Logo El Confidencial
EMPRESARIOS

Fiestón (de cumple) del fundador de Desigual con Christian Lacroix y Jordi Mollà

Thomas Meyer intenta reflotar su marca con nueva imagen de su empresa ante 1.200 personas. Organiza un desfile y celebra después su anviersario en una fiesta en el Born

Foto: El fundador de Desigual, Thomas Meyer, en Barcelona. (EFE)
El fundador de Desigual, Thomas Meyer, en Barcelona. (EFE)

Vestido de negro, con el logo de Desigual al revés -nueva marca de la casa- escrito en su camiseta, la figura de Thomas Meyer destacaba entre todos los invitados. Y eso que eran 1.200 personas las que se congregaron en Barcelona la semana pasada para celebrar el nuevo rumbo de la empresa. Solo algunos, eso sí, tuvieron el privilegio de festejar además el cumpleaños del fundador de la marca de ropa. Entre ellos, el modisto Christian Lacroix, uno de los invitados de más renombre, colaborador de la firma desde 2010. El actor Jordi Mollà fue otra de las celebrities invitadas.

LEER MÁS: Quién es Thomas Meyer, fundador de Desigual

El diseñador francés compartió fiesta y copas con los trabajadores de Desigual y se mostró amable y cercano. Con él departió, claro, el anfitrión. Alto, de pelo gris, profundos ojos azules y pelo cano, Meyer se instaló en Barcelona hace décadas, donde ha logrado mantener un perfil social bajo, sin relacionarse con la elite empresarial de la ciudad. Poco se sabe de él: se mueve en bicicleta desde su casa, en el barrio del Born, hasta la Barceloneta, donde está la sede mundial de su firma, es alérgico a la prensa y vive centrado en levantar su empresa, en caída de ventas desde hace un par de ejercicios.

Christian Lacroix (centro, copa en mano) en la fiesta de Desigual. (Instagram)
Christian Lacroix (centro, copa en mano) en la fiesta de Desigual. (Instagram)

Y fue precisamente en el barrio del Born donde se celebró el cumpleaños de Meyer en una fiesta más cerrada y en petit comité. Muchos trabajadores de la empresa y amigos del fundador fueron los asistentes a esta exclusiva celebración en el club Abaixadors 10, cerrado para la ocasión. El pastel de cumpleaños, diseñado por Lolita's Bakery, se inspiró en uno de los modelos de la firma.

La semana pasada, este (desconocido) suizo reunió en la capital catalana a delegaciones de medio mundo, desde Estados Unidos, Canadá, México, Francia, Italia… para lanzar su propuesta que pretende reflotar la compañía. Y lo hizo a lo grande, con reuniones que se celebraron a los largo de casi 11 días con los responsables de todas sus sedes.

Conciertos y bailes

Un encuentro que culminó el jueves con un desfile multitudinario para presentar la colección de verano 2020 donde no faltaron conciertos de artistas como Aleesha (nueva promesa del R&B patrio) y un show liderado por el coreógrafo Fidel Buika, uno de los más aclamados en la nueva escena hiphopera.

Todo parecía poco en el barrio de la Barceloneta. El edificio acristalado que alberga las oficinas de Desigual estuvo en marcha durante toda la semana, con ensayos, música y gentío. Todo para recuperar ventas y llegar a un público más joven. Incluso el lema 'La vida es chula' ha cambiado por 'Dí sí a la vida'.

“Queremos recuperar el espíritu de Thomas de los inicios, ser diferentes, creativos; pocas marcas significan verdaderamente algo y esa es una de las diferencias de Desigual”, señaló a la prensa Guillem Gallego, director de marketing de Desigual. El valor de Desigual llegó a ser estimado en 2.850 millones de euros, aunque los últimos resultados la sitúan más cerca de los 1.420 millones.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios