El hijo de Tejero sustituye al hermano de Villarejo en la parroquia 'vip' de Marbella
  1. Famosos
CUESTIÓN DE FE

El hijo de Tejero sustituye al hermano de Villarejo en la parroquia 'vip' de Marbella

Ramón Tejero, el hijo más mediático del coronel golpista, será a partir de septiembre el nuevo párroco de la iglesia a la que acude la jet marbellí

Foto: Ramón Tejero, en la reinhumación de Francisco Franco. (Reuters)
Ramón Tejero, en la reinhumación de Francisco Franco. (Reuters)

Ramón Tejero, el hijo más mediático del teniente coronel Antonio Tejero, artífice del golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, será el nuevo párroco de la iglesia Virgen Madre de Nueva Andalucía, en Marbella. Su inminente nombramiento por el obispo de Málaga, Jesús Catalá, está siendo acogido con agrado en las altas instancias eclesiales. Ambos religiosos se conocieron en Roma y el máximo representante del Vaticano en la provincia malagueña ha considerado “idóneo” este nombramiento. Según ha sabido Vanitatis, el prelado sustituye en Marbella a otro religioso también mediático. Ni más ni menos que Pedro Villarejo, el hermano del comisario José Manuel Villarejo, que hasta ahora gestionaba el templo andaluz, al que acude la jet marbellí para escuchar misa.

El hijo del ex guardia civil está muy contento con su nuevo destino. Ya está acostumbrado a las portadas de las revistas y periódicos. Fue el encargado de oficiar la ceremonia religiosa de la inhumación de Franco en Mingorrubio. También le vimos en el caso Julen y, unos años antes, estuvo bajo el foco de los medios de comunicación cuando apoyó a un transexual al que el obispado de Cádiz había impedido ser el padrino de bautismo de su sobrina. El religioso entonces reprodujo las palabras de la madre Teresa de Calcuta: "Todos somos Cristo vivo en este mundo y no importa ni la raza ni el sexo".

Ahora, el sacerdote está emocionado con esta nueva andadura que comenzará en septiembre y en la que oficiará la eucaristía para príncipes y princesas en Nueva Andalucía. A este santuario acuden desde la princesa María Luisa de Prusia al conde Rudy o Sophie von Schönburg, ahijada de la reina Sofía. La aristocracia marbellí está encantada con poder oír a partir de ahora los responsos del polémico sacerdote, que se hace llamar en redes sociales Moncho Rojete (invirtiendo las letras de su apellido).

Ramón Tejero, cuando fue nombrado hijo adoptivo de Mijas. (EFE)
Ramón Tejero, cuando fue nombrado hijo adoptivo de Mijas. (EFE)

Moncho Rojete tiene como referentes a su padre, el golpista Antonio Tejero, y a Juan Pablo II. Desde hace décadas reside en Málaga, y es muy querido en la Costa del Sol. El sentimiento castrense está fuertemente arraigado en los genes de don Ramón: es hijo y nieto de guardia civil. De su madre, Carmen Díez Pereira, aprendió toda la disciplina de la docencia, ya que es maestra de profesión. Son cinco hermanos, dos chicos y tres chicas. Sus cuñados también son militares, un general de división y un coronel del Ejército de Tierra. Su hermano Antonio ha seguido los pasos de su padre y es guardia civil. Juan, el último de los hermanos, también optó por la carrera militar, y es sargento jefe. El único que se calzó la sotana fue Ramón, que de los cinco hermanos es sin duda el más mediático de los hijos del golpista.

Los que le conocen dicen que siente adoración por su progenitor. En el tiempo que ocupó la iglesia de Santa Teresa en la Cala de Mijas, era muy frecuente ver al ex teniente coronel de la Guardia Civil, paseando por esta pequeña pedanía de Fuengirola. En esta parroquia estuvo durante 18 años, y su buena andadura le sirvió para que le nombraran hijo adoptivo del municipio. La plaza de la iglesia donde daba la misa lleva hoy su nombre en reconocimiento a su labor ecuménica.

Polémico ordenamiento

Moncho estudió Filosofía y Teología en el Seminario Mayor de Toledo y posteriormente se desplazó a la localidad peruana de Cuzco, donde permaneció casi dos años. En enero de 1989 se ordenó sacerdote, con 24 años, en el convento de la Visitación de Santa María. Esa fecha es, a día de hoy, aún muy recordada por la extrema derecha de este país. El número 20 de la madrileña calle de Santa Engracia, lugar del ordenamiento, se convirtió en un acto de exaltación de los franquistas: era la primera vez que al padre del sacerdote, Antonio Tejero, le dejaban salir de la cárcel de Figueras tras ocho años en prisión para presenciar la ordenación de su hijo. Entre los asistentes a la ordenación se encontraban dirigentes ultraderechistas, como Mariano Sánchez Covisa o el capitán de navío Camilo Menéndez, también juzgado por el 23-F. Fue ordenado sacerdote por monseñor Alcides Mendoza Castro, arzobispo de Cuzco (Perú), y por el religioso agustino Giovanni Salerno, fundador del movimiento Siervos de los Pobres del Tercer Mundo, al que el hijo del ex teniente coronel pertenece.

La parroquia marbellí de Nueva Andalucía.  (AG)
La parroquia marbellí de Nueva Andalucía. (AG)

En algunos momentos, las críticas a la labor pastoral de Tejero se han sucedido por su filiación política. Hace un año la diputada García Sempere llevó al Congreso la denuncia de la presencia "del golpista Tejero" en un acto oficial de la Guardia Civil en los actos del 12 de octubre que el Instituto Armado celebró en Rincón de la Victoria. Ramón Tejero salió entonces en defensa de su padre, diciendo que fue él mismo quien le invitó a estar allí: “Y lo invitaré toda la vida”.

Antes de ser sacerdote, Ramón Tejero fue candidato a diputado por Valencia en las listas de Solidaridad Española, el partido liderado por su padre, y asimismo dirigió la campaña electoral que Tejero organizó en 1982. El mismo sacerdote en su página de Facebook tiene emotivas palabras para él: “Un padre extraordinario. Un hombre excepcional. Un amigo fiel. Un español honorable y un cristiano sincero y veraz. Mi padre es mi padre. Me duele la falta de información y coherencia. Me duele ver cómo todos aprovechan el 'silencio' de un hombre para intentar destruirle… quizá por miedo a su palabra… Me duelen tantos programas y tan poca veracidad… Quiero a mi padre con locura. Es por ello que ruego y aliento a todos aquellos que creen en la libertad de expresión, para que sean tan audaces y coherentes como para publicar estas pobres palabras que tan solo manifiestan los sentimientos de un hijo por su padre. Un hijo que se siente orgulloso de su padre y de que éste se llame: Antonio Tejero Molina”.

El pasado año Ramón Tejero volvió al centro de la noticia. Esta vez como párroco de Totalán, en Málaga, lugar donde se produjo la muerte accidental del pequeño Julen. Y de esta parroquia humilde de Málaga, don Ramón da el salto a una de las más glamurosas de Marbella: la parroquia Virgen Madre de Nueva Andalucía. Aquí estaba de párroco el sacerdote Pedro Villarejo Pérez, hermano mayor del excomisario José Manuel Villarejo, actualmente preso y con varias causas pendientes. Algunos de sus parroquianos, sabedores de lo que ya es un secreto a voces, esperan con los brazos abiertos la presencia de su nuevo pastor, al que muchos ya llaman Páter.

Marbella
El redactor recomienda