El 50 cumpleaños de Alejandro Agag, truncado por el covid (pero con sorpresa)
  1. Famosos
UN 2020 complicado

El 50 cumpleaños de Alejandro Agag, truncado por el covid (pero con sorpresa)

La madre del empresario, Soledad, contaba a Vanitatis en qué quedó este aniversario que tendría que haber sido por todo lo alto pero la situación actual lo impidió

Foto: Alejandro Agag. (Getty)
Alejandro Agag. (Getty)

Alejandro Agag, casado con Ana Aznar Botella, siempre será en España el yerno del que fuera presidente del Gobierno entre 1996 y 2004. Fuera es un importante empresario con excelentes conexiones internacionales y se mueve como pez en el agua en el mundo de las altas finanzas y el automovilístico. En 2012 fundó Formula E Holdings, de la que es consejero delegado.

Se trataba de promocionar, por primera vez, los campeonatos internacionales de coches exclusivamente eléctricos, una apuesta arriesgada que en su día ni sus amigos Ecclestone y Briatore, los reyes de la Fórmula 1, confiaban en ella. En la actualidad, esta competición está implantada en países como Reino Unido, China, Rusia, Estados Unidos, Mónaco, Alemania y Argentina. Su campo de acción es amplio y más aún sus conexiones. Él mismo contaba, hace unos años, que no fue fácil y que tuvo que pelearlo mucho. Decía que una de sus cualidades era, precisamente, “mi tenacidad que algunos llaman intensidad. No es solo un deporte, es que la tecnología que está usando la FE va a cambiar la forma de desplazarse de la humanidad".

Alejandro Agag, el príncipe Haakon de Noruega y el expiloto Nico Rosberg. (EFE)
Alejandro Agag, el príncipe Haakon de Noruega y el expiloto Nico Rosberg. (EFE)

En una entrevista a 'How to spend it', el suplemento de lujo del ‘Financial Times’, explicaba su metodología: "Al principio nadie creía en la Fórmula E, así que tuve que hacer mucha labor de persuasión, la mayor parte en los mejores restaurantes ". Y contaba que en Nueva York se reunió con DiCaprio y en Hong Kong con Lawrence Yu, presidente de la Hong Kong Automobile Association. Con el equipo del presidente Macron lo hizo en Buenos Aires, y en Madrid con el presidente Clinton. Sus relaciones sociales abarcan el mundo vip, y Agag y su mujer, Ana Aznar Botella, son fijos en las fiestas más privadas y exclusivas que se organizan en Londres (donde viven con sus cuatro hijos) o en cualquier ciudad del mundo.

Fiestas en pandemia

Por eso se esperaba que su cincuenta cumpleaños, que se celebra este viernes, fuera una reunión importante con personajes influyentes y poderosos. Pero, como dice el refrán, "su gozo en un pozo". La pandemia por el coronavirus ha trastocado el mundo entero y las medidas sanitarias han impedido que Alejandro y Ana pudieran celebrarlo por todo lo alto en con sus muchos amigos. Lo hicieron, sí, pero en formato más pequeño en su casa del elitista barrio de Richmond.

Ana Aznar y Alejandro Agag. (Getty)
Ana Aznar y Alejandro Agag. (Getty)

La madre del empresario, Soledad, contaba a Vanitatis en qué quedó este aniversario que tendría que haber sido por todo lo alto. “Es una pena porque los cincuenta son una fecha importante. Ana le organizó una fiesta sorpresa el lunes pasado con un grupo muy reducido en su casa. Unos amigos íntimos y mis otros hijos que viven también en Londres. Nosotros no hemos podido viajar. Estamos en casa y cuidándonos mucho”. Tampoco estuvieron el matrimonio Aznar Botella. La que fuera alcaldesa de Madrid sí se desplazaba a menudo a Londres para estar con sus nietos. “El coronavirus nos ha cambiado la vida a todos. Me habría gustado abrazar a mi hijo pero no ha podido ser. A ver si cuando cumpla 51 podemos celebrarlo por partida doble”.

En agosto de este año, Agag anunciaba en su Instagram que tuvo que recluirse en el hotel de Berlín porque había dado positivo en el análisis de coronavirus. “Muy triste por perderme mi primera carrera de Fórmula E en mi vida. He tenido que seguir la competición desde la habitación. Echo de menos a todos en el paddock”.

Alejandro Agag dejó hace tiempo de ser el yerno de Aznar. Ahora Aznar es el suegro del dueño de la Fórmula E.

Alejandro Agag
El redactor recomienda