The Weeknd, del peinado piña a la cirugía estética: quién es y por qué es un icono
  1. Estilo
  2. Belleza
El chico de moda

The Weeknd, del peinado piña a la cirugía estética: quién es y por qué es un icono

Todo el mundo habla ahora de The Weeknd por su actuación en la Super Bowl, sin embargo, además de cantante, es el nuevo icono de la belleza masculina, de la cirugía al cabello

placeholder Foto: The Weeknd, el hombre de moda que se ha convertido en icono de la belleza masculina. (Reuters)
The Weeknd, el hombre de moda que se ha convertido en icono de la belleza masculina. (Reuters)

Creador de una de las canciones más reproducidas de todo el 2020 y flamante estrella de la Super Bowl -aunque nadie superará la actuación de Jennifer Lopez y Shakira en 2020- , Abel Makkonen Tesfaye, o lo que es lo mismo, The Weeknd, se ha convertido en el chico de moda gracias a una estudiadísima infraestructura de marketing y un talento innato para la música. Sin embargo, cuando hace años comenzamos a oír hablar de él, su fama no se la debía a ir del brazo con Bella Hadid, sino a su innovador peinado, un enorme recogido vertical a caballo entre las rastas y un noventero hi top. Así nacía el icono The Weeknd.

placeholder The Weeknd, en un desfile de Diane von Furstenberg. (Getty)
The Weeknd, en un desfile de Diane von Furstenberg. (Getty)

El cantante, de padres etíopes pero nacido en Ontario, Canadá, siempre ha mantenido en su look el equilibrio entre sus raíces y un regustillo retro que pudiera recordar al estilo de Bruno Mars y que no ha perdido en los años que lleva en activo. Sus agudos, sus letras directas y sus melodías pegadizas le han hecho colarse en todas las listas de éxitos, logrando que la gente asocie al instante el nombre de The Weeknd con una imagen y una música.

placeholder The Weeknd, con el cabello corto. (Getty)
The Weeknd, con el cabello corto. (Getty)

Su cabello y su rostro son el hilo conductor de su carrera. Cuando comenzamos a tararear sus primeros éxitos, Abel llevaba rastas, no demasiado largas ni finas pero lo suficientemente flexibles como para mantener un peinado con dos recogidos, uno bajo a modo de coleta y el otro vertical, casi a modo de tupé o flequillo que recordaba al final de una piña. Incluso se llegó a comparar con una palmera.

Nadie antes había lucido un pelo así y verlo actuando o en alfombras rojas hizo que su popularidad se disparara. Sin embargo, The Weeknd no es hombre de un solo peinado como sí ocurre con la gran mayoría de artistas masculinos que, como mucho, apuran más el corte o se tiñen la barba de rubio platino. Los cambios de look parecían reservados a los futbolistas, hasta que llegó Abel Makkonen... ¿Quién recuerda ahora a Neymar?

Una vez adquirida la fama, el cantante comenzó a cambiar su cabello, cortando sus rastas y pasando a un pelo corto poco atrevido. Algo que coincidió más o menos con su ruptura con Bella Hadid y su breve relación con Selena Gomez. Pero este fue solo el comienzo. Primero dejó crecer su cabello afro lo suficiente como para poder recogerlo en trenzas al estilo años noventa, para después liberar el cabello y dejarlo crecer y crecer, logrando una superficie cada vez más esponjosa con la que retrasar el reloj varias décadas y aparecer reconvertido en un hombre de los 70.

¿Creías que el hecho de cambiarse el pelo con cada fase lunar era su aportación a la nueva estética masculina? Nada más lejos de la realidad. The Weeknd es quizá el único artista que ha acudido a recoger un premio con la cara cubierta por vendas y visibles hematomas, resultado de una reciente operación estética.

Una rinoplastia por los fans

Hay quien dice que su estética posoperatorio era un guiño a su ex -tras Selena volvieron a reconciliarse para volver a romper-, una evidente usuaria de la cirugía estética. Sin embargo, el cantante, ni confirma ni desmiente. El caso es que, para presentar su último disco, ‘After hours’, The Weeknd creó toda una línea argumental que repasaba desde la desfiguración del rostro hasta el abuso de la cirugía y el ya mencionado posoperatorio.

Si tenía la idea de normalizar todo el proceso que sufren los pacientes de la cirugía estética, nunca lo sabremos, pero que se trata de una oda a su relación con Bella Hadid parece más que evidente. El álbum narra la historia de alguien que sufre por amor y se lamenta por la relación perdida, sabiendo que el final no será demasiado halagüeño.

Foto: La rinoremodelación ha amplicao terreno convirtiéndose en una sólida alternativa a la rinoplastia. (Imaxtree)

Además de en el videoclip, The Weeknd posó con la 'nariz rota' en alfombras rojas o incluso para anunciar su actuación en la Super Bowl, e hizo saltar las alarmas cuando recogió su premio en los American Music Awards. ¿Qué se habría hecho? ¿Habría un radical cambio de look?

Convertido en la Madonna o la Lady Gaga de esta década, Abel reapareció con un nuevo rostro, uno anguloso y con marcadas protuberancias a modo de pómulos o inmensos labios. Por supuesto, todo era fake (falso), pero continuaba con su línea argumental y tenía su consiguiente explicación en su siguiente videoclip. El cantante se convertía en el primer icono masculino, aparte de David Bowie, en prestar tanta atención a su estética. Pero su exploración en el terreno de la belleza también ha hecho que el maquillaje o las máscaras entran dentro de su repertorio beauty, no solo con prótesis y peinados dignos de 'Los Bridgerton'.

El chico del momento lo tiene claro: si Taylor Swift o Ariana Grande lo hacen, ¿por qué no puede cambiar un hombre de look o someterse a cirugía estética, aunque sea de metirijilla? El resultado puede ser cimentar una carrera de oro y un asiento en la Super Bowl.

The Weeknd Bella Hadid Cabello Peinado
El redactor recomienda