Lo que piensan los expertos del aceite de coco y oliva en la piel
  1. Estilo
  2. Belleza
¿BENEFICIOS O MITOS?

Lo que piensan los expertos del aceite de coco y oliva en la piel

Bien aplicados hidratan y tienen propiedades antioxidantes, pero olvídate de panaceas: no sirven para todas las pieles ni son la panacea a todos los problemas cutáneos

Foto: Aceite. (UnSplash)
Aceite. (UnSplash)

Influencers, famosas y modelos se muestran entusiastas ante las supuestas propiedades del aceite de coco y de oliva para cuidar la piel. Le atribuyen la responsabilidad de una apariencia glowy y saludable.

Miranda Kerr, las hermanas Kardashian o Gwyneth Paltrow juran usar el aceite de coco diariamente en sus rutinas cosméticas, mientras Jennifer Lopez proclama a los cuatro vientos que es el de oliva (y no el bótox, dice) aplicado directamente en la piel y el cabello lo que le hace parecer cada día más joven.

placeholder Jennifer Lopez, en su última aparición en NUeva York. (Reuters)
Jennifer Lopez, en su última aparición en NUeva York. (Reuters)

También la corriente green beauty anima al uso de productos cosméticos con un elevado porcentaje de ingredientes naturales, y lo mismo ocurre con la tendencia skin minimalism, que propone utilizar un número mínimo de productos cosméticos (en contraposición a la coreana, que apuesta por el exceso) y aplaude las bondades de estos aceites como elixires para todo. ¿Qué hay de verdad? Preguntamos a varios expertos, que sí observan propiedades, pero con la indicación oportuna.

El tipo de piel tiene la última palabra

Eduardo Senante es farmacéutico en Farmacia Senante y nos explica que “entre los beneficios del aceite de coco a nivel cutáneo destaco las propiedades antibacterianas, antiinflamatorias, suavizantes, de retención de la hidratación, además de sus usos reconocidos como desmaquillante, ya que emulsiona bien, tiene capacidad detergente a la vez que hidrata y es antibacteriano y antifúngico”. Si hablamos del de oliva, el experto resalta su elevada potencia antioxidante que permite luchar contra los radicales libres, los principales causantes del envejecimiento cutáneo, y como explica, igualmente tiene virtudes antiinflamatorias (nos ayuda a la cicatrización de heridas), mantiene la hidratación para evitar la pérdida de agua transepidérmica y puede ser usado también como limpiador facial. “Además es muy rico en vitaminas A, D, K y E, así como en escualeno, todos ellos activos que ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro”.

La doctora Mar Mira, experta en medicina estética de la clínica Mira+Cueto, apunta a que varios estudios han demostrado la eficacia del aceite de coco para el tratamiento de xerosis o sequedad extrema y de la dermatitis de contacto, reponiendo la barrera natural de protección cutánea. “Con respecto al cabello es un gran aliado para su reestructuración, lo protege de la pérdida de queratina. El de oliva es un buen protector de membranas celulares y un reparador natural que igualmente contribuye a cicatrizar heridas o como mascarilla para cabellos rizados o muy secos”. Pero no todo son bondades, porque ambos, como aceites que son, resultan oclusivos, y eso puede tener sus desventajas en las pieles grasas.

Foto: Para el cuerpo, para el rostro, para tu melena... Sirven para todo. (Imagen: Hans Vivek)

Según explica Eduardo Senante, ambos son potencialmente comedogénicos, es decir, que pueden producir granitos. A un ingrediente cosmético se le asigna un índice de comedogenicidad que va de 0 a 5. El de oliva es de 2 y el de coco de 4, y “aunque hay pieles grasas o acneicas que utilizan estos aceites y no han manifestado la aparición de granitos, yo prefiero otros aceites vegetales menos pesados, que no obstruyen el poro, como el de jojoba, neem, cáñamo o tamanu”. En cambio en pieles muy secas de poros más cerrados, comparte la doctora Mira, el de oliva podría ser una buena opción, siempre de manera esporádica, para proteger la barrera cutánea; en ese caso se aplica humedeciendo previamente la piel, y haríamos lo mismo en el cuerpo. Pero, salvo estos casos, no recomienda aplicarlo directamente en la cara. “Sería más conveniente en zonas corporales como codos, rodillas y talones con sequedad severa”. Del de coco, desde Farmacia Senante nos aconsejan, en caso de ausencia de piel grasa y espinillas, extenderlo como último paso de la rutina cosmética, antes del protector solar y a modo oclusivo para retener la humedad y lucir una piel luminosa, o bien mezclarlo con la crema hidratante diaria, algo que también podemos hacer en el cuerpo.

Mejor formulado que puro

Y es que el aceite en su versión pura no deja de ser oclusivo, ya que suele ser pesado en el rostro, por eso es preferible la formulación de cosméticos específicos que cubran cada necesidad. “Por ejemplo en nuestro adorado aceite de oliva comestible suelen estar presentes varias impurezas que son las que le dan su rico aroma y sabor, pero no se adapta cosméticamente a la piel y a menudo deja una sensación pegajosa. En algunos cutis estas impurezas pueden irritar y causar erupciones o incluso eczemas. Además, algunos aceites vegetales no tratados se oxidan fácilmente y eso dar lugar a un olor o textura diferente”, añade Senante, que está a favor de estos aceites si están indicados en el tipo de piel y debidamente filtrados. Y otro punto importante: no son elixires mágicos, así que en el intento de ponerle freno al envejecimiento, convendría añadir vitamina C, que ha demostrado mayor eficacia a este efecto y retinoides de noche, añade el farmacéutico.

Bálsamo labial de Olimed (4,90€ en Amazon). A base de aceite de oliva, es 100% natural, libre de parabenos y derivados del petróleo. Nutre en profundidad los labios.

placeholder Olimed.
Olimed.

Hoy en Amazon

Acondicionador de leche de coco de Herbal Essences (3,99 euros en Druni). Tiene un 90% de ingredientes de origen natural y ayuda a domar e hidratar el cabello rizado o muy seco.

placeholder Herbal Essences.
Herbal Essences.

Hoy en Druni

Jabón natural a base de aceite de coco y oliva de Boí Thermal (6,50 euros). Antiinflamatorio, antibacteriano, rico en antioxidantes y aceites reparadores, limpia e hidrata al mismo tiempo.

placeholder Boí Natural.
Boí Natural.

Bruma de coco y aceite de argán de Body Natur (3,99 euros). Tiene una tecnología bifásica de agua y aceite que refresca además de hidratar sin dejar residuo graso. Es perfecto para la piel y el pelo.

placeholder Body Natur.
Body Natur.

Jennifer López
El redactor recomienda