Tras el lujo callado llega el streetwear silencioso
  1. Estilo
  2. Moda
LA NUEVA ERA

Tras el lujo callado llega el streetwear silencioso

Conoce cuáles son las nuevas claves del streetwear, que se despide de los logos para seguir las máximas del lujo que no grita sus credenciales

Foto: Jared Leto para 'Fear of God'.
Jared Leto para 'Fear of God'.

Cuando Virgil Abloh aseguró que el streetwear estaba muerto, la moda se echó las manos a la cabeza. ¿Realmente había terminado el reinado del estilo que colmaba revistas de moda y triunfaba en las fashion weeks de todo el mundo? Nunca sabremos si la afirmación era cierta o no, porque entonces llegó el coronavirus para transformar el mundo y con él, cómo no, también la moda.

El streetwear no se va a ninguna parte, pero comienza a adoptar el comportamiento del lujo silencioso al apostar ahora por diseños más minimalistas y por accesorios tradicionalmente asociados al street wear que, sin embargo, siguen las máximas sostenibles que hoy triunfan, razón por la cual se recuperan esas deportivas que teníamos escondidas en el fondo del armario. No nos engañemos: la moda funciona a base de compras, por lo que no todo consiste en dar una nueva vida a prendas y accesorios relegados a un segundo plano en nuestro vestidor, sino en comprar nuevos modelos de New Balance y Vans que recuerdan a las antiguas. Viene a ser el clásico abrazo a lo retro que en el fondo encierra un abrazo a la novedad velada por un filtro de apariencia vintage, en resumidas cuentas. Sí: eso mismo es lo que hizo Penélope Cruz con su vestido de Chanel en los Oscar, que ni era vintage, ni había pasado por la pasarela.

El mensaje del nuevo streetwear no quiere dejar ver que las compras siguen siendo su eje, aunque por supuesto lo son. Si hasta hace poco el último lanzamiento de Supreme era su mejor arma, ahora es mejor apostar por la discreción. La logomanía está desapareciendo del mismo modo que ocurre con el lujo silencioso, que aboga por seguir apostando por las mejores marcas pero sin recurrir a detalles extremadamente reconocibles. El chándal logo maniaco de Gucci ya no será el más deseado, por lo que firmas como Yeezy serán las reinas del nuevo panorama.

Sin embargo, en un horizonte en el que las marcas tienen menos iconos reconocibles, ¿cómo elegirán sus fans por cuál decantarse? La transparencia y la narrativa serán esenciales y se convertirán en las causas por las que los compradores no solo apostarán por una firma, sino que se sentirán parte de su tribu. Mientras que antes era el logo el cartel de neón que indicaba que ahí se encontraba el nuevo refugio de una comunidad, ahora lo es el mensaje, su legado cultural y su filosofía. Tras la cuarentena, querremos que nuestra moda nos defina, por lo que las volátiles tendencias dejarán de ser tan importantes y buscaremos prendas de mayor calidad con las que ser nosotros mismos, no un peón de las marcas.

Coronavirus Lujo francés
El redactor recomienda