El estilo de Maya Wiley, la que podría ser la primera alcaldesa negra de Nueva York
  1. Estilo
  2. Moda
MODA Y POLÍTICA

El estilo de Maya Wiley, la que podría ser la primera alcaldesa negra de Nueva York

Maya Wiley podría ser la primera alcaldesa negra de Nueva York y ha hecho de la moda su arma para mandar mensajes

Foto: Maya Wiley. (Reuters)
Maya Wiley. (Reuters)

Maya Wiley fue, sin lugar a dudas, la sorprendente revelación de las elecciones primarias de Estados Unidos. El apoyo de figuras como Alexandria Ocasio Cortez ha sido indudablemente clave a la hora de situar el nombre de Maya en todo lo alto. En América, que un político sea conocido por su pasado televisivo no es noticia: al fin y al cabo, Donald Trump es un nombre fruto de la telerrealidad, por lo que el hecho de que Maya sea conocida como analista televisiva no tendría que sorprendernos.

placeholder Maya Wiley. (EFE)
Maya Wiley. (EFE)

Tampoco el que su rostro ya cuente con sus propias camisetas, pues hemos hablado en diversas ocasiones acerca de cómo las figuras políticas son una herramienta de marketing perfecta nacida del boom de la cultura pop en clave política. Maya Wiley ha hecho del uso del color su carta diferencial, por lo que es una de las figuras que mejor sabe que la moda es una herramienta de marketing y de política que no ha de ser banalizada, sino explotada.

Mientras que Raymond J. McGuire ha sabido emplear el patronaje perfecto de sus trajes como un recordatorio de su pasado como ejecutivo de Wall Street; Dianne Morales y sus jerséis de cuello vuelto negros han querido seguir el legado de la uniformidad estilística de Steve Jobs. Por su parte, Andrew Yang apuesta por la ausencia de corbatas, que ha cambiado por pajaritas estampadas y por pins que, lejos de portar la bandera americana, muestran con orgullo la palabra 'matemáticas' con el fin de enfatizar sus conocimientos tecnológicos.

placeholder Andrew Yang. (Reuters)
Andrew Yang. (Reuters)

Por su parte, Maya Wiley ha hecho del morado su color característico, y lo ha utilizado de una forma tan significativa que cuando denunció una caricatura racista publicada en 'The New York Daily News' de su oponente, Andrew Yang, su mujer, Evelyn Yang, y Andrey, publicaron una foto junto a Maya en la que vestían de morado como forma de agradecimiento.

Esta forma de dar las gracias a su vez funcionó para reforzar la idea de que el morado es su color. Sin embargo, el uso del morado no hace referencia al bipartidismo, que fue el mensaje de esta tonalidad en la gala inaugural de Biden, sino que, como ha confesado, es un guiño a su heroína, Shirley Chisholm, la primera mujer negra del Congreso. “Mi estilo señala que soy una mujer negra y que no voy a pedir perdón por ello. Soy una mujer negra cuyos padres eran activistas, pero también una mujer negra que es una abogada. Mi estilo lo evoca todo”. En muchas ocasiones ha lucido la misma chaqueta blazer lila de Anne Klein, así como unos aros procedentes de una pop up de Brooklyn creada por Julie Feltman para apoyar a las empresarias femeninas.

placeholder Maya Wiley. (Reuters)
Maya Wiley. (Reuters)

“Los blazers son perfectos para mí porque me los puedo poner con pantalones y una camiseta negra. Puedo estar cómoda y casual al mismo tiempo”, explicaba Maya, que prescinde de estilista. En su campaña ha sorprendido al cambiar su color insignia por el rojo, pero hay un porqué. “El rojo es atrevido, vibrante y significa '¡vamos a por ello!”, señaló en una entrevista. De esta forma, ha hecho del color favorito de Isabel Díaz Ayuso y del morado sus dos colores característicos, y el que haya apostado por más de una tonalidad estrella es inteligente. Para comenzar, porque ha sabido elegir dos colores que encierran bien su mensaje y su ideología.

Para continuar, porque ambos pueden crear la idea de un uniforme sin resultar aburrido ni repetitivo, porque en un mundo pensado para las redes, el hastío está siempre a un clic. Por último, porque nunca se sabe cuándo el oponente puede apostar por tu color fetiche, por lo que siempre hay que tener uno en la recámara. No olvidemos el debate televisado de los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, en el que las políticas parecían ir uniformadas. Maya Wiley ha vuelto a demostrar que la moda habla, pero que el color también.

Brooklyn Nueva York
El redactor recomienda