Logo El Confidencial
BRONCA DE NOVIOS

Iñaki Williams: de una infancia muy dura al vídeo de la pelea con su novia que se viralizó

El jugador del Athletic de Bilbao y su pareja mantuvieron una fuerte discusión en un espacio público. Alguien lo grabó y en pocas horas hubo reacciones

Foto: Iñaki Williams, en rueda de prensa. (EFE)
Iñaki Williams, en rueda de prensa. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura5 min

Iñaki Williams y Patricia Morales llevan ya unos años de relación y parecen entenderse bastante bien. Al menos eso es lo que muestran sus redes sociales, en las que es bastante normal verles posando sonrientes y en actitud cariñosa. De hecho, están viviendo juntos este confinamiento en su residencia bilbaína y, como decía Patricia en su cuenta de Instagram, en la que vemos al futbolista besando a la influencer, lo están pasando "de la mejor manera posible".

Ver esta publicación en Instagram

de la mejor manera posible #cuarentena

Una publicación compartida de Patricia🦋 (@patriciamoraless) el

Sin embargo, su idílica historia de amor atravesó por su momento más crítico en el verano de 2018. La pareja, que se conoció en 2017 y que desde entonces ha estado muy unida (no hay más que ver las acarameladas imágenes que ambos cuelgan en Instagram), mantuvo una fuerte discusión (que incluía empujones e insultos) en el contexto de la Semana Grande bilbaína que fue grabada y subida a distintas redes sociales.

El vídeo se convirtió en viral en poco tiempo y las opìniones enfrentadas se fueron expandiendo como la pólvora: unos criticaban la actitud del jugador mientras que otros explicaban que el mal comportamiento era cosa de ambos.

El jugador del Athletic de Bilbao, tras la difusión del vídeo, escribía un comunicado (conjunto) en su cuenta de Twitter en el que pedía perdón (en su nombre y en el de su pareja) por “las lamentables imágenes difundidas”, reiterando “nuestro pesar por el contenido de las imágenes”. Al mismo tiempo, la pareja denunciaba los “intentos de extorsión” que habían recibido.

Sin embargo, a pesar del revuelo que se creó, la pareja logró superar el bache y resetear su relación, y ahora es muy habitual verles dedicándose muestras de afecto en las redes sociales de ambos. La de Patricia reúne los requisitos típicos de una influencer, es decir, fotos cuidadas, lugares exóticos, trucos de belleza y mucha mucha moda. La cuenta de la bilbaína, con 456 publicaciones, lleva 22 mil seguidores acumulados.

Ver esta publicación en Instagram

Los Ángeles 💚

Una publicación compartida de Patricia🦋 (@patriciamoraless) el

La de Iñaki, además de retratar el amor que siente por Patricia, es un reflejo de sus méritos deportivos, de su pasión por la cultura vasca (tiene una foto vestido de Olentzero, el Papa Noel euskaldún) y su esfuerzo y trabajo para llegar a donde ha llegado, teniendo en cuenta sus humildes y complejos orígenes.

Ver esta publicación en Instagram

¿Buena suerte?¿Mala suerte? Quien sabe.. 🙏🏿

Una publicación compartida de IÑAKI WILLIAMS ARTHUER (@williaaaams11) el

Una infancia sin luz

Al pensar en las estrellas del fútbol, uno a veces se deja cegar por los contratos multimillonarios, los cochazos, los millones de seguidores de Instagram y todo el mundo de lujo y fama que les rodea. Pero con frecuencia olvidamos las complicadas historias que muchos de ellos arrastran detrás. Muchos jugadores han tenido que pasar momentos muy duros para llegar al estrellato. Por ejemplo, Di María vendía carbón y leña cuando era niño, para ayudar al mantenimiento de su humilde hogar, Ronaldinho creció en una favela y en casa de Sergio Agüero muchas veces no había nada para comer. Y, salvando las distancias, a este club pertenece también Williams.

El jugador, nacido en Basurto (Vizcaya) en 1994, es todo un ejemplo de superación que comenzó con el viaje de sus padres, estando su madre embarazada de él, a través del desierto africano hasta llegar a España. En una entrevista con el programa de radio 'El larguero', Williams relató la travesía que recorrieron hasta saltar la valla de Melilla desde ‎‎Acra (Ghana). Además explicó que durante un viaje familiar al desierto de Dubái, su madre “se puso a llorar porque recordó todo lo que sufrió de joven”.

Ahora, a sus 25 años, tiene firmado contrato con el Athletic hasta los 34 años con una mareante cláusula de rescisión de 135 millones de euros. Un cambio radical para alguien que pasó una infancia dura. Se crió en Pamplona, donde su madre fregaba escaleras mientras su padre trabajaba en unos almacenes de Londres.

[LEER MÁS. Samuel Eto'o se enfrenta este lunes al juicio por demanda de paternidad: "No sabemos si vendrá"]

"Desde pequeño me ha tocado luchar y trabajar, nadie me ha regalado nada. No me conformo con nada y voy a por más", dijo en una entrevista con 'El País'. "Cuando tenía 12 años, un día llegué a casa y no había para comer, y ni siquiera funcionaba la luz, porque no llegábamos a fin de mes y nos la habían cortado. Son cosas que te hacen seguir esforzándote cada día. Yo soñaba con poder sacar adelante a mi familia. Qué menos le puedo dar yo para que ahora viva mejor. Ella ya ha trabajado y se ha sacrificado suficiente para darnos de comer todos los días".

Williams, durante un partido con el Athletic. (Cordon Press)
Williams, durante un partido con el Athletic. (Cordon Press)

Sonriente y humilde, pese a ser el futbolista de referencia de su equipo y tener posibilidades incluso de acudir a la próxima Eurocopa, que además disputará nuestra selección en Bilbao, mantiene los pies en el suelo y buena culpa de ello la tiene su madre. "Al final, cuando llegas al primer equipo siendo joven, de repente pasas de no tener nada a que vas por la calle y todo el mundo te reconoce. Yo he tenido la suerte de tener a mi madre, sobre todo, que, hablando mal, me da una hostia y me espabila", bromeaba en el programa de la Cadena Ser.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios