Logo El Confidencial
¿LA PRÓXIMA BODA EN LA CASA DE ALBA?

Carlos Fitz-James Stuart pasó tres días en Sevilla con Belén Corsini, alojados en Dueñas

El conde de Osorio tiene 28 años, es muy deportista e igual de discreto que su hermano

Foto:  Carlos Fitz-James Stuart. (Getty)
Carlos Fitz-James Stuart. (Getty)

Carlos Fitz-James Stuart, conde de Osorio, es el hijo menor del duque de Alba y Matilde Solís y hasta ahora había casi pasado desapercibido para la prensa. Al igual que su hermano mayor, Fernando, ha recibido una educación exquisita, en la que el valor fundamental inculcado por sus padres ha sido la discreción. Tras la boda el pasado mes de octubre de Fernando con Sofía Palazuelo, ahora todas las miradas se centran en el pequeño. Curiosamente en aquella boda entre los invitados estaba ya Belén Corsini de Lacalle, una joven morena, discreta, que estudió Administración de Empresas y trabaja con su padre. Su familia posee una de las grandes fortunas de España. El bisabuelo de Belén fue fundador de la empresa constructora Corsán, tuvo ocho hijos y uno de ellos, Jacobo Corsini, es el abuelo de esta joven.

Belén es hija de Juan Carlos Corsini y de Mónica de Lacalle Rubio, tiene un hermano, Francisco de Borja, y trabaja con su padre en los negocios familiares. Cariñosa, simpática y muy querida por sus amigas comenzó a salir con Carlos en octubre y la relación cada vez se ha consolidado más hasta el punto de que la pareja disfrutó de tres días de vacaciones en Dueñas. Además de asistir a la boda de la hija de los marqueses de Pickman, en la catedral el sábado 30 de marzo, hicieron turismo por la ciudad, caminaron por el centro histórico y estuvieron tapeando en distintos bares.

El duque de Alba, junto a sus hijos y Sofía Palazuelo. (EFE)
El duque de Alba, junto a sus hijos y Sofía Palazuelo. (EFE)

El duque de Alba conoce a Belén y parece estar contento con esta relación. Aunque Carlos tiene 28 años, dos menos que su hermano Fernando, la posibilidad de un boda en un plazo de un año no es nada descabellada. Después de casi seis meses de noviazgo con Belén, la pareja podría ser la siguiente en contraer matrimonio en la Casa de Alba. Liria volvería a vestirse de gala para acoger una boda en la que Matilde Solís ejercería de nuevo como madrina .

Encantadores, educados y buenas personas

Los hermanos Fernando y Carlos tienen otro hermano menor, por parte de madre, que contrajo matrimonio de nuevo con Borja Moreno Santamaría en el 2003, actualmente está separada y vive en Madrid con su hijo pequeño. Los hermanos mayores están muy unidos, comparten el mismo círculo de amistades y siempre se han caracterizado por su buen carácter. Carlos es especialmente deportista y ya tuvo un percance esquiando hace dos años.

Carlos Fitz-James Stuart en una imagen de archivo. (Getty)
Carlos Fitz-James Stuart en una imagen de archivo. (Getty)

Sus amigos dicen que son “encantadores, educadísimos, muy buenas personas y tienen un punto de timidez, aunque mucho sentido del humor”. Ambos disfrutan de las fiestas de la primavera sevillana, les gusta mucho la Semana Santa, callejear y perderse entre la gente y también acuden a la Feria todos los años. En Sevilla tienen además numerosos primos hermanos maternos, entre ellos los hijos del marqués de Valencina, Miguel Solís, y Carmen Tello, Fernando, Miguel, Carmen y Enrique Solís Tello. El palacio familiar de la Motilla, en el centro de Sevilla, suele ser punto de encuentro para los primos en primavera.

El fin de semana que Carlos y Belén pasaron en Sevilla se alojaron en uno de los apartamentos independientes que hay en Dueñas. Cuando el duque de Alba decidió abrirlo al público, en marzo del 2016, reservó la planta de arriba, donde estaban las habitaciones privadas de su madre para su uso personal. Sus hijos y sus invitados disponen de unos apartamentos independientes dentro del palacio.

En este lugar nació y vivió el poeta Antonio Machado parte de su infancia junto a su hermano Manuel y sus versos “Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, y un huerto claro donde madura el limonero” hacen referencia a esta etapa de su vida y así se recuerda en un monumento que hay antes de entrar a Dueñas. Esta casa es y será siempre un símbolo para los Alba. La duquesa de Alba hubiera disfrutado mucho viendo pasear por los jardines de su casa favorita a su nieto enamorado, ella que tanto defendió el amor.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios