Cinco años de la muerte de Johan Cruyff: un hombre de carácter que cambió el fútbol
  1. Noticias
Leyenda culé

Cinco años de la muerte de Johan Cruyff: un hombre de carácter que cambió el fútbol

El 24 de marzo de 2016, el legendario jugador y entrenador holandés fallecía víctima de un cáncer de pulmón pero su recuerdo sigue muy presente

Foto:  Johan Cruyff, en una imagen de archivo. (Getty)
Johan Cruyff, en una imagen de archivo. (Getty)

"Hubiese estado orgulloso del partido del equipo, pero seguro que igualmente le hubiese encontrado alguna pega porque él era así". Así se expresaba en declaraciones a la agencia Efe Maria Elena Fort, la vicepresidenta institucional del FC Barcelona, sobre lo que le habría parecido a Johan Cruyff la reciente victoria liguera del equipo cuyos colores defendiera tanto como jugador como entrenador.

Transcurrido ya un lustro desde su fallecimiento en 2016, a causa de un cáncer de pulmón, su figura ha seguido viva como gran referente mundial del fútbol total, un estilo ofensivo al que trata de regresar el equipo blaugrana ahora de la mano de uno de sus discípulos, Ronald Koeman.

placeholder  Koeman y Cruyff, en una imagen de 2006. (Getty)
Koeman y Cruyff, en una imagen de 2006. (Getty)

“Soy Johan Cruyff. En mi vida he tenido dos grandes vicios, fumar y jugar al fútbol. El fútbol me ha dado todo en la vida; en cambio, fumar casi me lo quita”. En 1991, el holandés fue el protagonista de un anuncio que produjo la agencia Bassat & Ogilvy. A comienzos de ese año, un bypass en su corazón volvía a darle la vida que el tabaco casi le arrebata de un infarto. Dejó los pitillos por los chupachups y así comenzó a vérsele matar los nervios en el banquillo. 25 años después, aquel vicio olvidado para siempre volvía a pasarle factura.

El impacto primero de la noticia de su enfermedad y posteriormente el de su fallecimiento causó conmoción particularmente en Cataluña. Su vida llevaba décadas ligada a la Ciudad Condal, donde vivió hasta su muerte. El ascendente de Johan en amplios sectores del barcelonismo –donde se le solía llamar así, aunque su nick más conocido será siempre el Flaco– es intenso.

placeholder  Mural en el Camp Nou en recuerdo a Cruyff tras su muerte. (Getty)
Mural en el Camp Nou en recuerdo a Cruyff tras su muerte. (Getty)

En Barcelona su apellido lo impregnaba todo: el holandés fue un empresario versátil cuyo imperio abarcaba desde un instituto de empresa a una línea de ropa, pero todo ello ligado al deporte rey, donde destacó como uno de los mejores jugadores del siglo XX.

Imperio Cruyff

Cruyff creó un imperio usando solo su talento. Su padre, Manus, que falleció cuando él tenía 12 años, regentaba una frutería modesta. Su madre, Petronila, limpiaba los vestuarios del Ajax. Tiene un hermano mayor. El Johan niño comenzó a entrenar porque se pasaba el día en el club: tras fallecer su padre, su madre comenzó a frecuentar la amistad del encargado del césped (“mi segundo padre”, como se refería a él Johan Cruyff) y tanto insistieron entre los dos que le permitieron comenzar a formarse.

Debutó con 16 años y con su primer sueldo como futbolista retiró a su madre de trabajar. Cruyff llegó a Barcelona en 1973 con sus dos hijas y su mujer, Daniela ‘Danny’ Coster, que se encontraba embarazada del tercero, Johan Jordi. La familia se instaló en Castelldefels y después en el número 64 de la calle Cavallers de Pedralbes, en un piso por el que pagó 9,4 millones de pesetas (56.500 euros). Debutó con el FC Barcelona el 28 de octubre y su primer contrató fue de alrededor de 60 millones de pesetas (360.000 euros).

placeholder  El holandés, dirigiendo a la selección de Cataluña. (Getty)
El holandés, dirigiendo a la selección de Cataluña. (Getty)

En Barcelona creó la Fundación Cruyff, la firma de moda Cruyff Classics, la colección de libros Johan Cruyff Library, el método Cruyff Football y la escuela Johann Cruyff Institute (con delegaciones en Estocolmo, Lima, México DF y Ámsterdam), donde se imparten posgrados y másteres en gestión deportiva, marketing, patrocinio, mecenazgo y cualquier tipo de negocio relacionado con el fútbol que a usted se le ocurra desde 7.500 a 10.000 euros, también se imparten cursos por un importe menor, muchos alrededor de los 600 euros. El nombre Cruyff es una marca en sí mismo.

Johan y Danny tuvieron tres hijos que les dieron ocho nietos. El mayor de ellos, Jesjua, es también futbolista y jugó en el juvenil B azulgrana y actualmente es jugador del CF Reus Deportiu. Su madre es Chantal, que se casó con Jesús Mariano Angoy, exportero suplente del Barça, del que está separada. Susila, cuyo nombre indio vio su madre en un libro, tiene una empresa de diseño y venta de ropa de nombre Horitextil y es actual presidenta de la Cruyff Foundation. Jordi jugó al fútbol, también en el Barça y también con Holanda, pero nunca llegó a la categoría de su padre y actualmente ejerce como entrenador del Shenzhen FC.

placeholder La familia.
La familia.

Hombre de fuerte carácter

Un barcelonista que conoce bien a la familia y aceptó hablar para Vanitatis bajo condición de anonimato nos cuenta una anécdota de aquellos primeros años: “Danny tenía su ginecólogo en Ámsterdam y durante un tiempo viajaba allí con frecuencia. Las niñas nacieron por cesárea y ella quería dar a luz de nuevo en su país. El niño nació en 1974 y fue inscrito en Holanda como Johan Jordi Cruyff. Cuando tocó el turno de formalizar el acta en el registro de Barcelona, el funcionario le dijo que el nombre debía ser Jorge. Ten en cuenta que estábamos aún en el franquismo. Johan se puso hecho una furia, exhibió su pasaporte holandés y le señaló al funcionario que el niño se llamaba Johan Jordi. Cruyff llegó para ser ‘el salvador’ del Barça y aquello no era poca cosa. Al final se salió con la suya”. Hoy, existen centenares de jóvenes holandeses que se llaman Jordi inspirados en el hijo de Cruyff.

El periodista Alfonso Arús, creador del mítico programa de humor ‘Força Barça’, recordaba para nosotros un enfrentamiento que tuvo con el entonces todopoderoso entrenador del FC Barcelona: “En el campo del Valladolid (estadio Nuevo Zorrilla) se me acercó y me dijo: 'Tú vives gracias a mí'. Así estuvimos discutiendo un rato. En el fondo, pretendía cobrar por la imitación que de él hacía Xavi Martín”. ‘Força Barça’ fue en los años 90 el azote de los Josep Lluís Núñez, Ramón Mendoza y José Manuel Lara. Nadie se libraba de sus imitaciones, y sus frases y latiguillos estaban en todas las tertulias, no solo futbolísticas.

placeholder  Cruyff practicando una de sus pasiones, el golf. (Getty)
Cruyff practicando una de sus pasiones, el golf. (Getty)

Cruyff usaba varias muletillas y la más conocida era 'en un momento dado'. “Tal era su obsesión por no repetirla en las ruedas de prensa y evitar que lo imitásemos luego que la cambió por 'en un momento cualquier'. Nadie lo corrigió y él era feliz. Así que hay que reconocerle que, celebrando la primera Copa de Europa, conseguimos que toda la plaza de Sant Jaume corease la frase 'en un momento dado', y él accedió a repetirla desde el balcón de la Generalitat”. Arús recuerda que, mucho antes que David Beckham y Cristiano Ronaldo, Cruyff fue precursor en anunciar ropa interior. En su caso, la marca afortunada fue Jim. Y también lanzó un single, de dudosa calidad. “Siempre fue un avanzado”, señalaba el comunicador.

Sergi Mas, también miembro de ‘Força Barça’, recordaba una anécdota sucedida en 1994 cuando, tras ganar la primera Copa de Europa, el técnico del FC Barcelona se sentía omnipotente: “Me quiso echar de un avión. Viajábamos a Göteborg con el equipo –antes los periodistas compartían avión con la delegación del club– y él no estaba contento con su personaje en un programa de humor que hacíamos en TV3. Mandó a un señor a decirme que el avión no despegaba conmigo dentro. 'Dice Johan que bajes del avión'. Yo me hice el loco, naturalmente. Arrancaron los motores y el avión comenzó a moverse. El señor volvió y me repitió la frase: 'Que dice que bajes'. Me puse hecho una furia y le contesté: 'Si quiere, que venga y me lo diga él'. Lógicamente, el avión despegó sin novedad”.

Quiz personal

Entre los futbolistas favoritos de Cruyff destacaban Alfredo Di Stefano y Faas Wilkes, y entre sus lecturas, las novelas de espías de Frederick Forsyth y Robert Ludlum. Solía vestir de Hugo Boss y Ermenegildo Zegna y escuchar a Nat King Cole y a The Beatles. Sus platos favoritos eran el pescado y los guisantes con tocino regados con vino tinto español. Su película preferida siempre fue 'El padrino', le encantaba jugar al golf y su arquitecto predilecto era Antonio Gaudí.

Johan Cruyff FC Barcelona
El redactor recomienda