Logo El Confidencial
vuelve a prisión tras su permiso de seis días

Ortega Cano regresa a la cárcel: "Acabas tomando la celda como si fuera tu casa"

Este lunes, el diestro ha acudido puntualmente a la prisión de Zuera, en Zaragoza, donde debía personarse para reingresar tras disfrutar de los seis días de su segundo permiso penitenciario

Foto: Ana María Aldón acompaña a José Ortega Cano a la prisión de Zuera, en Zaragoza (Gtres)
Ana María Aldón acompaña a José Ortega Cano a la prisión de Zuera, en Zaragoza (Gtres)

Este lunes, José Ortega Cano ha acudido puntualmente a la prisión de Zuera, en Zaragoza, donde debía ingresar tras disfrutar de su segundo permiso carcelario en su pena de dos años y medio por homicidio imprudente. “Toca mirar para adelante y cumplir este compromiso que tengo”, ha declarado el diestro, quien se encuentra “tranquilo y feliz”.

Durante estos seis días de libertad, el que fuera marido de Rocío Jurado se ha volcado en el trabajo y la familia. Ha aprovechado el tiempo para estar con su hijo, el pequeño José María, con el que celebró su segundo cumpleaños esta semana: “Mi hijo es una joya. Es muy listo y habla mucho. Es una copia de mí. Cuando me he despedido de él me preguntaba que si me iba al cole”. También ha podido visitar a su otro hijo, José Fernando, en la clínica López Ibor, donde se encuentra ingresado: “Está muy bien. Lo que van a hacer es que se incentive con el deporte porque está un poco grueso por la medicación”, avanza. Además, el diestro aprovechó para ver a la Virgen del Pilar, para “dar gracias por muchas cosas y pedir por otras”.

José Ortega Cano entrando en la prisión de Zuera, Zaragoza (Gtres)
José Ortega Cano entrando en la prisión de Zuera, Zaragoza (Gtres)

Tras casi 11 meses encarcelado, Ortega Cano afirma que su paso por prisión no le está cambiando: “No me veo cambiado. Quizá en estar más tranquilo, meditar más las cosas… Allí tienes mucho tiempo para pensar”, declara. También confiesa estar ‘acostumbrándose’ a la vida de presidiario: “La gente es maravillosa. Ahí dentro cada persona tiene una historia y algunas me han calado muy hondo. Haces amigos y acabas tomando la celda como si fuera tu casa”, concluye.

Por otra parte, el torero poco ha aclarado sobre la posibilidad de que le sea concedido el tercer grado. “No sé cuándo me tocará. Si no es ahora, será en el próximo permiso. Estas cosas no te las dicen”. Los periodistas que se encontraban a las puertas de la prisión no han querido dejar pasar la oportunidad de comentar el cambio físico que experimenta el diestro con cada salida de la prisión, a lo que ha contestado entre risas: “El aire aquí es muy fino y te pone la piel muy fina. Y el deporte también ayuda”. 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios