Convierte tu pequeño baño en un spa de lujo con estos consejos
  1. Estilo
  2. Ocio
Tips prácticos

Convierte tu pequeño baño en un spa de lujo con estos consejos

Con unos sencillos consejos puedes convertir el baño de tu casa en el spa con el que siempre has soñado, ¡apunta!

Foto: Un oasis de relajación en tu baño. (Photoholgic para Unsplash)
Un oasis de relajación en tu baño. (Photoholgic para Unsplash)

Da igual cuándo leas esto, te mereces un rato de desconexión para cuidarte y mimarte y lo sabes. Por eso nada mejor que aprovechar unos sencillos trucos para convertir nuestro cuarto de baño tradicional en el spa con el que llevamos tanto tiempo soñando y que tanto nos merecemos, sobre todo después de un largo día de trabajo.

Una opción para lograrlo es tirarlo todo y empezar de cero, pero si no te apetece comenzar una obra en casa también hay algunos tips y consejos que puedes seguir para lograr recrear la sensación de estar en un spa de lujo sin tener que hacer un cambio demasiado radical en tu hogar y sin tener que esperar mucho tiempo. Cuanto antes puedas disfrutarlo, mejor.

El primer consejo siempre que queremos cambiar una estancia es el mismo, pero es uno de los mejores que se pueden poner en práctica: ordena la habitación. Una estancia ordenada no solo te ayudará a encontrar antes lo que buscas, también será más sencilla de recoger, de limpiar y gracias a todo ello lograras sentirte más relajada y tranquila.

En esta estancia, una estética minimalista no es una mala idea, deja a mano solo lo que necesites y todo lo demás, intenta que no quede a la vista, empleando cajones y cestas para que el resto de tus productos permanezcan ocultos y que cada cosa tenga su espacio. Nada produce más estrés que una encimera llena de botes.

Lograrás potenciar la sensación de bienestar si apuestas por los materiales naturales, no solo en los muebles auxiliares que tengas, ideales si escoges aquellos elaborados en madera, también puedes elegir los complementos decorativos en cristal o seleccionar algunos elementos en piedra. No descuides los textiles, las toallas de algodón te ayudarán a sentirte confortable; mejor en colores claros, porque ayudan a la relajación.

Si en tu casa tienes una estupenda bañera en la que puedas darte largos y reconfortantes baños sabrás que es el lugar ideal para aplicarte tratamientos o desconectar, eso sí, no olvides tener a mano una toalla o similar para reposar la cabeza con comodidad. Si por el contrario tienes una ducha también estás de enhorabuena.

Puedes escoger un aplique que te ayuda a disfrutar de esta experiencia al máximo, consiguiendo que el agua caiga sobre ti con efecto lluvia o cambiando el sistema por otro de hidromasaje a base de chorros que te ayuden a relajarte y conseguir que tus músculos pierdan la tensión acumulada durante el día.

No descuides la iluminación, intenta que ninguna zona quede a oscuras y lo mejor es lograr diferentes zonas a lo largo de la estancia. Por ejemplo, en la zona del espejo debe ser intensa, logrando que la visibilidad sea máxima, pero en la zona de baño no necesitamos que sea así, por lo menos no todo el rato, es mejor que sea más indirecta.

Para lograrlo podemos colocar algunas velas, que pueden ser nuestras mejores aliadas para incluir la aromaterapia en nuestro rato de ocio. Aromas agradables, que nos ayuden a relajarnos y disfrutar de este rato de esparcimiento y desconexión que podremos acompañar de jabones, geles de baño o aceites.

Vive la experiencia completa poniendo una suave música de fondo y, si quieres que una vez finalizado tu baño tu estancia siga pareciendo un spa, no olvides colocar algunas plantas, que además de relajantes también son hermosas, una forma sencilla de convertir tu hora del baño en la mejor del día.

Decoración
El redactor recomienda