Logo El Confidencial
ACOMPAÑÓ A CARMEN Y SU MADRE EN TOLEDO

El dueño de Desguaces La Torre ya participa en los 'homenajes' de la familia Franco

Luis Miguel Rodríguez ya es uno más entre los herederos del Generalísimo. El pasado domingo acompañó a Carmen a un acto en el Alcázar de Toledo

Foto: Luis Miguel Rodríguez, ‘el rey de la chatarra’, en una imagen de archivo (I.C.)
Luis Miguel Rodríguez, ‘el rey de la chatarra’, en una imagen de archivo (I.C.)

Carmen Martínez Bordiú, su madre, la duquesa de Franco, y Luis Miguel Rodríguez, dueño de Desguaces La Torres y amigo entrañable de la nieta del otrora Generalísimo, compartieron la mañana del domingo pasado. Los tres se desplazaron hasta Toledo para acudir a la celebración que todos los años organiza la Asociación de Defensores del Alcázar. Este lugar fue uno de los emblemas del franquismo, ya que, al inicio de la Guerra Civil, los sublevados contra el gobierno de la República se refugiaron en dicha fortaleza, que en aquel momento era academia militar.

Madre, hija y amigo se sentaron juntos en la misa celebrada en la cripta donde está enterrado el general José Moscardó, quien lideró la sublevación en Toledo. En la liturgia religiosa el trío compartió ceremonia y entrega de corona en memoria del general que al inicio del año 36 estaba al frente de la Escuela de Infantería del Alcázar.

Los invitados y participantes que conmemoraban “la liberación” pudieron observar de reojo la excelente relación que existe entre la duquesa de Franco y el amigo de su hija. De hecho, no es la primera vez que comparten gustos, aficiones y sobre todo ideario.

Luis Miguel Rodríguez ha sido y es un admirador incondicional de la figura de Francisco Franco y así lo expresa públicamente. Llegó a comprar la estatua del ecuestre del general que se retiró de Nuevos Ministerios en Madrid; ahora esa efigie ecuestre preside el jardín de su espectacular finca toledana. Es un hombre que se puede permitir todo lujo de excesos y excentricidades. No en vano, su empresa ha llegado a generar beneficios de hasta 100 millones de euros en un año.

En El Rocío, Carmen ha pasado fines de semana con el grupo de amigos del ‘rey del desguace’, que así se conoce a Rodríguez. A veces se les ha visto paseando y tomando el aperitivo en algunos de los bares de la ciudad. El empresario prefiere mantener un perfil mediático muy bajo y procura que los encuentros con su amiga y el resto de familia sean discretos. En las Navidades pasadas, se reunieron en una marisquería y cuando a la duquesa de Franco la preguntaron qué tal con el nuevo amigo de su hija, contestó irónicamente: "La comida estupenda. Hemos tomado angulas".

El domingo pasado, la familia no pudo compartir almuerzo. Seguramente por cuestiones de protocolo, ya que la mesa estaba presidida por un sacerdote y otras fuerzas vivas ocuparon su correspondiente lugar junto a la hija y nieta de Franco.
Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios