Sabemos cuál es la crema que siempre estará contigo
  1. Estilo
  2. Belleza
una fórmula única

Sabemos cuál es la crema que siempre estará contigo

Su fórmula cuida tu piel en cualquier circunstancia. Por eso, no te olvidarás de llevarla en el neceser o en la bolsa del gym. E incluso te pondrá una sonrisa cuando tengas un mal día

placeholder Foto:

De lunes a domingo nos enfrentamos, casi sin darnos cuenta, a innumerables desafíos. Conocerás de sobra esa sensación si eres deportista. Hay momentos en los que crees que no puedes más y parece que cualquier cosa te dificulta el camino hacia la meta. Sin embargo, sigues hacia delante. También lo habrás experimentado si estás estudiando o cuando empiezas en un nuevo trabajo: ¿podré con ello? ¿Estaré a la altura?

Para afrontar todos esos retos diarios es tan importante tener fuerza de voluntad y ganas como sentirse bien. Y la cosmética tiene mucho que decir en ese sentido. De hecho, hay productos que esconden algo más que buenos principios activos para embellecer o cuidar tu piel. Una textura que te abre un mundo de sensaciones, un aroma que te hace viajar y que evoca recuerdos felices. Llega un momento que te llevarías ese producto a cualquier parte. Así se ha colado siempre en nuestras vidas Nivea Creme, la clásica lata azul, y lo sigue haciendo día tras día.

Porque no hay nada como saber que puedes usarla a cualquier edad y en cualquier situación. Que la vas a compartir con tu pareja. Pero también con tus hijos. Que puedes llevarla siempre en el bolso (para hidratarte las manos, los labios, calmar esa rozadura…), cuando vas al gimnasio o sales a la montaña. Y, por supuesto, que te estará esperando en casa para, por muy interminable que haya sido tu día de trabajo, regalarte una sensación de bienestar.

10 ideas más allá de la hidratación

Hidratar es lo primero que nos viene a la cabeza al ver una lata de Nivea Creme. Formulada como una emulsión de agua en aceite junto a ingredientes como el pantenol o la glicerina, ayuda a la piel a mantener los niveles óptimos de hidratación. Lo bueno es que no solo se puede aplicar en el cuerpo –algo que seguro has hecho alguna vez en tu vida-, sino que también resulta adecuada para hidratar la cara, sobre todo en invierno, cuando se siente más tirante y seca. Pero ¿se te ocurre algún uso más? Te descubrimos otros 10:

placeholder

  1. Como mascarilla. Las mascarillas viven un boom: de tejido, de burbujas con efecto détox, antimperfecciones… El problema es que no siempre tenemos una a mano. Si tienes en casa la lata azul de Nivea Creme, aprovecha y aplica una cantidad generosa en las zonas más resecas de tu cara (evita los ojos, pero no te preocupes por extenderla en los labios) y déjala actuar unos 15 minutos. Se retira perfectamente con una muselina o toalla humedecida.
  2. Como regeneradora. En muchos casos ayuda a regenerar tu piel después de una quemadura o un rasguño leve y además mejora los eczemas y las irritaciones.
  3. Tu tatuaje, como el primer día. Para conseguirlo, nada mejor que mantener la piel bien hidratada y flexible. Una crema con la menor presencia posible de aditivos y de fácil aplicación será perfecta.

  4. Para las manos. Masajea tus cutículas antes de irte a dormir. Por supuesto, úsala como hidratante intensa. La piel de esta parte del cuerpo tan expuesta a las agresiones y propensa a las grietas lo agradecerá.
  5. ¡Y los pies! Además de reparar talones agrietados, Nivea Creme es nuestra mejor aliada para evitar rozaduras o cuidarlas. Si te gusta el baile, eres 'runner' o estrenas zapatos a menudo la llevarás siempre encima.
  6. Si sales a la montaña. El frío y el viento no son los mejores amigos de nuestra piel, así que al volver a casa tras un plan en el campo o en la montaña en invierno puedes aplicarla después de la ducha y te dejará la piel del cuerpo y la cara reconfortada y contribuirá a regenerarla de la deshidratación debida a la radiación solar.
  7. Después del afeitado. Si sufres irritaciones, extiende una pequeña cantidad por el área enrojecida. Contiene activos como el pantenol y el eucerit, de alto poder hidratante, que ayudan a restaurar la barrera natural de la piel, lo que favorecerá que la molestia se reduzca.
  8. Evitar las estrías. Mantener la piel bien hidratada es clave para prevenirlas, especialmente en el embarazo. La fórmula de Nivea Creme es la ayuda perfecta para evitarlas gracias a sus activos hidratantes como el pantenol, el eucerit, la vitamina E y la glicerina.

  9. Labios. Pielecitas, grietas, pequeñas imperfecciones… Evita que aparezcan o, si es tarde, disimula su apariencia y, de paso, repara la zona. Además, deja un efecto gloss jugoso muy favorecedor.
  10. Para los más pequeños. Su textura sedosa, muy suave, la hace perfecta para sus pieles sensibles. Además su fórmula no contiene conservantes ni colorantes, por lo que es muy adecuada para todo tipo de piel, incluyendo la de los más pequeños. Y si tienes un bebé en casa, aplica en las zonas en contacto con el pañal para prevenir irritaciones.

Un viaje sensorial

Aún nos queda un uso que desvelarte de Nivea Creme. Porque, por mucho que pase el tiempo, nuestros mejores recuerdos se despiertan al abrir una de sus míticas latas azules. El aroma, inconfundible, a crema limpia; su suavidad, esa con la que ahora tú la aplicas en tu hijo, te llevará también a las manos de tu madre, a su cuidado, a su ternura, a su protección.

Solo con abrir su tapa viajarás a esos pequeños momentos, que parecían insignificantes y ahora están llenos de sentido. Porque hay cosas que nunca cambian y eso está bien. Ahora tienes en tus manos aún más opciones de darle nuevos usos y que esos momentos felices te sigan acompañando en tu día a día.

*¿Nos das tú opinión en esta encuesta? Nivea está en constante evolución y la opinión de las usuarias ayuda a que sigan trabajando cada día para mejorar su productos y su compromiso con la sociedad.

BrandsNivea ECBrands