Logo El Confidencial
Letizia se ha llevado a su sobrina carla

Los príncipes de Asturias, de vacaciones en el sur de Italia

El año pasado estuvieron de crucero por el Mediterráneo con parada en Grecia y Turquía. No trascendió más información que la precisa

Foto: Los príncipes de Asturias, de vacaciones en el sur de Italia

Desde que la princesa de Asturias decidió que ni Mallorca ni ningún otro lugar de España, donde Patrimonio Nacional mantiene residencias y palacios acorde al estatus del heredero y su familia, eran espacios de su gusto, sus vacaciones se han convertido en secreto de Estado. Nunca había pasado una cosa igual en la Familia Real y fue la ex periodista la que decidió marcar la pauta.

El año pasado llamó menos la atención porque aún la disgregación de la familia no era tan pública como ahora. Y tanto los Reyes comos sus hijos cumplían con la ‘agenda Marivent’, que no era otra cosa que dejarse ver donde siempre lo habían hecho. Paseos por el náutico, asistir a las regatas en calidad de participantes o visitantes, acudir al concierto del amigo Jaime Anglada, ir de compras por la calle Jaime I con la Reina de capitana del grupo. La edición del 2012 no hubo posado en los jardines de palacio porque ya faltaban integrantes. Urdangarin ya estaba imputado, aunque aún el ‘caso Noos’ era como un iceberg. Solo se veía la punta.

Los príncipes hicieron su papel y desaparecieron del mapa institucional y público. Después se supo que habían estado de crucero por el Mediterráneo con parada en Grecia y Turquía. No trascendió más información que la precisa, y la que se conoció fue porque hubo turistas españoles que coincidieron en alguno de los puntos del recorrido.

Esta vez, el interés por descubrir el paradero del heredero y su familia ha sido tema de debate en tertulias de actualidad en radio y televisión y columnas de opinión. La prensa extranjera también ha tratado el asunto con el trasfondo de la crisis matrimonial que podría planear sobre la pareja y que el gabinete de comunicación de Zarzuela desmintió a ‘Vanitatis’: “Están juntos y felices los cuatro”.

La hoja de ruta, diseñada como siempre por la princesa Letizia, quien trata estas vacaciones con vocación de comando del CNI, ha tenido dos partes. Una primera sin marido y con Leonor y Sofía de acompañantes. Parada y fonda en Zúrich y, después, invisibilidad absoluta. La segunda parte, con toda la familia Borbón Ortiz al completo más la sobrina Carla, ha consistido en un crucero por el sur de Italia, en la costa Amalfitana. Esta zona, situada en el golfo de Salerno y bañada por el mar Tirreno, en la región de la Campania, es una de las preferidas de las familias poderosas e influyentes de Italia, que prefieren esa calma a la ostentación de Porto Cervo, en Costa Esmeralda, donde recalan los grandes yates de potentados rusos con sus modelos. En los años sesenta, el príncipe Karim Aga Khan fue el fundador y potenciador de esa ciudad sólo para ricos. El amigo de la familia Borbón será también uno de los colaboradores en el nuevo destino laboral de la infanta Cristina en Ginebra a través de una de sus fundaciones con sede en Suiza.

A pesar de los muchos círculos concéntricos en los que convierte la Princesa sus vacaciones privadas para que resulte complicado llegar al núcleo, esta vez puede ser que sí haya constancia gráfica. Y no solo porque cada turista español puede ser un ‘paparazzi’, sino porque podría interesar que esas imágenes del heredero con sus niñas y su mujer felices y contentos circulen. Sería una manera gráfica de desmontar la teoría de un futuro “cese temporal de la convivencia”.

 

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios