). Iluminador colorete. Juega con el tono para iluminar y dar un ligero color. Illuminator Orgasm, de Nars (32 €).

No te pases con los iluminadores

Estamos un poco desbocadas con la obsesión por la luz en la piel, y una cosa es crear puntos de luz y otra muy distinta convertir el rostro en una central eléctrica. Mezclar mucho iluminador con el sudor inevitable de la canícula da un pésimo resultado porque acentúa el brillo del sudor y corres el riesgo de que parezca que acabas de hacer una maratón. Ten en cuenta que las bases, los polvos de sol y los coloretes ya llevan partículas iluminadoras. Si a pesar de todo, quieres más luz, aplica un toque en la parte alta de los pómulos y déjalo estar.

Un corrector a prueba de agua, por favor

Merece la pena invertir en uno, incluso aunque tengas la piel seca. Por dos razones: una, para absorber la secreción de grasa, inevitable con el sudor, y dos, porque fijará y hará que dure más las sombras de ojos y el eyeliner.

Las sombras líquidas son para el verano

No lo dudes. Si las aplicas sobre un corrector resistente al agua, se deslizan mejor sobre los párpados a la hora de aplicarlas y se secan hasta dejar una maravillosa textura mate, una cobertura uniforme y un efecto supertransparente, todo a la vez.

Colorete o polvos de sol: ¿qué hacer?

Lo que quieras. Si no sabes salir a la calle sin colorete, elige uno líquido y da dos toques ligeros en la manzana de los pómulos. Pero también puedes sustituirlo por dos pinceladas de polvo de sol en la frente y el puente de la nariz.

Suero con color. La opción más ligera y a la vez más contundente porque reúne todos los beneficios de un suero. Perfectionist Youth Infusing Makeup, de Estée Lauder (54 €); Sombras líquidas. Puedes aplicarla por capas hasta alcanzar la intensidad deseada. Eye Tint de Giorgio Armani (32 €), y polvos de sol. Un toque en la frente, un toque en el puente de la nariz. Les Sahariennes Bronzing Stones, de YSL (53 €).

¿Y los labios? ¿Mates o brillantes?

Líquidos es la mejor versión para el verano. Te aseguras de que la textura líquida no migra con el sudor y aguanta los 40º como un valiente. El efecto de labio jugoso, pero no hiperbrillante, que proporciona es imbatible. Por debajo, puedes utilizar un bálsamo hidratante con efecto volumen instantáneo. No resta ligereza y creará un efecto de labios más llenos.

Corrector resistente al agua. Unifica el tono, disimula pequeñas arrugas y zonas oscuras. Effacernes Longue Tenue, de Lancôme (35,90 €); labios que aguantan el calor. Y en el color naranja de la temporada. Interdit Vinyl Extreme Shine Lip gloss, de Givenchy (30,50 €); y más volumen, más ligero. Hidrata, crea un efecto volumen instantáneo y dura muchísimo. Lip Maximizer de Dior, en siete tonos (30 €).

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios