El estilo de Jill Biden, aspirante a primera dama de los Estados Unidos
  1. Estilo
  2. Moda
EN SU ARMARIO

El estilo de Jill Biden, aspirante a primera dama de los Estados Unidos

Analizamos el armario de esta profesora que podría ser la nueva (y muy diferente) Melania

Foto: El estilo de Jill Biden, aspirante a primera dama de los Estados Unidos
El estilo de Jill Biden, aspirante a primera dama de los Estados Unidos

Jill Biden (69), nacida en New Jersey, podría ser la primera dama de los Estados Unidos, la nueva FLOTUS (el acrónimo al que aspira), un papel que además conlleva una inmensa responsabilidad y que Melania Trump ya conoce a la perfección.

Sin embargo, algo nos dice que la profesora apostará por looks menos polémicos que los de Melania, que ha lucido sin sonrojarse chaquetas con proclamas ofensivas, mientras que cuando hemos visto a Jill con prendas con mensaje, estos eran consignas feministas. Michelle Obama ya aclaró en su documental de Netflix que, al ser consciente de que su armario sería analizado de forma meticulosa, pronto aprendió a apostar por looks capaces de enviar mensajes al mundo. Por su parte, Jill Biden también parece ser consciente de la importancia que la moda tiene a la hora de cambiar el discurso.

“No usará la moda como una armadura contra el mundo. No se bañará en glamour ni se revestirá de firmas europeas. Definitivamente, ella no es un trofeo en la vitrina”, ha escrito sobre Jill Biden la crítica de moda de 'The Times' Vanessa Friedman. Michelle Obama se encargó de apoyar firmas emergentes y de demostrarle al mundo que no hacía falta tener la silueta de Bella Hadid para enfundarse en un diseño de Versace. Melania Trump, por su parte, no ha dudado en subirse a unos tacones vertiginosos para plantar un árbol o para visitar a los afectados por el huracán Harvey, y ha revolucionado las redes sociales con su capacidad de emplear su Birkin como excusa para no darle la mano a su marido.

Jill Biden, en cambio, se viste con neutralidad y sus looks quieren reforzar el mensaje de cercanía de su marido. Para apoyar a Joe Biden en la Convención Nacional Demócrata, apostó por un vestido violeta de Christian Siriano, la misma firma por la que se decantó Michelle Obama cuatro años antes en la misma convención. “Ella es fiel a sí misma y no se deja influenciar por los diseñadores, sino por cada momento y por lo que necesita en cada uno de ellos. Es muy consciente de su propio estilo. Siempre apuesta por looks apropiados", explica su amiga y dueña de la tienda Peter Kate, Sissy Dent Aerenson, a ‘WWD’, que asegura que Jill mira siempre el precio de los accesorios y prendas que elige. ¿Miraría la etiqueta de su chaqueta floral de más de 50.000 euros Melania antes de comprarla?

Jill Biden envió desde el Instituto Brandywine, en el que daba clase en Wilmington, un poderoso mensaje en el que hizo alusión a la crisis que acechaba a los colegios estadounidenses ante su reapertura en plena pandemia, y para hacerlo eligió un vestido verde de Brandon Maxwell, una firma que ha vestido en diversas ocasiones a Lady Gaga y que nunca ha dudado en mostrar su postura política y su alma luchadora.

En su armario hemos visto vestidos de Ralph Lauren, blusas de Vince, Zadig & Voltaire y L’Agence y chaquetas de Veronica Beard, y no duda en aparecer ante los medios enfundada en sus zapatillas de correr combinadas con vestidos florales. Como buena runner, Jill sabe cuándo el calzado cómodo prima ante el estilo.

¿Será Jill Biden la nueva primera dama? ¿Enamorará, de lograrlo, su estilo relajado a los americanos, o echarán de menos la extravagancias estilísticas de Melania? ¿Cambiará Jill sus looks sosegados por otros más poderosos para mandar así mensajes, como hizo Michelle, o apostará siempre por un armario low profile? Pronto lo sabremos.

Michelle Obama Melania Trump Bella Hadid Lady Gaga
El redactor recomienda