El Soro ante su reaparición: "Estoy preparado para la muerte"
  1. Noticias
"TENGO MIEDO A HACER EL RIDÍCULO"

El Soro ante su reaparición: "Estoy preparado para la muerte"

El próximo 17 de agosto, quien compartiera el fatídico cartel de Pozoblanco con Paquirri y El Yiyo, vuelve a los ruedos 20 años después y con una pierna biónica

Foto: Vicente Ruiz 'El soro' en su vuelta quiere estar rodeado de amigos (Gtres)
Vicente Ruiz 'El soro' en su vuelta quiere estar rodeado de amigos (Gtres)

Después de 37 operaciones y casi perder una pierna por las complicaciones de una cornada recibida en abril de 1994, Vicente Ruiz ‘El Soro’ regresa a los ruedos tras 20 años de ausencia. El torero volverá a vestirse de luces el próximo 17 de agosto en la Plaza Cubierta de Xátiva, junto a Daniel Luque y Román, donde torearán seis toros de la ganadería de Santiago Domecq Bohórquez. Días antes de su vuelta al albero, El Soro se sincera con Vanitatis.

Pregunta: ¿Por qué ha tomado la decisión de volver a los ruedos después de tantos años desde que se cortara la coleta?

Respuesta: Una decisión añorada, deseada y muy llorada después de 20 años de que una lesión de rodilla me apartara de los ruedos tras recorrer el mundo entero. El día de mi vuelta quiero que sea una congregación de medios de comunicación y toreros contemporáneos de mi época como Paco Camino, Espartaco y Los Esplá. Le dedicaré la corrida a mis padres, que ya no viven, y a mi familia.

P: Se retiró con 32 años y ahora tiene 52. ¿No cree que las condiciones físicas actuales no son las más adecuadas para ponerse de nuevo delante de un toro?

R: Indudablemente nunca lo van a ser y más después de 37 operaciones y una pierna biónica. Pero hay una sapiencia, unas vivencias, un mundo recorrido y unos deberes hechos de preparación: físicos, mentales y espirituales. Tengo una capacidad de trabajo y sacrificio tremendo. Mi vuelta además de deseada está muy preparada.

P: ¿Le seguiremos viendo torear en otras plazas después de la corrida de Xátiva?

R: Voy a estar en todos aquellos lugares en los que los empresarios quieran contratarme. Quiero continuar, aunque el toro será el que ponga a prueba todo mi trabajo.

P: ¿A qué se ha dedicado durante todo este tiempo que ha estado alejado de las plazas?

P: He estado trabajando en televisión como comentarista y he estado entrenando en el campo a pesar de pasar mucho tiempo entre el hospital y mi rehabilitación. Los últimos años los he pasado sentado en una silla de ruedas con una minusvalía total. No estoy al cien por cien recuperado pero sí a un setenta y cinco por ciento.

P: ¿Qué sentirá cuando vuelva a ponerse delante de un toro? ¿Miedo? ¿Respeto?...

R: Miedo no, pero sí estoy preocupado por que todo salga bien y que los toros acompañen. Me pongo en las manos de Dios y tengo la preocupación de no hacer el ridículo. Tengo miedo a perder mi salud o la de mi familia. Tengo los mismos miedos e inquietudes que todo el mundo y encuentro mi equilibrio rezando.

P: ¿Cree que algunos compañeros le han dado la espalda en estos 20 años en los que ha estado retirado?

R: No. Increíblemente me siento querido y mimado por todos mis compañeros y el mundo del toro. Nunca visto a ningún torero que me haya dado la espalda. Incluso algunas personas de este mundillo me han ayudado económica y personalmente.

P: ¿Qué diferencia ve entre los toreros de su época y los de ahora?

R: Quizás ha cambiado el toro, porque ahora son más grandes que los de antes; pero mi época es considerada dorada por las figuras que habían a pesar de que ahora hay toreros extraordinarios.

P: ¿Con quién le haría mayor ilusión torear ahora mismo?

R: Con cualquiera, porque después de tantos años de ausencia lo que realmente me hace ilusión es volver a sentirme torero. La competencia ahora es conmigo mismo y saber que le he ganado la partida a tantos años de silencio, de dolor, de quirófano, de muchos altibajos.

P: ¿Piensa que diestros como Francisco Rivera, que venden su vida en las revistas, o como José María Manzanares, que presta su imagen como modelo de marcas, menosprecia la profesión de torero?

R: No lo creo porque el toreo está abierto a todos los abanicos. Todo lo que se haga bien y con respeto bienvenido sea.

P: ¿Qué piensa de que compañeros suyos como Paco Camino o José Tomas devolvieran la Medalla de Oro de las Bellas Artes al concedérsela a Francisco Rivera?

R: Sería por celos, por envidia o por algo personal. Francisco es un hombre muy querido por la profesión. Para mí es una figura importante.

P: ¿Cómo recuerda la fatídica tarde en la Plaza de Pozoblanco el día que falleció Paquirri?

R: Con mucha pena y mucho dolor. Esa sombra siempre irá a mi alrededor mientras viva. Paquirri entregó su vida generosamente. Espero que Dios le tenga en la gloria junto con El Yiyo, con el que compartí corrida aquella fatídica tarde.

P: ¿Le molesta que la gente diga que ese cartel de Pozoblanco estaba maldito?

R: No, porque soy un hombre muy creyente. Estamos en las manos de Dios, así que cuando él diga y quiera estoy preparado para la muerte. No voy con la mentalidad de que me va a pasar algo.

P: ¿Volvería a torear en Pozoblanco?

R: Porque no. Es una ciudad donde se me adora. De hecho, me quieren hacer hijo predilecto del pueblo.

P: ¿Reaparece por una cuestión económica?

R: Eso no es cierto. Lo hago por amor a mi profesión. Un virus que cogí en el quirófano durante una de las operaciones me arrancó la vida y ahora puedo volver afortunadamente.

P: ¿Qué piensa de la prohibición de los toros en Cataluña?

R: La política siempre tiene que distraer al mundo y buscar aquellas connotaciones que llamen más la atención. Entiendo que haya gente que no les gusten los toros, pues que no vayan. Parece que esta gente cuida más a los animales que a las personas. Pues que se den una vuelta por el mundo y vean cómo hay gente que está pasando calamidades en vez de preocuparse si al toro le duele o no le duele. El toro nació para embestir y ser toreado.

Toros Muerte Rehabilitación Salud
El redactor recomienda