Logo El Confidencial
El Instagram de las parisinas ha hablado

Qué son las capas invisibles y por qué son el corte de pelo que triunfa en Francia

No se refiere a una longitud ni requiere un producto específico para conseguir un resultado pulido, pero es capaz de controlar el volumen al gusto de la usuaria sin efecto despeinado

Foto: Capas invisibles, la mejor forma de sumar volumen sin renunciar al largo. (Imaxtree)
Capas invisibles, la mejor forma de sumar volumen sin renunciar al largo. (Imaxtree)

Conocemos las capas y el significado de la palabra ‘descargar’, pero que ahora comience a hablarse en cabeceras francesas de las ‘capas invisibles’ nos ha convertido en Mulder y Scully en busca de la verdad, que está ahí fuera, concretamente en Instagram y en las manos de algunos peluqueros del país vecino.

[LEER MÁS: Cortes de pelo para conseguir más volumen en el cabello]

A través de la selección y corte de algunos mechones del cabello, la melena se puede llenar de movimiento sin que se note el truco. No se ven trasquilones y el volumen no es el de la melena de Jennifer Aniston en los comienzos de ‘Friends’, es mucho más natural y su mejor aliado son las ondas, ese peinado sexy y favorecedor que llevaríamos todos los días y a todas las horas.

Al pensar en capas, a todas nos vienen a la mente esas melenas cortas con cientos de puntas disparadas que a comienzos de los 2000 eran tendencia pero que, una vez salíamos de la peluquería, se convertían en el peor enemigo de la melena. Si alisabas tu cabello, estas se veían escalonadas. Y si lo peinabas con los dedos, eras Espinete preparado para una fiesta punk.

No, las capas invisibles no tienen nada que ver con aquel corte de pelo, son más bien un degradado. Consiguen el movimiento, volumen y ligereza de las tradicionales, pero son mucho más discretas. Para lograr ese efecto, el mechón que se corta es el interior, perteneciente a la capa interna de nuestra melena, sobre el que caerá el mechón largo, cubriendo el corte y generando el deseado volumen. Se llaman precisamente capas invisibles porque al alternar longitudes y cubrirlas, se consigue que se fundan unas capas con otras, siendo prácticamente invisibles al ojo.

[LEER MÁS: Cortes de pelo que rejuvenecen, sientan bien y están de moda]

Para conseguir aligerar el cabello, el corte se puede realizar a navaja o con tijeras finas. El movimiento es siempre de arriba a abajo; es decir, de forma vertical a lo largo de todo el mechón para disminuir su peso. De esta forma no se cortan las puntas - las culpables de ese efecto electrificado, denominado ‘flick out’-, como ocurre en los cortes tradicionales. Al estar cubiertas bajo una capa de cabello más largo, no se ven, pero sí generan volumen.

Con el superpoder de ser invisibles, atenúan considerablemente el peso del cabello. Al pesar menos cada mechón, la raíz no tiene que aguantar su carga; es decir, también se acaba con el apelmazamiento en la raíz. De nuevo, más volumen y movimiento. En resumidas cuentas: se aligeran las puntas y la raíz. Pero, aunque se trate de un corte de pelo que disminuya la cantidad de cabello, genera estructura en la melena, acabando con el efecto de un corte homogéneo y multiplicando el movimiento.

Y llegamos al momento de peinarse porque nada más salir de la peluquería el resultado es siempre sublime, pero en casa hay que enfrentarse al nuevo corte de pelo y, resultado de la experiencia, sabemos que las capas no se llevan demasiado bien con la plancha y demás stylers, ya que acostumbran a rebelarse y moverse a su libre albedrío.

Al alisar y moldear los mechones exteriores, las capas invisibles no sufren estos daños colaterales. El propio peso del cabello evita que las mechas más cortas salgan disparadas a modo de puntas locas y lo mismo ocurre si se decide ondular el cabello. Es más, incluso se trata de un corte de pelo especialmente recomendado para mujeres que normalmente ondulan su cabello buscando esa sensación de volumen.

¿Para quién está recomendado?

Aunque se trata de un corte de pelo que se puede adaptar a cualquier longitud, las melenas que se ven más beneficiadas con las capas invisibles son las más largas ya que no tienen por qué renunciar a la longitud para conseguir volumen. En los cabellos en los que más se aprecian resultados es en los finos porque la melena adquiere textura y volumen sin necesidad de que las capas sean más cortas y se encrespen.

[LEER MÁS: 5 cortes ideales para que el pelo fino parezca fuerte, grueso y con volumen]

Otro beneficio que no hay que olvidar es que, a diferencia de las capas tradicionales, no hay que encerrarse en casa hasta que el pelo vuelva a crecer, recupere su longitud y peinarse sin recurrir a un millón de horquillas sea una opción válida. Porque, sí, las horquillas están de moda, pero tantas nunca son bonitas y mucho menos cómodas.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios