Logo El Confidencial
tendencias micro

¿A qué se debe el amor por los bolsos (ridículamente) minúsculos?

Analizamos las razones por las que las celebrities apuestan cada vez más por bolsos de dimensiones -casi- microscópicas

Foto: La esencia también se vende en bolso pequeño. (Cortesía)
La esencia también se vende en bolso pequeño. (Cortesía)

El boom por los bolsos mini no es algo nuevo, lo sabemos, pero mientras que antaño nos sentíamos agobiados por el... '¿y dónde meto mi monedero en un bolso tan pequeño?', el que nos hayamos convertido en una sociedad que se mueve a base de tarjetas de crédito o que recurre al pago mediante el teléfono móvil o a través del smartwatch ha hecho que la preocupación de dónde guardar el monedero haya quedado relegada a un segundo plano.

El furor por el minúsculo bolso de Jacquemus Le Sac Chiquito hizo que celebrities como Kim Kardashian, Selena Gomez y Emily Ratajkowski se hicieran con este bolso de reducido tamaño disponible en diferentes colores y materiales. El diseño forma parte de la colección primavera-verano 2018 de Jacquemus y cuesta más de 400 €.

¿Cabe, al menos, nuestro smartphone en él? No lo creemos, sinceramente, a no ser que tengas un móvil MUY pequeño. Si tienes el XS Max de Iphone, olvídate de poder meterlo en este bolsito, aunque no olvidemos que al igual que las famosas pueden llevar maxiabrigos sin preocuparse de mancharlos por la calle y pueden aguantar con tacones vertiginosos toda la noche -bondades de moverse entre limusinas y mesas reservadas-, tienen asistentes que les llevan las cosas, por lo que sus bolsos son, más que para el resto, un mero accesorio cuya funcionalidad no es necesaria.

Fendi.
Fendi.

Si hace tres años el modelo Micro Peekaboo de Fendi era minúsculo a la par que carísimo, pero perfecto para ser lucido por las influencers a las afueras de los desfiles durante las semanas de la moda -si eres periodista y planeas meter en él tu libreta, olvídate de este modelo, aunque es más que posible que tu sueldo haya hecho que ni siquiera hayas contemplado la posibilidad de tenerlo-, hoy marcas como Dolce & Gabbana, Christian Dior y Hermès devuelven a la actualidad el amor por los bolsos XS. El Promenade de Prada, que celebrities como Gigi Hadid lucen con orgullo, cuesta 1.500 € y tampoco permite llevar gran cantidad de cosas en su interior, un nuevo signo de que las fashionistas únicamente necesitan bolsos de marca para lucir en las imágenes tomadas por los paparazzi, que terminan siendo la nueva publicidad andante de las firmas de lujo. Con enviar un bolso a una celeb, en el momento en el que esta lo luzca en sus redes o en la calle, el dinero invertido habrá salido rentable.

Penélope Cruz. (Cordon Press)
Penélope Cruz. (Cordon Press)

El que vivamos en un mundo en el que el pago en efectivo es cada vez menos común es también el responsable de que cada vez sea más habitual que los diseños de moda tengan funcionales bolsillos que antaño estaban relegados al vestuario masculino, pues para los hombres los bolsillos eran lo más cercano a un bolso. Ahora que los manbags son cada vez más habituales, las mujeres disfrutamos de bolsillos en diseños tan insospechados como en vestidos de lujo, como demostró Penélope Cruz con su Chanel en los British Fashion Awards y Alejandra de Rojas con su vestido de novia de The 2nd Skin Co.

Prada.
Prada.

A su vez, los tarjeteros de lujo son muy perseguidos por las amantes de la moda, que encuentran en la compra de tarjeteros de grandes marcas una opción perfecta para lucir con orgullo un diseño de firma sin tener que haber desembolsado para ello una cantidad de dinero tan elevada como la que habría sido invertida para comprar un bolso. Porque para vivir en una sociedad sin efectivo, en realidad se necesita tener mucho más dinero del que parece.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios