Logo El Confidencial
LA HORA DE LA VERDAD

El hijo de Julio Iglesias se prepara para la próxima batalla en los tribunales

El letrado que lleva su caso está convencido de que no prosperará el recurso planteado por la Fiscalía para que se revoque la sentencia que le reconoce como hijo suyo

Foto: Javier Sánchez Santos, en una imagen de archivo. (EFE)
Javier Sánchez Santos, en una imagen de archivo. (EFE)

Javier Sánchez Santos, el ya reconocido como hijo biológico de Julio Iglesias, según la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia el pasado 10 de julio, está metido en un auténtico laberinto, que podría tardar dos o tres años en llegar a su final. La siguiente batalla tendrá lugar en los próximos meses, según su abogado, Fernando Osuna, "en febrero, marzo o, a más tardar, abril". Y se muestra más que confiado en que van a ganar el juicio que se celebra después de que la Fiscalía recurriera la sentencia que, claro está, todavía no es firme.

"Tres jueces van a analizar y ver si la sentencia es correcta. Yo cada vez veo más claro que se va a mantener el veredicto, va a ser favorable a mi cliente, porque el argumento que esgrimen, que se trata de una cosa juzgada, no es válido. No es verdad, porque cuando este caso se llevó anteriormente a los tribunales, fue su madre, no Javier, quien lo hizo, porque él era menor de edad y no podía defender sus propios derechos".

¿Y qué ocurriría si Julio Iglesias recurriera en el caso de que la sentencia se mantuviera? Fernando Osuna lo tiene claro: "Seguiríamos todos los pasos, el Supremo, el Constitucional y el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo".

Reclamar su herencia

Otra de las cuestiones de las que se viene hablando desde hace meses es cómo podría, llegado el momento, reclamar su herencia. Hace unos meses trascendió que una empresa estadounidense estaba interesada en comprar los derechos sobre ella: "Se trata de inversores que compran créditos, litigios o demandas y se subrogan del que podría recibir algún dinero. Esta compra, lógicamente, es más barata que si ya tuviera los derechos consolidados", nos decía entonces el letrado.

Osuna mantiene que la situación sigue siendo la misma: "No nos han ofrecido una cantidad concreta, pero no hay que descartar la posibilidad de que lleguemos a un acuerdo".

Este as que se guarda en la manga Julio Santos Sánchez no se ha cuantificado todavía: "No, él está analizando ahora mismo la situación para determinar si le interesa o no dar este paso. Cuando les conteste, y en caso de que fuera afirmativo, le dirían la cantidad. Son muchos los casos que conozco, pero por hablar de uno que he llevado de similares características, te diré que en un pueblo de Sevilla una persona iba a ser declarada hija de otra de quien podría heredar una finca y cuando se enteró alguien de Galicia que estaba interesado en ella, recurrió a este procedimiento del que estamos hablando. En el caso de Javier, sí está reconocido como hijo legal, aunque esté recurrido".

Fernando Osuna, en una imagen de archivo. (EFE)
Fernando Osuna, en una imagen de archivo. (EFE)

Hablamos con expertos en derecho civil y nos aseguran que no se pueden vender derechos hereditarios, pero Osuna nos matiza que "sí se pueden vender expectativas de derechos hereditarios, con el beneplácito de un notario". ¿Por qué querría hacer esto una empresa? Porque pagarían una cantidad a Javier mucho menor de la que podrían conseguir ellos litigando con Julio. "Una empresa tiene músculo financiero y legal como para hacer frente a los herederos de una gran fortuna dispersa por todo el mundo", dice un experto. No hay que olvidar que Julio Iglesias construyó un imperio 'offshore' y sería muy difícil cuantificar esa herencia, mucho más aún para Javier.

Llegado el óbito del progenitor y una vez reconocida su filiación, será la empresa la encargada de ponerse al frente del proceso en el caso de un litigio, por lo que antes de llegar a ese escenario tienen que darse muchos pasos: lo primero es que se resuelva el litigio entre Julio y Javier (los recursos), después hay que ver cuál es la última versión del testamento, si es que existe.

El reparto de la herencia

Después, en el caso de que no aparezca el heredero o no esté de acuerdo, se puede impugnar. Más tarde llegaría la aceptación de la herencia y en el caso de que el padre hubiera hecho donaciones en vida a sus otros hijos, tendría que litigar en los tribunales contra ellos para que esos bienes cedidos pasaran a formar parte de la masa hereditaria, que no se reparte propiedad a propiedad sino por porcentajes.

Javier Sánchez está convencido de que su causa saldrá adelante: "Se encuentra con ánimos y con fuerza para seguir luchando", nos dice su abogado, quien está pendiente del recurso que presentó el cantante y también la Fiscalía, que utiliza como argumento que el caso ya había sido juzgado y tendría que ser sobreseído.

No es ese el escenario en el que se maneja Fernando Osuna, quien se muestra muy optimista: "El recurso casi seguro se va a desestimar porque los argumentos que se presentan contra la sentencia son muy endebles, por lo tanto, no tienen suficiente fuerza como para que se tumbe".

Javier, con su madre, María Edite Santos. (Reuters)
Javier, con su madre, María Edite Santos. (Reuters)

El letrado manifiesta el motivo por el que considera que en su caso no tiene ninguna lógica: "Se habla de cosa juzgada, pero para poder aplicar ese supuesto tiene que haber el mismo sujeto, el mismo objeto y la misma causa. En su caso, el sujeto es distinto, porque su madre llevó al caso a los tribunales cuando él era menor de edad, tenía cuatro años, por lo tanto tiene ahora todo su derecho a defender sus intereses por sí mismo como persona adulta. Recordemos que su madre ganó el juicio en 1991, pero se anuló la sentencia porque se dijo que no se había comunicado personalmente a Julio Iglesias que tenía que hacerse la prueba del ADN, aunque sí se había avisado a su abogado y su procurador, por lo que era algo surrealista".

En el supuesto de que se desestimasen los recursos de Julio Iglesias y la Fiscalía, aún quedarían más instancias a las que recurrir contra la sentencia: "En principio, esperamos la resolución para febrero, marzo o abril. En el caso de que fuera favorable a los intereses de mi cliente, Julio Iglesias podría interponer un recurso hasta el Supremo e incluso recurrir al Constitucional y al Tribunal de Derechos Humanos, lo que podría alargar el proceso otros dos o tres años más, pero es altamente improbable. Hay una evidencia genética y científica que demuestra que Javier es hijo de Julio. Es como si un juez decidiera que no existe en Madrid el río Manzanares, pero, se ponga como se ponga, sí existe".

Julio Iglesias, durante una actuación. (Getty)
Julio Iglesias, durante una actuación. (Getty)

Que el proceso judicial se alargue es costoso en términos económicos, pero Javier tiene un gran aliado, su propio abogado: "Él está en una situación económica débil, pero mis honorarios no los voy a percibir ahora, ya me pagará. Así que en ese sentido no tiene por lo que preocuparse".

Respecto al patrimonio que podría recibir en un futuro, es complicado, por no decir tortuoso: el mayor escollo será rastrear las propiedades del cantante, para lo que se requeriría una gran cantidad de dinero en investigadores y procesos judiciales, lo que explicaría también el supuesto movimiento de vender las expectativas de sus derechos hereditarios a una empresa especializada en este tipo de procelosos procesos, que sí tendría capacidad para hacerlo.

Alfredo Fraile, en una imagen de archivo. (EFE)
Alfredo Fraile, en una imagen de archivo. (EFE)

Un complejo entramado financiero

De hecho, Alfredo Fraile, quien fuera la mano derecha de Julio Iglesias, reconocía en un reportaje publicado en El Confidencial que había contribuido a que localizar los activos financieros del intérprete de 'Hey' sea hoy complicadísimo. Tras su aparición en los Paradise Papers como director de Bay Pint NV, una sociedad creada en la Isla de Aruba el 29 de noviembre de 1979, admitió haber creado no solo esa sociedad sino otras muchas que conformaban todo un entramado 'offshore': "Lo hice por él y por mi propio beneficio. Era la única manera de no perder dinero. Yo no sé cómo organiza él hoy su fiscalidad, porque yo hace 33 años que no trabajo con Julio", manifestaba en noviembre de 2017.

Puestos en contacto de nuevo con él el pasado mes de junio, Fraile aseguraba a Vanitatis que "sus ingresos en los últimos años, habida cuenta de cómo está la venta de discos, han llegado por los negocios. Ha sido muy bueno en este aspecto. Por cierto, que también se le atribuyen propiedades en República Dominicana y ya no tiene nada allí. Cuando murió Óscar de la Renta, que fue por quien invirtió allí, lo vendió todo. No tiene ni el 5% del aeropuerto que se dice". Y sobre las decisiones patrimoniales que ha tomado en los últimos años el intérprete de 'La vida sigue igual', realizaba una afirmación que nos permite leer entre líneas sobre lo que se encontraría Javier en el caso de ser reconocida la filiación y fuera, por tanto, uno de los herederos: "Julio tiene 8 hijos y una mujer por los que se ha preocupado. Es algo normal. Es algo que ha hecho siempre".

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios