Logo El Confidencial
DEPORTES

La nueva vida de Gemma Mengual: estudiante, cocina asiática y un disgusto

La excampeona de natación sincronizada reconoce que no sabe dónde están sus dos medallas olímpicas. Ha vuelto a las aulas

Foto: Gemma Mengual, con sus medallas y un trofeo del Campeonato Europeo. (Getty)
Gemma Mengual, con sus medallas y un trofeo del Campeonato Europeo. (Getty)

Gemma Mengual está un poco agobiada últimamente: no encuentra sus medallas olímpicas. Son dos, pequeñas dentro de lo que cabe, y ella está segura de que tienen que estar en su casa, en algún sitio. Pero entre tantos cambios en su vida, varias mudanzas y muchos viajes, la excampeona de sincronizada está un poco despistada.

LEA MÁS: Gemma Mengual y sus dos nuevas sociedades

Así lo ha contado este fin de semana en una entrevista en 'La Vanguardia', en la que admite no saber dónde están sus premios más preciados. “Llevo meses buscando mis dos medallas olímpicas. Sé que están en casa, dentro de alguna caja. De allí no han salido. Pero no hay manera: no aparecen...”, ha dicho. La exnadadora logró dos medallas de plata tanto en dúo como en equipo, en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Gemma Mengual. (RTVE)
Gemma Mengual. (RTVE)

Mengual se ha retirado por completo y dedica sus días a las campañas publicitarias y a la gestión de sus restaurantes de cocina asiática. Así que hace un tiempo, cuando la llamaron para que promocionara un máster, se interesó por la materia y acabó matriculándose.

Máster en EADA

Sí, la deportista estudiará en los próximos meses un máster en gestión de empresas en la escuela de negocios EADA. “Me interesó saber qué era esto. Decidí investigarlo. Estoy convencida de que supondrá un antes y un después en mi vida. La vida nos lleva a cambiar de rumbo, abrir la mente y reinventarnos”, declara la campeona olímpica en la citada entrevista.

Gemnma Mengual, con otras nadadoras en los Juegos Olímpicos Río 2016. (EFE)
Gemnma Mengual, con otras nadadoras en los Juegos Olímpicos Río 2016. (EFE)

Lo que espera Mengual de sus nuevos estudios es poder implementar la experiencia en sus negocios de restauración. “He sido líder en mi empresa, aunque no sé muy bien por qué. Monté el restaurante con mi hermana (Bárbara), con mi cuñado (Saulo Meireles) y con mi exmarido (Enric Martín). Era un sueño que compartía con mis hermanas. Me volvía loca el sushi: me decanté por la cocina japonesa…”.

Divorcio al poco de casarse

Mengual y el empresario Enric Martín se separaron a principios de 2019, una ruptura que llevaron con absoluta discreción y de la que solo se supo después de que la nadadora apareciera en una revista en actitud distendida con su amigo Andrés Velencoso.

Llevaban años como pareja y se habían casado justo un año antes de separarse, en marzo de 2018, un día de lluvia torrencial. La pareja decidió repetir la ceremonia en verano del mismo año. La boda fue, entonces, por todo lo alto, con 200 invitados y mucha alegría. Ya lo dijo Groucho Marx: “El matrimonio es la principal causa de divorcio”. “Hace un par de años, desde que somos padres, que es un tema que sale. Siempre nos ha dado pereza, pero te das cuenta de que es lo mejor para organizar una familia", explicaba entonces.

Ona Carbonell y Gemma Mengual, en 2016 en los Juegos Olímpicos de Río. (EFE)
Ona Carbonell y Gemma Mengual, en 2016 en los Juegos Olímpicos de Río. (EFE)

Dos hijos y varias empresas

El exmatrimonio tiene dos hijos en común, de nueve y seis años, y varios negocios de restauración. Cuando se quedó embarazada por primera vez, en 2010, sus prioridades cambiaron e inauguró un restaurante de comida japonesa en Sant Cugat, el Sugoi. “El momento llegó cuando se quedó embarazada”, contaba Saulo Meireles a Vanitatis durante la inauguración. Saulo y Gemma se conocían desde hace años, eran buenos amigos y siempre habían hablado de crear juntos un negocio.

Desde el primer día, Mengual está muy implicada en la gestión, suele aparecer por el local y charla con los comensales. Con su marido intentaron otra aventura empresarial, un japonés para llevar a domicilio, pero no triunfó. Ahora, quizás después de haberse formado en este máster de EADA, podrá ampliar su negocio, algo que siempre ha tenido en la cabeza. Y a lo mejor, de paso, se organiza mejor en casa y encuentra las famosas medallas.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios