Logo El Confidencial
fashionistas

Las gemelas Olsen conquistan el mundo… y, ahora, también las perfumerías

De niñas mimadas de la tele a niñas mimadas de la moda, Mary Kate y Ashley Olsen se preparan para lanzar dos fragancias y abrir una tienda.

Foto: Fotos: I.C.
Fotos: I.C.

De niñas mimadas de la tele a niñas mimadas de la moda, Mary Kate y Ashley Olsen se preparan para lanzar dos esperadas fragancias y abrir una impresionante tienda en Los Ángeles.

Con tan solo seis años se convirtieron en las reinas de la televisión interpretando a Michelle Tanner en la serie Padres Forzosos, y fue entonces cuando la chispa fashionista se desató en ellas. “Teníamos sesiones de fitting de seis horas tres veces por semana, porque teníamos que llevar doce looks diferentes. Empezamos a diseñar ropa para nosotras cuando éramos muy pequeñas, y ahí nació nuestro amor por la moda y por el patronaje. Nuestra obsesión terminó por convertirse en nuestra profesión”, aclara Mary-Kate Olsen. Las gemelas señalan que gran parte del armario de su personaje consistía en prendas de Chanel y Marc Jacobs, que adaptaban a sus tallas.

Con seis años ya eran dueñas de Dualstar Entertainment Group, una empresa de la que nacieron productos de belleza, vídeos, muñecas y que hoy engloba The Row, Stylemint, Elizabeth & Jame y Olsenboy. Las gemelas se lanzan ahora a la aventura del mundo de las fragancias con Nirvana White y Nirvana Black, que saldrán a la venta en enero en las tiendas de Sephora. Pero, ¿por qué crear dos fragancias? La idea responde a la dualidad de la firma Elizabeth and James, que juega con la dicotomía femenino/masculino. “Siempre hemos querido una fragancia de Elizabeth and James, porque es una firma muy lifestyle. Sentimos que podíamos llegar directamente al consumidor gracias a Sephora”, señala Ashley.

Para dar con la esencia final de Nirvana Black, el producto pasó por 50 olores diferentes. El resultado final tiene esencia de madera, vainilla y violetas. Con tres tamaños diferentes, la nueva aventura de las Olsen promete ser un éxito.

Su otra firma, The Row, no se queda atrás en proyectos prometedores en 2014. Junto a tiendas como Isabel Marant o Equipment, las Olsen abrirán la próxima primavera una enorme boutique en pleno Melrose Place. Las gemelas se han hecho con el antiguo local de John Frieda, que incluye una piscina interior y ventanales inmensos tras los que clientas como Kate Moss y Gwyneth Paltrow han contado con los cuidados de belleza del peluquero.

El nuevo año promete ser el año de las Olsen, un claro ejemplo de cómo dos iconos de estilo y creadoras del homeless chic han logrado llegar a lo más alto en la moda y, muy pronto, de la belleza. 

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios