Fabiola Martínez, más allá de Bertín Osborne: su pasado en Venezuela, su naturalidad y sus inicios como modelo
  1. Famosos
Mujer todoterreno

Fabiola Martínez, más allá de Bertín Osborne: su pasado en Venezuela, su naturalidad y sus inicios como modelo

Analizamos el lado más personal y desconocido de la modelo latinoamericana

placeholder Foto: Descubrimos el lado más personal y desconocido de Fabiola. (Instagram @fabiolaosborne)
Descubrimos el lado más personal y desconocido de Fabiola. (Instagram @fabiolaosborne)

La separación de Bertín Osborne y Fabiola Martínez pilló a la mayoría del público por sorpresa. Su relación como pareja se rompía, aunque permanezcan unidos como familia, tras más de 20 años de amor.

Una noticia tras la que han afirmado, como hemos podido leer en Vanitatis, que es lo mejor para los dos. Por lo que esperamos que en estos nuevos caminos por separado tengan la misma felicidad que juntos.

Así, una vez digerido el hecho de que se rompa uno de los matrimonios más sólidos y duraderos de nuestra crónica social, queremos aprovechar para recordar algunos de los aspectos más importantes en la biografía de Fabiola Martínez, más allá de su unión con el popular presentador.

Nacida en la ciudad de Maracaibo, Venezuela, desde muy joven se inició con diferentes trabajos en el mundo de la moda. Aunque su camino profesional iba a ser otro. A los 18 años comenzó a estudiar la carrera de Medicina.

Sin embargo, al clasificarse para Miss Venezuela en 1993 como representante del estado de Zulia, se centró durante un tiempo en el campo de la moda. Un trabajo que parecía temporal y acabó siendo permanente. Una decisión de la que, según ha narrado en algunas entrevistas, en ciertas ocasiones se ha arrepentido.

"Miss Venezuela es una universidad impresionante que no tiene nada que ver con los certámenes de belleza que se celebran en España, sobre todo en los últimos años. Allí la formación que reciben las participantes es tan amplia que abarca oratoria, dicción, asisten a conferencias, charlas, se lee y analiza la prensa nacional e internacional, se aprenden idiomas", confesaba en una entrevista para la web oficial de Pozuelo de Alarcón.

"El físico es importante porque es la carta de presentación, pero además de una mujer guapa se busca una persona con capacidad para ejercer como embajadora de su país”, añadía en el mismo espacio la venezolana

Un certamen que no ganó, pero que le sirvió para ir encadenando trabajos como modelo primero en Caracas y después en Alemania, Reino Unido o Italia. Aunque, en esa primera etapa en Venezuela, también hizo sus pinitos como actriz, participando en telenovelas con papeles secundarios.

La capital del país latinoamericano sería donde también conoció a su primer marido, con el que acabó instalándose en España. Ocho años antes de conocer a Bertín Osborne se mudó a Madrid, pero esta relación se rompería solo un año después, llegando su divorcio.

Asentada ya en nuestro país y disfrutando de su soltería, siguió trabajando en el mundo de la moda, pero también en diversos videoclips como narró en uno de los programas de su exmarido 'Mi casa es la tuya' junto a Alejandro Sanz, con quien había trabajado en 'Y si fuera ella'.

Más allá de su vida sentimental con Bertín Osborne, con quien se casó en 2006 y del nacimiento de sus dos hijos, Fabiola ha estado más centrada en el trabajo de la Fundación Bertín Osborne que en la moda.

Aunque, como se ve en sus redes sociales, ha seguido haciendo campañas de publicidad o de imagen en los últimos años. Sin embargo, esta lejanía de las pasarelas no le ha hecho descuidar su físico.

Amante de la vida sana y del deporte, la venezolana no ha tenido problemas en reconocer las operaciones de cirugía estética a las que se ha sometido. Al ser preguntada en una entrevista para el periódico 'La Razón' sobre los retoques explicó: "Si es para corregir un defecto importante, a mí no me parece mal".

"Ahora, transformarte para parecer otra persona y eso que se hace ahora de pincharte bótox no me gusta. No me he inyectado nada de eso nunca, lo que me he arreglado es la nariz en Venezuela porque era muy chata. Y luego me hice una liposucción en las caderas. Me la hice en Venezuela y me dolió muchísimo".

"Aquí me retoqué después del embarazo de Kike y me hicieron una anestesia general. Pero no recomiendo la liposucción en ningún caso, el resultado no me convenció. Yo me quité las cartucheras, pero el aspecto que queda de la piel es horrible. Si no hiciera todo el ejercicio que hago para tonificar, la parte del culete la tendría fatal", confesaba también.

Una naturalidad para hablar de este tema, que muchas otros famosos ocultan, que la caracteriza en otros aspectos de su vida. Así, con su simpatía y cercanía ha sabido conquistar al público, que sigue atento sus apariciones en televisión o sus redes sociales.

Un espacio donde, sin darnos cuenta, ya nos dio un aviso sobre su nuevo estado sentimental. A comienzos del mes de diciembre subió una fotografía donde se podía leer: "Nunca es tarde para ser tú mismo... Fabiola Martínez Benavides es mi yo original".

Un guiño al hecho de que su cuenta, con nombre Fabiola Osborne como nick, podría cambiar. De hecho, antes los comentarios sobre por qué había adoptado el apellido de su marido, llegaba a decir que tenían razón y que debía haber mantenido los de sus padres.

Una pista sobre cómo podría estar la relación del ahora exmatrimonio que entonces no supimos captar. Lo importante es que Fabiola Martínez, al igual que su expareja, parece estar llevando de forma muy cordial esta separación. Al estilo Gwyneth Paltrow y Chris Martin, por lo que esperamos que muy pronto nos sorprenda con nuevos proyectos y noticias.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Fabiola Martínez Bertín Osborne
El redactor recomienda