Dulceida, de influencer a empresaria consolidada: más de 2,4 millones en ventas
  1. Famosos
ÉXITO EN LAS REDES Y FUERA DE ELLAS

Dulceida, de influencer a empresaria consolidada: más de 2,4 millones en ventas

La influencer ha conseguido elevar el nivel de su empresa y sus negocios a pesar de la pandemia. Aunque ha apartado algunos proyectos, sus ventas son millonarias

Foto: Dulceida explica a sus seguidores todo lo que quieren saber. (Instagram @dulceida)
Dulceida explica a sus seguidores todo lo que quieren saber. (Instagram @dulceida)

La pandemia no ha sido fácil para los negocios de algunos de nuestros famosos más emprendedores. Restaurantes, hoteles, marcas de ropa y hasta caterings han visto mermados sus ingresos por culpa de las restricciones derivadas del coronavirus. No es el caso de Dulceida. La influencer ha facturado a través de su empresa Dulce Week End SL algo más de 2,4 millones en ventas en el último año, tal y como se recoge en los documentos a los que ha tenido acceso Vanitatis.

Aida Domenech, tras más de una década dedicada en cuerpo y alma al mundo de las redes sociales (primero como bloguera, luego como youtuber y ahora, sobre todo, como instagramer), constituyó en junio de 2016 esta empresa de la que es administradora única. Un auténtico punto de inflexión en su carrera que no ha hecho más que darle alegrías como emprendedora. Entre otras cosas, porque se ha convertido en toda una experta adaptándose a los tiempos, circunstancias y deseos de sus millones de seguidores transformando esas cifras en ventas millonarias a lo largo de los años.

Aunque podría parecer que a través de ella tan solo gestiona sus contratos publicitarios, lo cierto es que la ha convertido en el eje de los tres pilares sobre los que ha edificado su éxito tanto dentro como fuera de Instagram.

Gracias al buen consejo de su madre, Ana María Pascual, que ejerce de apoderada y representante de su hija, esta microempresa dedicada a las actividades recreativas y de entretenimiento con sede en Badalona tiene tres ramas: DulceidaShop, su propia marca de ropa, que salió al mercado hace unos años; Dulceweekend, el festival que reúne a marcas, influencers y cantantes durante dos días non-stop; y, por supuesto, la joya de la corona, In Management, su agencia de representación.

“Es un sueño, una lucha y un esfuerzo”, aseguró la propia Dulceida en un vídeo publicado en su canal de YouTube en el que explicaba con detenimiento los entresijos de la empresa que tantas alegrías le ha dado y que gestiona además toda su actividad publicitaria, con la que obtiene la mayor parte de sus ingresos.

Su punto fuerte: la representación de vips

Su expertise en las redes hizo que hace unos años apostara por dedicar gran parte de sus esfuerzos y recursos a crear escuela y representar a otros rostros conocidos. En la cada día más solvente lista de acólitos, se encuentran su hermano y su expareja, Alba Paul, aunque no son los únicos.

Nagore Robles, el cantante Carlos Sadness, la influencer Trendy Taste, Susana Bicho o perfiles tan dispares en esta lista como Anabel Pantoja conforman una ‘crew’ de lo más solvente económicamente para la catalana.

Un negocio que junto a la gestión de su propia imagen es su fuente principal de ingresos. Su crecimiento durante los últimos meses ha sido inversamente proporcional al de los otros dos pilares de su empresa.

Su marca de ropa, parada

Su marca de ropa Dulceshop, que sacó al mercado en pleno boom de influencers reconvertidas en diseñadoras, es una de las aventuras que ha dejado de lado, al menos por ahora.

Su última publicación en Instagram es del 29 de noviembre de 2020. Tras la pandemia, nunca más volvieron a reactivar esta marca que nació con tanta ilusión y fuerza hace unos años. A día de hoy tiene 204.000 seguidores, seguramente menos de los que tenía en noviembre debido a la falta de actividad.

Y su festival, también

La pandemia no solo ha paralizado su marca de ropa, sino que su proyecto de festival, Dulceweekend, también ha quedado en un irremediable segundo plano. Las limitaciones de aforo y horario que han marcado nuestro día a día hasta hace apenas unas semanas han provocado que la propia influencer haya tomado la mejor de las decisiones: esperar a nuevos tiempos para poder organizar lo que busca sin correr riesgos de rebrotes.

Organizar este tipo de eventos, en el que actuaciones, experiencias gastronómicas y decenas de actividades se sucedían vertiginosamente durante un fin de semana, era su sueño desde hace años. Por tanto, no hay duda de que lo retomará en cuanto la situación sanitaria mejore.

Dulceida Negocios de famosos