Logo El Confidencial
SE HIZO PASAR POR LA ESPOSA DE MANZANARES

La 'falsa Yeyes', 'pequeño Nicolás' del cuore

Mucho tiempo antes de que el ‘pequeño Nicolás’ diera el salto a los periódicos, existió una mujer cuya agenda de contactos trajo de cabeza a muchos famosos y paparazzi

Foto: José María Manzanares junto a su madre, Resurrección Samper, en una imagen de archivo (Gtres)
José María Manzanares junto a su madre, Resurrección Samper, en una imagen de archivo (Gtres)

Mucho tiempo antes de que el ‘pequeño Nicolás’ diera el salto a la primera página de todos los periódicos por la facilidad con la que siendo un adolescente ha logrado relacionarse con las altas esferas del país,  existió una mujer cuya agenda de contactos trajo de cabeza a famosos y paparazzi, a ‘reinas’ de la televisión y quizá también al mismísimo Alberto Ruiz-Gallardón, exministro de Justicia. Un ama de casa, casada con un policía, que con tan solo un teléfono y mucha labia se convirtió en la ‘garganta profunda’ de algunos periodistas, en el consuelo de ciertos rostros conocidos y en una de las personas mejor informadas de la prensa rosa.

Una señora que, de la noche a la mañana y por una simple confusión, usurpó la personalidad de Resurrección Samper, esposa de José María Manzanares, fallecido el pasado martes, hasta que meses después alguien la descubrió. Esta es la historia de la ‘falsa Yeyes’, una mujer que, como el ‘pequeño Nicolás’, fabricó un carné de identidad falso que la llevó de cabeza al show business.

Manzanares junto a su esposa y sus cuatro hijos (Gtres)
Manzanares junto a su esposa y sus cuatro hijos (Gtres)

De ama de casa a ‘garganta profunda’

Corría el año 2003 cuando la vida de Mari Carmen Álvarez dio un giro inesperado. Amante de la prensa rosa y consumidora de los programas de televisión, la señora que hasta el momento llevaba una vida anodina en Santa Pola (Alicante), había conseguido el número de teléfono de un rostro popular. Lo que nunca imaginó Mari Carmen es que una simple confusión de su interlocutora provocaría una cadena de llamadas que traería de cabeza durante meses a la prensa del corazón. 

El primer teléfono que consiguió fue el de Raquel Mosquera y decidió ponerse en contacto con ella, sin más intención que charlar un rato con una persona famosa. El problema es que Raquel la confundió con ‘Yeyes’ y Mari Carmen le siguió el juego, sin saber siquiera que ‘Yeyes’ era la mujer de José Mari Manzanares. A través de Raquel consiguió el teléfono de algún periodista y así, uno tras otro, fue tejiendo su tela de araña.

“Lo que sonsacaba a unos se lo contaba a otros. Muchos de ellos confiaban en ella y le confesaban todo tipo de cosas. Lo curioso es que lo hacía a cambio de nada, simplemente por distraerse”, comenta a Vanitatis Gustavo González, uno de los periodistas que destaparon el fraude de Mari Carmen.

Ana Rosa Quintana, Susanna Griso, Norma Duval, María Patiño o Hilario López Millán fueron algunas de las personas que durante algún tiempo mantuvieron largas charlas telefónicas con la ‘falsa Yeyes’. "Me llamaba a menudo y me contaba muchísimas cosas, el problema es que la gran mayoría de las historias eran tan íntimas que era imposible soltarlas en un programa de televisión sin que te cayese una demanda. La mayor parte de esa información la conseguía de manera directa hablando con el protagonista, haciéndose pasar por ‘Yeyes", comenta la periodista María Patiño. "Al principio no sospeché, pero un día me entró miedo. La ‘falsa Yeyes’ había conseguido saber el hotel en el que yo me alojaba cuando venía a trabajar a Madrid y le pasaron con mi habitación. Conseguía lo que se proponía", continúa Patiño.

Norma Duval en una imagen de archivo en Madrid (Gtres)
Norma Duval en una imagen de archivo en Madrid (Gtres)

En busca de la otra ‘Yeyes’

Tras comentar este hecho con algunos compañeros, el periodista Antonio Montero comenzó a atar cabos. Unas grabaciones y la colaboración de la policía condujeron hasta el paradero de la ‘falsa Yeyes’. "Hasta ese momento, Mari Carmen sólo había contactado con personas que no conocían a la mujer de José Mari Manzanares, no sabían cómo era su voz, ese jugó a su favor", explica Antonio Montero. "Decidimos grabarla. Cuando escuché su voz me di cuenta de que algo no cuadraba, esa no era la ‘Yeyes’ con la que yo había mantenido conversaciones algunos años atrás. Fue entonces cuando, con los números de teléfono desde los que había llamado y la colaboración de la policía, dimos con su paradero en Santa Pola", concluye el periodista.

Alberto Ruiz-Gallardón en una imagen de archivo (Gtres)
Alberto Ruiz-Gallardón en una imagen de archivo (Gtres)

Una vez descubierta, Antonio Montero y Gustavo González se trasladaron a Alicante para hablar con la impostora. "Aunque parezca mentira, tras hablar con ella durante algún tiempo y tras pedir perdón, nos dio las gracias por deshacer el entuerto, pues confesó que la pelota se le había hecho demasiado grande; el descubrimiento en el fondo le supuso un respiro", señala González. La ‘falsa Yeyes’ narró entonces cómo había construido poco a poco su mentira. Afirmó incluso, extremo nunca confirmado, que había llegado a mantener largas conversaciones con Alberto Ruiz-Gallardón.

Pero lo curioso de esta historia no es este final, sino la respuesta que dio la verdadera esposa de José Mari Manzanares cuando, tras desenmascarar a Mari Carmen, los dos periodistas se pusieron en contacto con ella. “¡Hombre, por fin alguien que se digna a llamarme!”, dijo. “Todo el mundo hablando de mí y yo sin recibir ni una llamada”.
Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios