Alba Santana y Mila Ximénez, una historia de ausencia, amor y de lealtad hasta el final
  1. Famosos
ADORABA A SU MADRE

Alba Santana y Mila Ximénez, una historia de ausencia, amor y de lealtad hasta el final

Aunque la hija de la colaboradora de 'Sálvame' pasó su infancia con su padre, Manolo Santana, y su pareja, Otti, lograron recuperar el tiempo perdido

Foto: Alba Santana y Mila Ximénez, en el debate final de 'Supervivientes' en 2016. (Cordon Press)
Alba Santana y Mila Ximénez, en el debate final de 'Supervivientes' en 2016. (Cordon Press)

"A la mayoría no os he dicho nada y a otros os he engañado. No podía decíroslo antes que a mi hija. Cuando se lo dije a Alba se quedó en shock, porque no se lo esperaba, pero le he jurado que voy a curarme, y tengo que cumplirlo. Ella viene desde Ámsterdan el 21 cuando se abran las fronteras extranjeras", manifestaba Mila Ximénez por teléfono el 16 de junio del año pasado en 'Sálvame'.

Para Mila, su hija y sus dos nietos, Alexander y Victoria, de catorce y ocho años respectivamente, eran lo prioritario y su mayor fuente de alegría. Su relación pasó por distintas fases, pero la conclusión definitiva es que supieron reconducir los momentos menos fáciles para disfrutar la una de la otra plenamente.

Nadie mejor que la propia Alba Santana para definir en una entrevista cómo era la colaboradora de 'Sálvame' en términos afectivos hacia ella: "Ha sido una madre diferente, para lo bueno y para lo malo. Me gustaría parecerme a mi madre en la libertad con mi hijo, en poder contarnos las cosas abiertamente; en no tener ese miedo de tener que mentirle a tu hijo para que no te juzgue", manifestaba en 'Sálvame Deluxe' en noviembre de 2009.

placeholder Mila Ximénez y su hija Alba Santana, en 'Supervivientes'.
Mila Ximénez y su hija Alba Santana, en 'Supervivientes'.

Uns palabras muy elocuentes de una mujer tremendamente discreta, que solo rompió su silencio para dar la cara por su madre o apoyarla públicamente. Quizás uno de los momentos más emotivos y que más se han quedado grabados en la retina de los espectadores es cuando Alba Santana visitaba a su madre en Honduras, cuando estaba participando en 'Supervivientes', donde había vivido momentos muy duros.

"Con verle la mirada ya sé que está bien y está feliz", decía la hija del legendario tenista Manolo Santana en la primavera de 2016. Había sido la sorpresa de Mila Ximénez en su 64 cumpleaños y, en efecto, no pudo ser un mejor bálsamo para ella. No en vano, ella misma intervenía en 'Sálvame' por teléfono y manifestaba que "para lo que es mamá, estaba fuera de sí, muy emocionada de verme y tan contenta".

Volviendo a esa mencionada entrevista de 2009, en la que Alba Santana decidía ponerse en primer plano para defender a su madre, debemos destacar que solo por ella salió de su anonimato buscado en Ámsterdam, pero no quiso pasar por alto las acusaciones de Pipi Estrada, que aseguraba que había vendido su patria potestad a Manolo Santana, pues, como es sabido, ella creció desde los dos años al lado del tenista y su pareja de entonces, Otti Glanzelius.

placeholder Mila Ximénez, en una de las últimas intervenciones en 'Sálvame'. (Mediaset)
Mila Ximénez, en una de las últimas intervenciones en 'Sálvame'. (Mediaset)

"Me ha costado porque hubiera preferido no tener que hacerlo. Yo abiertamente le he contado a la gente cómo ha sido mi infancia y lo que me entristece es que gente que no me conoce absolutamente de nada de repente tenga opiniones tan feas sobre cosas que no son verdad. Decidí que en este momento la única forma de zanjarlo era hablar yo misma públicamente", afirmaba entonces.

De hecho, Alba Santana destacaba que había entendido perfectamente la decisión de la colaboradora televisiva: "Mi madre tomó la decisión de que me fuera a vivir con mi padre para que yo pudiera vivir mejor. A veces no tenía ni para pagar la luz y ella quería lo mejor para mí". La propia Mila Ximénez lo había explicado en 'Lecturas': "El día que tuve que decir a mi hija Alba que ya no iba a volver nunca más a aquella casa fue el peor momento de mi vida".

Alba Santana, que siempre ha demostrado tener una educación exquisita, se fue a estudiar a Suiza y fue allí donde conoció al que hoy es su marido, el empresario Aviv Miron, con quien contrajo matrimonio por el rito judío en junio de 2006 en Marbella. Su padre, Manolo Santana, fue su padrino, y Mila Ximénez, que eligió un modelo de Armani para un día tan especial para ella, invitó a Mayte Zaldívar, con quien mantenía una excelente relación y compañera suya en 'A tu lado'.

Durante este año en el que Mila Ximénez ha estado enferma, han sido constantes los viajes de Alba Santana para estar a su lado, siempre que las medidas restrictivas de la pandemia lo han permitido, y anteriormente era habitual que viajaran para visitarse la una a la otra. Mila hablaba con mucho orgullo de su hija, quien en 2013 concedía una insólita, por lo inhabitual, entrevista en '¡Hola!', en la que incidía una vez más en una idea clave: “Mi madre no me abandonó, mi madre me ofreció la mayor prueba de amor: renunciar a mí para que yo tuviera un futuro”.

placeholder Alba Santana, en una de sus visitas a su madre este último año. (Cordon Press)
Alba Santana, en una de sus visitas a su madre este último año. (Cordon Press)

Emocionadísima, Mila Ximénez manifestaba en 'Sálvame' que "no pude terminar de leer la entrevista, porque por primera vez Alba cuenta lo que yo he intentado contar siempre, la separación no fue traumática porque tenía dos años. Tuvo que ser madre y tener muchas conversaciones para entender lo que su padre me hizo a mí".

Lo que no esperaba Mila es que su hija interviniera por teléfono e hiciera toda una declaración de amor en toda regla, con la que queremos terminar este artículo: “Mi intención no fue remover los sentimientos de tristeza ni verte mal, lo que quería es que todo el mundo supiese lo mucho que te quiero y lo orgullosa que estoy de todo lo que has hecho”.

Mila Ximénez