Melocotón y cremoso, así es el corrector que utilizan los maquilladores de televisión
  1. Estilo
  2. Belleza
De las manchas a las ojeras

Melocotón y cremoso, así es el corrector que utilizan los maquilladores de televisión

Se adapta a cualquier tono de piel y no aporta pesadez... ¿Estamos ante el corrector definitivo?

placeholder Foto: Retoques en el maquillaje de Bella Hadid en el backstage. (Getty)
Retoques en el maquillaje de Bella Hadid en el backstage. (Getty)

¿Qué corrector utilizas? Esta pregunta es casi tan habitual como pedir consejo sobre una peluquería y la respuesta rara vez se adapta a lo que buscamos. Cada persona tiene un tipo de piel, por no hablar del tono o el tipo de ojera, así que recomendar este preciado cosmético conlleva una gran responsabilidad. Las ojeras son nuestras compañeras de viaje... Bueno, a lo mejor las tuyas no porque has nacido con esa lotería genética, pero la realidad es que si las sufres, por más horas que duermas y por más contorno de ojos que utilices, aunque puedes observar cómo se atenúan, estarán siempre contigo. Lo dice la ciencia.

Foto: Existe un momento adecuado para aplicar el corrector. (Imaxtree)

Más allá de encontrar una textura que resulte ligera o fácil de trabajar, los correctores de color son ese aliado secreto que requiere de una tabla de correspondencia cromática. Un momento, ¿el maquillaje tiene matemáticas? Más de lo que imaginas, pero sí existe un corrector comodín, capaz de adaptarse a todas las personas. Demos la bienvenida al corrector melocotón, un recurso utilizado a diario por los maquilladores profesionales.

¿Cómo puedo sobrevivir a la vida con ojeras? Amiga panda, esa pregunta nos la hemos hecho todos en algún momento. El mundo de los correctores es tan amplio como efectivo, existiendo desde todo tipo de formatos y texturas hasta colores tan inesperados como el morado, y a cada persona le van mejor unos que otros. Pero, seamos sinceras, cuando se trata de camuflar por completo esa ojera olivácea y muy marcada que te acompaña 24/7, es bastante complicado dar con una fórmula exitosa. Así vivía yo hasta que compartí neceser con una amiga…

placeholder Antiojeras del backstage. (Getty)
Antiojeras del backstage. (Getty)

“Pero ¿y ese corrector no es muy claro para tu piel?”. Detrás de un comentario tan inocente vino el descubrimiento del corrector más diminuto y mágico que haya caído en mis manos. Una amiga, maquilladora profesional, me prestaba su Supracolor de Kryolan (10,95€), un pequeño bote que ella utiliza para cubrir todo tipo de imperfecciones. Aunque está disponible en 60 colores, desde los fantasía hasta tonalidades similares a la piel, el 576 L, un tono entre nude y salmón que se parecía bastante al color carne Plastidecor por el que nos peleábamos en el colegio, es su arma secreta.

[LEER MÁS: ¿Contorno de ojos sin bolsas, ojeras y arrugas? Sí, es posible]

placeholder Supracolor de Kryolan en el color 576 L.
Supracolor de Kryolan en el color 576 L.

A pesar de que se trata de una prestigiosa marca utilizada por maquilladores profesionales, no es el típico cosmético que probamos así por casualidad, necesitamos una experta recomendación para darle una oportunidad. Pero mi sorpresa y mi gran descubrimiento no vino por descubrir un producto de Kryolan, cuya efectividad es bastante conocida, sino por el color.

“Hay algo en el color salmón que vale para todos los tipos de pieles”, me aseguró ella. Cabe mencionar que mi amiga y yo no tenemos el mismo tono de piel. Yo soy bastante más morena que ella, lo que se traduce en que encontrar un corrector que no deje mi ojera gris, amarilla o rosa es bastante complicado, de ahí mi incredulidad con el susodicho corrector.

“Aunque con las pieles oscuras los rosados suelen ser los más indicados para corregir las ojeras, el tono salmón se adapta a todos los tonos de piel y cubre perfectamente”, me explicó. Además de los correctores de color como el morado, el verde o incluso el amarillo, cada uno creado para cubrir los tonos opuestos, el salmón actúa como inesperado equilibrador cromático.

[LEER MÁS: Maquillarse solo con el corrector, así es la locura o genialidad del microconcealing]

Pero no solo el color lo convertía en el cosmético salvavidas por su fácil uso, su textura es otro de los aspectos más seductores. Es cremoso, los suficiente como para poder aplicarse con los dedos o con una esponja y trabajarlo con pequeños toquecitos, sin necesidad de mucha parafernalia, con tener un espejo a mano es suficiente. Parte del secreto de su duración es que en su fórmula hay cera y parafina, encargados de evitar la pérdida de hidratación, mejorar la cobertura y dejar una película de maquillaje más duradera.

placeholder Bella Hadid y sus ojeras bajo control en la Semana de la Moda de París. (EFE)
Bella Hadid y sus ojeras bajo control en la Semana de la Moda de París. (EFE)

Al tratarse de un cosmético especialmente elaborado para el uso de profesionales, es polifacético ya que se puede utilizar tanto como un corrector tradicional, sobre la base de maquillaje, como antes. Al tratarse de un corrector de color, se puede aplicar directamente sobre la piel desnuda, previamente hidratada, cubriendo las imperfecciones pertinentes y a continuación aplicar la base de maquillaje habitual para unificar el tono. Es importante darse el maquillaje con toques y sin arrastrar para no llevarnos el corrector.

Color, duración y multifunción, nada como un corrector profesional para cubrir todo tipo de imperfecciones y manchas de la piel.

Corrector Ojeras Maquillaje Trucos maquillaje
El redactor recomienda