Logo El Confidencial
la guía definitiva

Atrévete con el tartán: trucos para lidiar con la invasión del cuadro escocés este otoño

De las propuestas 'college' de Versace a las reminiscencias 'punk' de Simone Rocha, los cuadros tartán reinarán en la calle en los próximos meses

Foto: (Imaxtree)
(Imaxtree)

Cuando creíamos que el animal print lo inundaría todo este otoño, una luz en los escaparates se ha abierto para mostrarnos a su gran rival (o quién sabe si aliado) esta temporada: el cuadro tartán.

Y es que, tal y como nos adelantaron las pasarelas de Burberry (el más mítico de todos), Zimmerman, Michael Kors y Balenciaga, este estampado se eleva este año al nivel de básico imponiéndose en prendas que llevarás absolutamente con todo. De las míticas bufandas de Hermès a los mules de tacón de Blahnik… Toma buena nota. Así lo llevarás (otra vez) desde ya.

Y es que larga y prolífica es la trayectoria de este cuadro. Pocos saben que Austria fue la precursora de este estampado históricamente ligado a Escocia. El cuadro tartán forma parte del imaginario del país del whisky y el lago Ness: irremplazable del kilt (la falda del traje regional), sus colores varían en función del clan al que pertenezca el que lo porte.

Con el paso del tiempo se convirtió en uno de los prints estelares del punk de los 70 y el grunge de los 90, y luego se ha rescatado en mil y un ocasiones. ¿Quién no recuerda el look firmado por Alexander McQueen que eligió Sarah Jessica Parker para asistir a la gala del MET en 2006? Ahora el tartán vuelve con muchísima fuerza, convertido en una de las aristas de los conjuntos más prometedores del street style. Y no, el teñido de rojo (quizá la versión más popular) ya no es la única opción válida.

De izquierda a derecha, Courtney Trop con traje de cuadros de Tibi y Maren Schia y Charlotte Caroline con sendos looks con el tartán como protagonista. (@alwaysjudging y @marenschia)
De izquierda a derecha, Courtney Trop con traje de cuadros de Tibi y Maren Schia y Charlotte Caroline con sendos looks con el tartán como protagonista. (@alwaysjudging y @marenschia)

Apuesta unánime de las marcas

Son tantas las marcas que apuestan por su vuelta que hay propuestas para todos los gustos. Versace, por ejemplo, lo usa para articular conjuntos de aire colegial (con la falda de tablas como protagonista y la larga americana como secundaria); Balenciaga lo apuesta todo al blanco y negro; Trussardi confecciona monos con este motivo, mientras que Simone Rocha y House of Holland lo usan para crear total looks, jugando con complementos poco discordantes.

Y en la era del mix and match, el tartán se combina con prácticamente todo: animal print, flores, paisley..., aunque junto al de pata de gallo y el Príncipe de Gales forman una de las tríadas más exitosas entre las fashion insiders.

Street style de la NYFW. (Imaxtree)
Street style de la NYFW. (Imaxtree)

Inspiración street style

En la calle ya son muchas las que han apostado por este estampado convertido ya en un imprescindible. Una de ellas ha sido la influencer alemana Caroline Daur. Amante de los looks de inspiración masculina, combinó un pantalón negro de cintura alta con un abrigo sastre y un jersey a cuadros amarillos a juego con la boina.

Abrigos y trenchs son una buena forma de empezar a llevar el tartán ya (como hace la estilista Jeanette Madsen Friis), pero también lo es jugar al contraste y a la inversa: con un total look o un mono de cuadros debajo y un abrigo liso encima. ¿La prueba? El conjunto elegido por la editora de moda Emilia de Poret. Un acierto de pleno que podrá servirte de inspiración a la hora de vestirte para el día a día.

Ver esta publicación en Instagram

A new story is up on #Mypeeptoes.com 💫

Una publicación compartida de Paula Ordovás (@mypeeptoes) el

Y aunque el pantalón (por ese toque tan grunge y noventero que confiere este motivo a cualquier conjunto) es una excelente opción, si hay una pieza que gana adeptos es la falda. Lo hace en todas sus vertientes: desde las más mini (y un poco colegiales) a las midi. ¿La que tiene más probabilidades de éxito? Esta última, por su capacidad de dar un punto lady muy interesante. La mejor forma de llevarla pasa por combinarla con la eterna camisa blanca (siempre, claro, con un elemento diferenciador), como hace la española Paula Ordovás.

Ver esta publicación en Instagram

I got news for you 🗞 Photo by @thestylestalkercom

Una publicación compartida de EMILI SINDLEV (@emilisindlev) el

El guiño fashion de la temporada llega de la mano de la camisa. Sí, esa prenda tan versátil como elegante. Elegir una en su vertiente más oversize y convertirla en un minivestido es algo por lo que se ha decantado Emili Sindlev. Con un cinturón joya para ceñir al cuerpo y unas mallas de ciclista debajo (esa tendencia que, a regañadientes de muchas, seguirá imperando en los próximos meses), la estilista noruega se hace con un estilismo de medalla de oro.

Cuerpo con cuello a la caja y manga al codo con volumen de Zara (25,95 €). Vestido corto de manga larga con detalle de volantes en la falda de Kling (40 €). Botines de tipo calcetín forrados de lana de Balenciaga (1.190 €). Leggings de algodón multicolor de T by Alexander Wang (390 €). Minibolso con detalle de hebilla y abalorios brillantes bordados de Liu Jo (170 €). Abrigo cruzado con doble botonadura en dorado de Georges Rech (c.p.v.).

Y no, no hay prenda que se escape a esta fiebre por el tartán. Y aunque monos, abrigos y vestidos son las opciones más populares, añadirlo en pequeños toques a través de los complementos es la alternativa perfecta para las más tímidas. Los bolsos, las boinas o los zapatos son los más fáciles de llevar.

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios