Logo El Confidencial
ES NOVIO DE LA MODELO SILVIA SALLERAS

Pablo Trapote: el 'rey de la noche' ya tiene sucesor

Es el hijo del empresario por excelencia de la noche madrileña. Ahora él es quien se encarga del Teatro Barceló, el antiguo Pachá, y quien se postula a gobernar el ocio nocturno de la capital

Foto: Pablo Trapote, hijo del empresario Pedro Trapote (Vanitatis)
Pablo Trapote, hijo del empresario Pedro Trapote (Vanitatis)

Pablo Trapote es hijo del empresario de la noche por excelencia, Pedro Trapote, y su exmujer, la venezolana Gisela Vethencourt. Tras criarse en el internado suizo Le Rosey, catalogado como el más prestigioso del mundo, estudió en una academia militar estadounidense. Pero su brillante currículo no acaba ahí, posteriormente se mudó a Nueva York para estudiar Empresariales. Una vez acabado el periplo, volvió a España para tomar el relevo de su padre y ponerse al mando del Teatro Barceló, antigua discoteca Pachá. Desde hace más de tres años comparte su vida con la modelo marbellí Silvia Salleras, ganadora del célebre concurso Elite Model Look y maniquí de David Delfín, Gucci o Dolce&Gabbana.

Pregunta: Su familia le mandó interno a Suiza siendo un niño y desde entonces se cría y se forma en el extranjero. ¿Cómo ha llevado esa experiencia?

Respuesta: La verdad es que me fui muy pequeño de España y al principio me costó mucho separarme de mi familia y de mis amigos. Pero enseguida me acostumbré a no vivir en casa. Sin embargo, y echando la vista atrás, ha sido una de las experiencias más enriquecedoras y con las que más he aprendido a todos los niveles. Profesionalmente, por supuesto, pero también a nivel personal, ya que me ha regalado amigos en muchas partes del mundo.

P: ¿Cree que esa experiencia le aporta una visión global que, quizás, de haberse quedado en España no tendría?

R: Sin ninguna duda, he tenido mucha suerte de poder conocer gente y maneras de vivir muy diferentes a la española, incluida la forma que tiene la gente de divertirse fuera de España. Date cuenta que, por ejemplo, mi padre montó Joy Eslava inspirándose en Studio 54 de Nueva York. Creo que siempre tenemos que aprovechar las experiencias vividas fuera, asimilarlas y aplicarlas para innovar y mejorar en España.

P: Después de tantos años en el extranjero, ¿perdió el arraigo con España o en todo momento tuvo claro que regresaría a nuestro país?

R: ¡Siempre lo he tenido clarísimo! (Exclama con rotundidad). Me encanta España, aquí está mi familia y la gente que quiero. Pero sobre todo me gusta cómo vivimos los españoles; sin duda sabemos divertirnos como nadie. Quizás nuestro país no sería lo mismo sin nuestra manera de disfrutar y saborear cada minuto de la vida.

P: Su padre, Pedro Trapote, es un referente en el ocio madrileño. ¿Usted tenía claro que seguiría sus pasos?

R: Siempre he tenido muy claro que quería dedicarme a esto. Desde más o menos los 12 años ya me fascinaba este mundo.

Pedro Trapote con Begoña García Vaquero (Gtres)
Pedro Trapote con Begoña García Vaquero (Gtres)

P: Hace dos años que tomó el relevo de su padre y se puso al frente del Teatro Barceló. El mundo de la noche está en constante transformación, ¿cuáles han sido para usted los cambios más relevantes que se han ido produciendo en su local o en el mundo de la noche en general durante este periodo de tiempo?

R: No han sido años fáciles, la verdad. España venía de un mal momento, la noche está cada vez más regulada y nosotros hemos experimentado importantes cambios también. Cada vez somos más exigentes y queremos mejores sitios; nosotros, en Teatro Barceló, no dejamos de cuidar los detalles y cada año aportar algo nuevo. Este año por ejemplo hemos mejorado mucho la iluminación. También vamos a inaugurar pronto la mítica planta de El Cielo totalmente renovada y alguna sorpresa más que no tardará en llegar. Del Teatro Barceló, destacaría su historia, parece que tiene alma y que cada persona que ha pasado por aquí ha dejado su huella. No es solo una sala mítica o un nombre, para mucha gente ha sido un referente en cuanto a ocio nocturno; lo realmente difícil es seguir haciéndolo año tras año y ¡ya llevamos más de tres décadas! Para eso la fórmula es hacer las cosas bien, trabajo, ilusión y el reunir el mejor equipo de gente.

P: En un local de ocio nocturno seguro que ocurren multitud de anécdotas…

R: ¡Uff, no te imaginas! Teatro Barceló es un sitio donde la gente viene a divertirse, pero si me tuviera que quedar con una quizás sería la noche que tuvimos al DJ David Guetta. Había muchísima gente tratando de entrar diciendo que eran hijos de Pedro Trapote. ¡Incluso algunos, sin saber que era yo, me aseguraban que eran íntimos amigos de Pablo Trapote! (exclama entre carcajadas).

P: ¿Cómo es un día cualquiera en su trabajo?

R: Los días que la sala no abre tengo un día como cualquier otra persona, voy a la oficina y me reúno con proveedores, promotores, relaciones públicas, etc. Los días que la sala abre, también voy por la noche; siento que cuando estoy yo tengo el pulso de lo que pasa en la sala, veo lo que hacemos bien, pero también lo que hacemos mal. Lo que más me gusta es estar con los clientes, de alguna manera ejercer de anfitrión y recibir a la gente como si vinieran a mi casa a pasárselo bien.

Pablo Trapote, hijo del empresario Pedro Trapote (Vanitatis)
Pablo Trapote, hijo del empresario Pedro Trapote (Vanitatis)

P: Desde hace años sale con la modelo Silvia Salleras, ¿es sencillo compaginar la vida personal con la profesional trabajando como usted en el mundo de la noche?

R: Sí, aunque reconozco que con Silvia es todo muy fácil, ella entiende perfectamente mi trabajo, porque sabe lo importante que es para mí y yo entiendo el suyo también. Cuando no estoy trabajando me gusta hacer deporte, jugar al fútbol, al pádel, ir a esquiar… Hacer alguna escapada con Silvia o ir a cenar con mi grupo de amigos.

P: Su padre lleva más de 45 años dedicándose a la noche madrileña, Joy Eslava o Pachá (hoy Teatro Barceló) son dos locales nocturnos imprescindibles en la capital, ¿cómo veíais en casa cuando eráis niños la profesión de vuestro padre?

R: Mi padre ha sido un empresario de la noche muy atípico, él no iba a los locales por la noche, él es un gestor. Iba a Joy Eslava todos los días, siempre durante el día. Nunca ha supuesto un problema, ¡todo lo contrario!

P: Él sí que tiene que tener anécdotas, ¿os las cuenta?

R: La verdad que hemos tenido la suerte de ver pasar por nuestros locales a gente muy importante y singular; mi padre es extremadamente discreto y no le gusta mucho hablar de lo que ocurre allí, pero han pasado cosas muy graciosas, la verdad.

P: ¿Nos puede contar alguna protagonizada por algún famoso en los años dorados de Pachá?

R: Anécdotas como te contaba, y de gente conocida, innumerables; pero nuestro sello es la discreción, así que prefiero que se sigan quedando entre las paredes del edificio.

P: Su familia también es propietaria de la chocolatería San Ginés, ¿cuántos churros se habrá comido a lo largo de su vida?

R: Bastantes la verdad (se ríe). San Ginés es otro emblema de Madrid y el complemento perfecto para cualquier hora del día, nunca cerramos.

P: ¿Se jubilará trabajando en el mundo de la noche o tiene más proyectos en mente?

R: Nunca se sabe, ¡aún soy muy joven para pensar en jubilación! El mundo de la noche me gusta mucho, pero no sé si durará para siempre. En cualquier caso, sí que me gustaría estar vinculado al mundo del ocio, me gusta trabajar para que la gente se lo pase bien. Si de ello puedo hacer mi modo de vida, será genial.

Descarga la app de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios