Logo El Confidencial
OBLIGADOS ANTE LA PANDEMIA

José Bono Jr. y Aitor Gómez retrasan su boda sin fecha fija

En noviembre, el jinete anunció la noticia. La ceremonia civil iba a celebrarse en junio en el ayuntamiento de Toledo, y el convite en el espectacular palacio de Galiana

Foto: José Bono Jr. y Aitor Gómez, durante un viaje a Egipto. (IG)
José Bono Jr. y Aitor Gómez, durante un viaje a Egipto. (IG)

Ya es definitiva la decisión de José Bono Jr. y Aitor Gómez de posponer su boda para tiempos mejores. Así lo ha confirmado el protagonista a Vanitatis: “Sí, lo retrasamos”.

Aún no hay nueva fecha. Todo depende de cómo se vaya desarrollando la crisis sanitaria por el coronavirus y las normativas que se deriven para los espacios públicos, locales de restauración y ocio. Por lo tanto y hasta que no se clarifique, han preferido esperar.

[LEA MÁS: La Hípica de Toledo de la familia Bono, un negocio rentable con patrimonio millonario]

En noviembre, el jinete anunció la noticia. La ceremonia civil iba a celebrarse en junio en el ayuntamiento de Toledo, y el convite en el espectacular palacio de Galiana.

José Bono y Aitor Gómez. (Lagencia Grosby)
José Bono y Aitor Gómez. (Lagencia Grosby)

La familia, encantada con el feliz acontecimiento. José y Aitor llevaban cuatro años juntos y decidieron que ya era hora de cambiar de estado civil. En un principio, la pareja quería que fuera una celebración íntima, pero dada la personalidad del padre y las amistades del hijo, mantener esa privacidad iba a resultar complicado. Los preparativos estaban en marcha y no habrá cambios sustanciales salvo la fecha.

Ana Rodríguez, la madre, será la madrina. Tanto en sus actividades privadas como cuando tenía que ejercer de presidenta consorte de Castilla-La Mancha, Ana ha confiado siempre en el modisto Eduardo Ladrón de Guevara, que ha sido quien la ha vestido. Esta vez, no iba a ser diferente. La maquinaria nupcial, que suele resultar complicada, se había puesto en funcionamiento.

Ana Rodríguez y José Bono, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Ana Rodríguez y José Bono, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Mientras tanto, José Bono Jr., que dirige el centro hípico Almenara, en Toledo, propiedad de la familia Bono, se encarga de cuidar a los setenta y siete caballos que hay en el recinto. Los dueños no pueden hacerlo y es el jinete quien se ocupa de su mantenimiento y entrenamiento.

En la hípica también se dedican a la hipoterapia, con la que tratan a niños con discapacidades físicas y psíquicas a través de los caballos. Otra de las actividades de la empresa es la compra y venta de caballos, ejemplares únicos por los que el hijo del expresidente del Congreso siente verdadera pasión.

José Bono Jr., en una competición. (Getty)
José Bono Jr., en una competición. (Getty)

Ha llegado incluso a comprar algún ejemplar que nadie quería por su carácter indomable, como uno de sus caballos predilectos, Sligo Hardtimes: “Fue un reto que ha superado con esfuerzo y tesón”, contaba a Vanitatis en febrero pasado, cuando la pandemia del coronavirus no había golpeado aún España.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios