Shaila Dúrcal cumple 40 años: una vida nómada plagada de recuerdos
  1. Famosos
FAMILIAS

Shaila Dúrcal cumple 40 años: una vida nómada plagada de recuerdos

La hija de Rocío Dúrcal ha conseguido labrarse una carrera en Estados Unidos, donde prepara nuevas composiciones y ha encontrado la estabilidad en su nueva casa de Houston

Foto: Shaila Dúrcal, en una imagen de archivo. (Getty)
Shaila Dúrcal, en una imagen de archivo. (Getty)

Hay personas que no envejecen para la memoria colectiva. Una foto fija en el tiempo. Le pasa a Shaila Dúrcal. La cantante, hija de la recordada Rocío Dúrcal, ha nacido, crecido y madurado bajo los focos. Hoy, cuando cumple 40 años, hay quien se frota los ojos para comprobar que aquella pequeña Shaila es una mujer hecha y derecha, madre de familia, felizmente casada desde hace más de una década con otro músico, Dorio Ferreira, y famosa por sí misma.

[LEA MÁS: La reinvención empresarial de los hijos de Rocío Dúrcal]

Muchas veces ha reconocido que se le partió la vida aquel 25 de marzo de 2006, cuando falleció su madre. Tenía 26 años y estaba trabajando en su segundo disco. A día de hoy, es ella quien mantiene vivo el legado artístico de Rocío Dúrcal. Shaila ha consolidado su carrera en Estados Unidos, donde no para de dar conciertos (Chicago, Detroit, Florida...) y en Latinoamérica (México), y está preparando nuevas composiciones.

La cantante se compró el año pasado una casa en Houston (Texas). Cuando la mostró hace unas semanas en 'Mi casa es la tuya', el programa de Bertín Osborne consiguió ser líder de audiencia, con un 14,5% de share y 1.632.000 espectadores. Eso, a pesar de que Shaila lleva casi dos décadas sin vivir en España y que cultiva sobre todo el mercado internacional. No hace mucho participó en un programa en México hablando de Juan Gabriel y de la amistad que tenía con su madre, sus palabras generaron polémica y se convirtió inmediatamente en 'trending topic' en aquel país.

placeholder Shaila Dúrcal y su marido, Dorio Ferreira, en los Grammy. (Getty)
Shaila Dúrcal y su marido, Dorio Ferreira, en los Grammy. (Getty)

Se fue de España con poco más de 20 años y desde entonces ha llevado una vida nómada. En el colegio se metían con ella por su peso, lo que le generó un problema con la comida con el que viene lidiando "hasta el día de hoy". Se lo contó a Bertín, sobrevolando alguna de las informaciones con las que siempre han disparado contra ella. "Ahora he dejado de fumar, he engordado 20 kilos pero me da igual, lo gano en salud", explicó.

placeholder La cantante Shaila Dúrcal, en una imagen de archivo. (Getty)
La cantante Shaila Dúrcal, en una imagen de archivo. (Getty)

Primero residió en México casi nueve años. Luego en Los Ángeles. "Me gustaba mucho el rollo de creatividad que tiene", ha contado, pero era una ciudad sin conexión directa con España y bastante incómoda para el día a día. Después se fue a Miami, atraída por la playa y el relax, pero tampoco era lo suyo. En Houston (Texas) ha sublimado la experiencia americana en una casita de ladrillo rojo, grandes ventanales y jardín abierto a otras casitas de ladrillo rojo y jardín abierto. "Mi hija se venía a vivir con nosotros y necesitábamos algo de estabilidad". Shaila considera como suya propia a la hija que su marido tuvo de su primer matrimonio.

"Visceral y apasionada" (así se ha definido a sí misma), ella fue sin embargo quien medió en el desencuentro familiar que sobrevino tras la muerte de su madre. Cuando viaja España, Shaila Dúrcal suele visitar la casa familiar, hoy cerrada a cal y canto. A pesar del tiempo transcurrido desde el fallecimiento de Rocío Dúrcal y Junior, los hijos no se han desprendido de ella. "Al principio estuvimos pensándolo pero hay muchos recuerdos, muchas cosas allí, es la casa familiar donde vivieron mis padres", reconoció Carmen Morales cuando Vanitatis la llamó para consultarle un rumor. Había llegado el soplo a esta redacción de que habían vendido la casa y, con ella, la espectacular finca que la acompaña cercana a los 10.000 metros cuadrados. No era cierto.

De vez en cuando, Carmen, Shaila y Antonio protagonizan imágenes familiares desde sus redes. Las fotos son significativas porque durante años las relaciones entre los hermanos protagonizaron los titulares de la prensa a cuenta de la herencia de su madre. "Siempre fuimos una familia unida, lo que nos pasó ocurre en cualquier familia", se excusó Shaila en el programa de Bertín Osborne, "solo que nosotros siempre teníamos las cámaras delante".