Logo El Confidencial
EL PERIODISTA HA REGRESADO AL TRABAJO

Paco González: "Mayte está intentado ser feliz pero de momento no le sale"

Trece días. Ese es el tiempo que Paco González ha necesitado para regresar al trabajo después de que su mujer Mayte y su hija María fueran apuñaladas

Foto: El periodista este martes en el programa 'Tiempo de Juego' de la COPE (I.C.)
El periodista este martes en el programa 'Tiempo de Juego' de la COPE (I.C.)

Trece días. Ese es el tiempo que Paco González ha necesitado para regresar al trabajo después de que su mujer Mayte y su hija María fueran apuñaladas por dos personas, una de ellas Lorena G.F., una joven vallisoletana de 25 años que estaba obsesiona con el periodista.

“El cuerpo me pide decir muchas cosas, pero, sobre todo, voy a dar las gracias”, dijo este martes en el programa Tiempo de Juego de la COPE antes de que comenzara el partido de Champions que enfrentó al FC Barcelona y el Manchester City. El periodista quiso mostrar, así, desde los micrófonos de su programa su agradecimiento a todas las personas que durante estos días han estado a su lado, a los trabajadores del hospital Puerta del Hierro de Madrid y a las fuerzas de seguridad. No dudó en nombrar, uno a uno, a aquellos que ayudaron a que el ataque que sufrió su familia no terminara en una tragedia. “Doy las gracias a mi hija María por salvar a mi mujer. Se abalanzó sobre el asesino. Y gracias a mi mujer por salvar a mi hija. Al padre del colegio que bajó de su coche y ayudó a mi familia. Sin él, mi hija y mi mujer no lo habrían contado. Gracias a las personas que llamaron a la policía y siguieron a los asesinos para que los detuvieran. Porque no sé qué haríamos si siguieran libres”, dijo.

En su discurso, que según ha revelado es una manera de volver a la realidad y una obligación moral, ha mencionado en dos ocasiones a Lorena Gallego e Iván Trepiana como asesinos. “Debería decir agresor, pero no me sale”, arguyó.

En mitad de un doloroso y respetuoso silencio y con la voz entrecortada, Paco González desgranó cómo ha sido todo este tiempo para él y su familia. “Hace trece días intentaron matar a mi mujer y mi hija, hoy mi hija hace vida casi normal. Casi no cojea por la puñalada de la pierna. María es tan especial que no se lo ha querido decir ni a sus profesores, a los que ha dicho que ha tenido un accidente con un cuchillo. Íñigo su hijo pequeño está siendo el héroe silencioso de la historia, tirando del carro con una personalidad impropia. Y Mayte está viva. Ella dice que le han podido quitar todo, y que solo le han quitado la sonrisa. Está sacando fuerzas para que todo sea como era nuestra vida antes, porque es el corazón de la familia. Está intentando ser feliz, y de momento no le sale, pero le va a salir porque es muy, muy grande”. 

Una realidad que no es un sueño

"Nos gustaría despertarnos y que fuera julio o agosto y que la pesadilla quedara muy lejos. Será un proceso lento, sobre todo para Mayte". Frases como "te voy a matar" o "no es una cuestión de dinero" serán, quizá, lo que su mujer más tarde en olvidar. En sus palabras, Paco González también ha pedido a sus compañeros de profesión que no intenten buscar imágenes ni de Mayte ni de su hija. "Entiendo la profesionalidad, pero eso dificultaría la recuperación de ambas".

Sin esconderse en ningún momento, el periodista aprovechó para denunciar la lentitud de las órdenes judiciales asegurando que "esto no es como en las películas" poniendo especial hincapié en la "falta de medios" en los cuerpos de seguridad del Estado y criticando que tardaron "entre 8 y 10 días" en encontrar un traductor de búlgaro, o "más de un mes y medio", para recibir el registro de llamadas y repetidores de los asaltantes por parte de la compañía telefónica.

"A partir de ahora no volveré a hablar del asunto porque quiero que nuestra vida vuelva a la normalidad. No me interesa nada más, ni el juicio a los asesinos ni el odio eterno que sentiré por ellos", ha querido zanjar Paco González. También tuvo palabras para los seguidores de Tiempo de Juego, a quienes quiso aclarar que a pesar de que Laura Gallego convirtera su devoción por el periodista en una obsesión el accidente de su familia no será un punto y final a su relación de cercanía con ellos. "Este es su programa. Podrán seguir viniendo siempre que así lo deseen y hacerse todas las fotos que quieran".

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios