Logo El Confidencial
"ESTÁ PERFECTAMENTE SANO"

Felipe González se querella contra aquellos que aseguraron que padecía párkinson

"Indignado". Así se encuentra después de que estos días algunos medios hayan asegurado que se le ha diagnosticado dicha enfermedad y su entorno lo sabe

Foto: El expresidente de Gobierno Felipe González, en una imagen de archivo (I.C.)
El expresidente de Gobierno Felipe González, en una imagen de archivo (I.C.)

“Indignado”. Así se encuentra Felipe González después de que estos días algunos medios de comunicación hayan asegurado que recientemente se le ha diagnosticado Parkinson en una fase inicial, que ya se lo había comunicado a su familia y que todos se preparaban para lo que venía en un futuro. Su círculo más cercano no sólo niega la información, sino que asegura además que el expresidente del Gobierno se ha querellado contra quienes han vertido estas informaciones.

"No padece ninguna enfermedad y la publicación de esta noticia le ha hecho mucho daño y ha provocado daños colaterales de extrema gravedad. No sólo en el aspecto emocional y personal, sino también en el laboral”, aseguran a Vanitatis miembros de la familia de González. “Él tiene compromisos relacionados con sus conferencias en mesas redondas, en instituciones y universidades nacionales e internacionales y a los organizadores les puede quedar esa incertidumbre”, añaden.

Felipe González y Mar García Vaquero en Bueno Aires
Felipe González y Mar García Vaquero en Bueno Aires
Durante este último mes, el expresidente viajó a Brasil y Colombia para participar en varios seminarios y, curiosamente, entre ambos viajes se hizo un chequeo completo, como hace cada año, según aseguran las mismas fuentes a este diario. "Nada que destacar desde el punto de vista médico. Felipe está a pleno rendimiento, perfectamente sano", afirman sus familiares.

Recién llegado de Sevilla, donde había pasado unos días con su mujer, Mar García Vaquero, Felipe González no imaginaba que la bola de nieve mediática crecería tan rápidamente. "Ha sido tremenda la repercusión. De ahí su enfado y por supuesto la rapidez a la hora de desinflar la intoxicación informativa”. Comenzó a recibir llamadas de amigos, incluso familiares, preguntándole sobre la veracidad de la información y preocupándose por su estado de salud.

La información de marras es la gota que ha colmado el vaso de la paciencia del expresidente. “Una cosa es que se diga, como se ha dicho, que visita con frecuencia a especialistas en cirugía estética, que se ha inyectado botox, que su matrimonio va regular, que ha pasado las últimas vacaciones de Navidad en Punta Cana, cuando no salió de Madrid… y otra muy diferente jugar con su salud. Felipe está indignado a unos niveles extremos y no va consentir que se especule con eso”, aseguran las mismas fuentes.

Los abogados del expresidente ya redactan los términos en los que se basará la querella. “No hay marcha atrás”, sentencian. Mientras tanto, él sigue haciendo su vida en Madrid, junto a su esposa, con la que se casó el jueves 2 de agosto del año 2012, en una ceremonia íntima y familiar que se celebró en la Junta Municipal de Retiro. 

 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios