Jill Biden y Melania Trump, antónimas en moda: el debate de los contrastes
  1. Estilo
  2. Moda
ELECCIONES NORTEAMERICANAS

Jill Biden y Melania Trump, antónimas en moda: el debate de los contrastes

Las dos damas de la política norteamericana nos han regalado una noche en la que la moda ha cobrado su protagonismo

Foto:  Jill Biden y Melania Trump, antónimas en moda: el debate de los contrastes
Jill Biden y Melania Trump, antónimas en moda: el debate de los contrastes

Nashville, Tennesee, los dos candidatos a las elecciones norteamericanas, Joe Biden, demócrata, y Donald Trump, por el lado republicano, enfrentan sus ideas en el debate final antes de las que serán seguro unas de las elecciones más sufridas de uno de los países más poderosos del mundo. El debate, según los expertos, fue el más limpio de los habidos hasta ahora y no hubo un claro ganador. Así que nos vamos a centrar en lo que nos gusta a nosotras: lo que había detrás de las cámaras, sus esposas: Melania Trump (50) y Jill Biden (69), dos mujeres, dos estilos, dos papeles.

Las dos parejas presidenciales. (Getty)
Las dos parejas presidenciales. (Getty)

Era la primera aparición de la primera dama después de recuperarse del covid-19, y como en una muestra de respeto, luto y para no hacerle sombra a su carismático marido, vistió de negro. Aunque nosotras creemos que la sombra de monsieur Christian Dior es alargada, y por mucho que pretendiera que el color la situara en un segundo plano, el diseño impecable del vestido se lo impidió. Un vestido de corte chaleco minimal y midi, una de las últimas tendencias de esta temporada, que combinó con un cinturón negro delgado que le ceñía la cintura. Mostraba una silueta elegante que remató con unos stilettos de tacón negro, mascarilla negra y unas gafas de sol negras de gran tamaño (su mejor herramienta para esconder su expresión). Hasta su marido parecía aplaudir la elección.

El presidente Trump y Melania. (Getty)
El presidente Trump y Melania. (Getty)

Melania Trump, acostumbrada a la polémica, ha elegido looks sobrios en todos los debates, no ha dejado que una mala elección fashionista diera ningún titular ni a la prensa ni a sus detractores. Y parece que Europa se lleva el protagonismo de su armario: además de la maison francesa, en la anterior ocasión fueron los Dolce &Gabbana los elegidos para vestirla. ¿Les está declarando la guerra a los diseñadores patrios?

En el otro lado (y no hablamos de símiles, es un hecho), se encontraba la aspirante al cargo, Jill Biden, que al contrario que Melania quiso brillar para la ocasión y eligió un vestido de flores estampadas con el que no pasar desapercibida de Dolce & Gabbana. Aportando alegría, luz y un mensaje completamente opuesto al de la Sra. Trump. La firma era la misma que había elegido en anteriores ocasiones Melania. ¿Coincidencia? ¿Intención?

Joe y Jill Biden. (Getty)
Joe y Jill Biden. (Getty)

El vestido con manga al codo, que le llegaba justo por encima de la rodilla, se ha ganado muchos puntos en las redes sociales. Jill complementó su vestido con una mascarilla floral con el mismo estampado, dotando a esta prenda de la importancia que a lo largo de la campaña le están restando los Trump, que acudieron con quirúrgicas respetando la normativa del debate.

El vestido de la polémica. (Dolce & Gabbana)
El vestido de la polémica. (Dolce & Gabbana)

Jill lucía su reloj en su mano izquierda y varios brazaletes en la derecha. Remató el look con un par de salones de color nude. Un estilo completamente diferente al que llevó en el primer debate, un vestido de seda verde con flecos que ya había lucido en octubre de 2017 en un evento benéfico al que asistió junto a su marido. Lo combinó con tacones de tachuelas de Valentino.

Melania Trump Tendencias Polémica
El redactor recomienda