Abelló, Cortina, Koplowitz y Botín, entre los mejores cazadores vip de España
  1. Famosos
COMIENZA LA TEMPORADA

Abelló, Cortina, Koplowitz y Botín, entre los mejores cazadores vip de España

Reyes, aristócratas, empresarios y banqueros forman parte de la élite de cazadores en nuestro país, un deporte que en muchas ocasiones se transmite en el ADN

Foto: Juan Abelló, en una imagen de archivo. (EFE)
Juan Abelló, en una imagen de archivo. (EFE)

A principios de octubre comienza la temporada de caza. Una apertura de la veda que este año, como no podía ser de otro modo, será un tanto atípica por la pandemia que asola el mundo. A pesar de ello, los mejores cazadores de nuestro país preparan expectantes sus rifles y escopetas. Las nuevas generaciones van pidiendo paso, pero aún no han desbancado a los cazadores por excelencia de nuestro país, con los que en muchas ocasiones comparten jornadas de caza y se nutren de su sabiduría cinegética.

Un aristócrata de la familia Borbón

El empresario y coleccionista de arte Juan Abelló continúa siendo el cazador número uno de España. Íntimo amigo de don Juan Carlos, siempre han mantenido cierta competencia sana por ver quién conseguía los mejores trofeos. Pocos lances escapan a la acertada puntería del llamado 'el Cazador' por su núcleo íntimo. El número de trofeos abatidos por Abelló lo avalan: una colección que tiene repartida por sus fincas, que suman cerca de 40.000 hectáreas y lo convierten en el mayor latifundista de nuestro país. Los hijos del empresario con Anna Gamazo, Juan Claudio, Alejandro, Cristian y Miguel, también comienzan a dar que hablar en círculos relacionados con este mundillo.

placeholder Anna Gamazo. (Cordon Press)
Anna Gamazo. (Cordon Press)

Otro de los grandes cazadores de nuestro país es Íñigo Moreno de Arteaga, marqués de Laserna y de Laula. El aristócrata está casado con una prima hermana del Rey emérito, Teresa de Borbón Dos Sicilias, hermana del desaparecido don Carlos de Borbón, que fue otro ilustre cazador. Además de regentar junto a su esposa la yeguada Flor de Lys, una de las mejores en cría de caballos pura raza árabe, ha escrito varios libros sobre caza.

Los Albertos

Alberto Cortina Alcocer puede presumir de buena puntería, pero no sabemos si mejor que la de su mujer, Elena Cué, quien fue campeona de España de tiro a pichón. El matrimonio, que se conoció en la finca toledana Las Cuevas, propiedad de Cortina, atesora una colección de trofeos nada desdeñable, entre los que destacan varios corzos récord de España. Su inseparable primo, Alberto Alcocer, otro reseñable cazador, posee una finca en Toledo, El Avellanar, de 5.000 hectáreas con excelentes cualidades para la caza mayor y menor. La finca provocó problemas en su día cuando Alcocer se divorció de Esther Koplowitz ya que ambos poseían el 50% de la propiedad.

Pero si alguien le hace sombra a Alberto Cortina Alcocer como cazador es precisamente su hijo, Alberto Cortina Koplowitz, fruto de su matrimonio con su primera mujer, Alicia Koplowitz. El joven, un gran desconocido a pesar de la popularidad de sus progenitores, es desde el año 2000 marqués del Real Socorro y está casado con Inés Balmaseda. Trabaja en el negocio inmobiliario junto a su hermano Pedro comprando edificios en los que construyen pisos de lujo. Su lugar favorito para cazar es la finca de su madre, La Aljabara, situada en la provincia de Córdoba. Ya atesora, entre sus lances, múltiples trofeos, especialmente jabalíes.

Banqueros cazadores

Guillermo Fierro Eleta está casado en la actualidad con Lucrecia Botín-Sanz de Sautuola, hija del banquero Jaime Botín y sobrina del desaparecido Emilio Botín, quien fuera también un número uno de la caza en España. Hijo de Ignacio Fierro, Guillermo posee una finca en la provincia de Badajoz, El Membrillar, de 7.000 hectáreas. Hace poco saltaba a la palestra informativa por haber solicitado la licencia para construir una pista de aterrizaje allí de 1.650 metros que, si nada lo impide, comenzará próximamente a cimentar. Guillermo es patrón de la Fundación Princesa de Asturias. Su primo político, Javier Botín O’Shea, posee un aeródromo de 1.500 metros en la finca heredada de su padre El Castaño, en la provincia de Ciudad Real. La finca, que tiene 11.000 hectáreas, era el lugar favorito de caza de su padre, Emilio Botín, afición que padre e hijo han practicado juntos en innumerables ocasiones.

Sin dejar el mundo de la banca, Juan March de la Lastra, actual presidente de Banca March, es otro experto cazador. Ya sea en su finca Taroda, en Soria, o en Altarejos, la finca que su padre, el exbanquero Carlos March Delgado, posee en la Sierra Norte de Sevilla, destaca por ser un cazador austero que incluso recicla sus propios cartuchos. Nada que ver con otras grandes fortunas que no escatiman en gastos a la hora de practicar la caza.

placeholder Juan March de la Lastra. Imagen cedida por Banca March. (Manuel Zambrana)
Juan March de la Lastra. Imagen cedida por Banca March. (Manuel Zambrana)

Reyes, aristócratas, empresarios y banqueros forman parte de la élite de cazadores en España. Un deporte que en muchas ocasiones se transmite en el ADN de generación en generación. Actualmente es una actividad no exenta de polémica, pero que está considerada como uno de los motores de la economía rural gestionada adecuadamente ya que genera cerca de 6.500 millones de euros y 187.000 puestos de trabajo al año, según un estudio de Deloitte y la Fundación Artemisa.

Juan Abelló Alberto Cortina
El redactor recomienda