Melania Trump y Jill Biden, ostentación vs. sobriedad durante la jornada electoral
  1. Estilo
  2. Moda
ELECCIONES ESTADOS UNIDOS

Melania Trump y Jill Biden, ostentación vs. sobriedad durante la jornada electoral

Melania y Jill lo han dado todo esta mañana para captar todos los votos posibles en Florida, uno de los estados cruciales en las elecciones presidenciales

Foto: Melania Trump y Jill Biden. (Agencias)
Melania Trump y Jill Biden. (Agencias)

Jill Biden y Melania Trump han sido dos de las grandes protagonistas de la recta final de la campaña electoral que enfrenta a sus maridos en su carrera a la Casa Blanca. Una carrera que los equipos electorales de ambos partidos han apurado al máximo. Nadie las votará hoy, pero las dos mujeres de los candidatos han jugado un papel importante durante las últimas semanas y sus apariciones en esta última jornada han sido más cuidadas que nunca.

Ambas en el mismo escenario, Florida (estado decisivo en las urnas), han apoyado las campañas de Donald Trump y Joe Biden cada una a su manera (y su estilo). Mientras Melania acudía a votar a un centro electoral con un look formado por algunas de las marcas de lujo que abundan en su armario, su homóloga volvía a confiar en su referente como primera dama, Brigitte Macron, para atender por última vez a los medios en este día tan crucial.

Foto: El debate final. (Getty)

Dos mujeres unidas por un mismo destino pero separadas a más no poder en clave de looks.

Melania Trump, una Jackie Kennedy sin mascarilla

Melania Trump era la primera de las dos en aparecer. A mediodía, la actual primera dama votaba en solitario y sin mascarilla en una sede electoral de Palm Beach, Florida, el condado al que los Trump trasladaron su residencia particular en 2019.

Una jornada en la que su presencia se esperaba como agua de mayo y en la que Melania cumplía con las expectativas con un look al más puro estilo Jackie Kennedy de varios miles de dólares. Faltaría más.

placeholder Melania Trump. (Reuters)
Melania Trump. (Reuters)

Con su silueta imponente y su impresionante seguridad en sí misma, posaba ante las cámaras (en silencio, sin declaraciones ni discursos) con un vestido estampado con estribos color marfil que no dejaba lugar a dudas: era un vestido de Gucci.

Un diseño sin mangas confeccionado en Italia en seda plisada refleja, en palabras de la firma, "la ilustre herencia de Gucci con un estampado horsebit inspirado en los fulares y los icónicos mocasines de la casa". Su cuello redondo, su cintura ajustada y la falda acampanada con un forro de organza tonal lo convierten en una de las elecciones más elegantes de Melania en un acto de día hasta la fecha. El vestido, valorado en 3.257 euros, está completamente agotado.

placeholder Vestido de Melania. (Gucci)
Vestido de Melania. (Gucci)

Complementos muy Jackie

Aunque el vestido fue el protagonista (reñido con la ausencia de mascarilla), los complementos y el look beauty elegidos no quedaron atrás. Para la ocasión, fue a lo seguro escogiendo de su nutrido y exclusivo vestidor un Kelly de Hermès que combinaba el color marfil con el camel a juego con los zapatos, unos salones nude de tacón infinito de Louboutin (575 euros), su firma favorita.

placeholder Salones de Melania. (Getty)
Salones de Melania. (Getty)

En cuanto al look beauty, recogió su casi siempre suelta melena en un moño bajo de lo más sofisticado que le sentaba a las mil maravillas. Un look para lucirse que podría ser el último como primera dama.

placeholder Recogido de Melania. (Getty)
Recogido de Melania. (Getty)

Jill Biden, declaraciones y estilo francés

Tal y como estaba previsto, apenas media hora después posaba ante la prensa sonriente y predispuesta su oponente a primera dama, Jill Biden. La esposa del candidato demócrata participó en un evento en la zona de Tampa (costa oeste de Florida), donde, al contrario que Melania, atendió a los medios, se acercó a los votantes y llevó mascarilla.

Con un estilo como siempre muy similar al de Brigitte Macron, se decantó para la ocasión por un conjunto de vestido por encima de la rodilla y americana a juego en azul azafata de lo más apropiado para un evento de mañana tan crucial.

placeholder Jill Biden. (Reuters)
Jill Biden. (Reuters)

De su look llamó la atención la cesta llena de cosas que llevaba a modo de bolso. Un capazo de yute grande del que sobresalían paquetes envueltos en plástico, similar a una cesta de pícnic que destacaba en comparación con el bolso de Hermès de Melania.

placeholder Cesta de Jill Biden. (Reuters)
Cesta de Jill Biden. (Reuters)

Perlas, su toque distintivo

Aunque en esta ocasión dejó en casa sus botas que animaban al voto y sus complementos de marca, como los Rockstud de Valentino que lució en uno de los debates electorales, Jill Biden no perdió su esencia en el que podría ser su último look como americana de a pie.

Foto: Jill Biden, la candidata a ser primera dama de los Estados Unidos y su inspiración beauty. (Getty)

Tal y como se observa en las imágenes, aderezó su look de profesora (su profesión) con un conjunto de pendientes y broche de lo más discreto de perlas, que confería al look un punto clásico y sofisticado al más puro estilo de sus antecesoras Nancy Reagan o Barbara Bush.

placeholder Jill, con las perlas. (Reuters)
Jill, con las perlas. (Reuters)

Dos looks antagónicos en una jornada en la que sus destinos estarán más unidos que nunca.

Melania Trump Louboutin Jackie Kennedy