Logo El Confidencial
de preysler a 'la vida sigue igual'

Julio Iglesias a los 75 años: vida y milagros del “español más famoso del mundo”

Un amigo cercano nos cuenta que ahora mismo vive en la más “absoluta tranquilidad. Midiendo el número de sus conciertos a causa de sus dolores de espalda y viendo crecer a sus hijos”

Foto: Julio Iglesias en una imagen de archivo. (Alamy)
Julio Iglesias en una imagen de archivo. (Alamy)

“Es un señor al que, desde el Polo Norte al Polo Sur, lo conoce todo el mundo”. La frase es de Tomás Muñoz, amigo personal de Julio Iglesias y el hombre que trajo la CBS (hoy Sony España) a nuestro país. Y sí, se refiere a él. A finales de los 70, cuando Julio ya era un cantante de renombre internacional, Muñoz logró contratarlo en su discográfica. “Era difícil conseguirlo porque la Columbia lo tenía contratado con un sinfín de subsidiarias de por medio en todo el mundo”, contaba él mismo a Vanitatis. Esas dificultades dan una idea de la fama planetaria de ese hombre que, micrófono en mano, ha traspasado generaciones.

Al menos durante el siglo XX, Iglesias ha sido la persona española más famosa de todo el mundo. Este domingo cumple 75 años convertido en un icono de la cultura popular española. Un amigo cercano nos cuenta que ahora mismo vive en la más “absoluta tranquilidad. Midiendo el número de sus conciertos a causa de sus dolores de espalda y viendo crecer a sus hijos”.

[LEER MÁS: Entradas agotadas y 5.000 personas, el regreso de Julio Iglesias a los escenarios]

Julio Iglesias en una imagen de archivo. (Cordon)
Julio Iglesias en una imagen de archivo. (Cordon)

Nacido en la madrileña calle Mesón de Paredes pero con antepasados gallegos, su primera vocación fue el fútbol. Seleccionado por el Juvenil B del Real Madrid, acabó siendo portero del primer equipo. Lo suyo era triunfar en el campo que fuese, ya que enseguida destacó entre el resto de los jugadores. Sin embargo, un accidente lo dejó postrado dos años en cama; dos años en los que la guitarra hizo las veces de salvavidas. Sus siguientes pasos lo llevaron al Reino Unido, donde aprendió inglés y hasta conoció a la ‘Gwendolyn’ que inspiraría una de sus canciones más famosas.

Iglesias en un concierto reciente. (Cordon)
Iglesias en un concierto reciente. (Cordon)

Cuando un productor le dijo que por qué no cantaba él mismo una canción que les ofrecía como autor, nació el Julio Iglesias que todos los españoles (y chinos, norteamericanos…) han conocido a lo largo de los años. Tímido y con las manos siempre metidas en los bolsillos de las chaquetas, era habitual verle en la televisión española de los 60 después de ganar, un 17 de julio de 1968, el Festival de Benidorm gracias a 'La vida sigue igual'.

Julio Iglesias a los 75 años: vida y milagros del “español más famoso del mundo”

Puede que se sintiese identificado con aquello de “las obras quedan, las gentes se van”, ya que el accidente de tráfico le había hecho muy consciente de que, efectivamente, la vida se acaba. El éxito de la canción le dio pasaporte para convertirse en el fenómeno de masas mundial del que hablaba Muñoz. 'Gwendolyn', 'Por un poco de tu amor', 'Quiero', 'Manuela' y un interminable sinfín de éxitos le hicieron dar la vuelta al mundo en los años 70, cuando eran muy pocos los artistas españolas que conseguían triunfar fuera. En 1971, ya había vendido un millón de discos y había organizado una gira por Sudamérica. Y un dato más: 'Julio' (1987) fue el primer álbum en lengua no inglesa que vendió más de dos millones de copias en Estados Unidos.

'Latin lover', pero hombre de su casa

Más allá del éxito irrefutable como artista, a Julio Iglesias se le atribuye haber sido un verdadero 'latin lover' y haberse acostado con cientos (o miles, según alguna publicación) de mujeres. En los 80, él mismo se vanagloriaba de haber llevado a la cama más féminas que nadie. Sus amigos cuentan que, en realidad, “es un hombre de su casa”, pese a los varios hogares que han sufrido sus prolongadas ausencias. Isabel Preysler lo debe saber mejor que nadie.

Julio Iglesias e Isabel Preysler. (Getty)
Julio Iglesias e Isabel Preysler. (Getty)

La filipina conoció a Julio en una fiesta organizada por los Terry, a principios de los años 70. El entonces exfutbolista y la hija de una buena familia de Manila iniciaron esa noche un noviazgo que acabó en boda. El enlace se celebró por todo lo alto el 29 de enero de 1971 en la iglesia de Illescas (Toledo). Cuando los felices tortolitos se fueron de luna de miel a Gran Canaria, medio país estaba pendiente de ellos. Eran “la pareja perfecta, la imagen de la dicha”. Las ausencias de él debido a su profesión fueron resquebrajando tan idílica unión. Enrique, Chábeli y Julio José conocían mejor a su madre que a su padre. “Isabel comenzó a salir más cuando se dio cuenta de que su marido nunca estaba para ella ni para sus hijos. Hay que tener en cuenta que Julio viajaba continuamente por todo el mundo y yo creo que ella se hartó de que descuidase a sus hijos”, aseguraba un amigo del cantante a Vanitatis.

Divorciados en 1978 gracias a una anulación bastante polémica, él cantó, a modo de expiación de sus culpas, 'Me olvidé de vivir'. En la letra de esa canción mostraba cuál era el precio del triunfo: el descuido de la vida privada y de una familia que, como hombre conservador que es, siempre había ansiado desde joven. Por eso, el matrimonio con Miranda Rijnsburger fue su segunda oportunidad, un nuevo intento de unión familiar que llegaba en el momento más apropiado. La modelo holandesa llegó a su vida en 1995 y le ha dado cinco hijos: Miguel Alejandro, Rodrigo, Victoria, Cristina y Guillermo. Tras años de vida común en su casa de Ojén, la pareja se dio el 'sí, quiero' un 24 de agosto de 2010. Tras los reportajes de sonrisa deslumbrante, también han existido rumores variopintos. Desde aquellos que dicen que Miranda no es más que “vientre de alquiler” a los que juran que hace años que ya no viven juntos; que ella no es más que el ‘reposo del guerrero’.

En los últimos años también ha sido noticia la prueba de paternidad a petición de Javier Sánchez Santos, que lleva años intentando ser reconocido hijo del cantante. Y, por supuesto, sus continuos problemas de espalda, que han dado lugar a no pocos rumores sobre su salud. Pero, hoy por hoy, sigue siendo imparable, uno de los embajadores de España en todo el mundo. Si la fama, además de cantante, es una profesión, él es uno de los famosos más profesionales que existen.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios