Logo El Confidencial
ha pesado 2,950 kg.

Félix y Claire de Luxemburgo, padres de una niña llamada Amalia

Félix y Claire de Luxemburgo están de enhorabuena, ya que acaban de traer al mundo a una niña que se llamará Amalia Gabriela María Teresa

Foto: Los príncipes, en una fotografía de archivo
Los príncipes, en una fotografía de archivo

Félix y Claire de Luxemburgo están de enhorabuena, ya que acaban de traer al mundo a una niña que se llamará Amalia Gabriela María Teresa. La noticia era dada a través de un comunicado en la mañana de este domingo. Con un peso de 2,950 kg, la pequeña Amalia llegaba al mundo de madrugada en el Centro de Maternidad Gran Duquesa Carlota de Luxemburgo. El mismo comunicado también asegura que el príncipe Félix estuvo al lado de su esposa durante todo el parto.

Los príncipes se habían preparado a conciencia para este nacimiento, que ha tenido lugar en Luxemburgo pese a que ambos se trasladaron a vivir a París. Las clases de preparación al parto a las que asistieron en Itzig fueron el preámbulo perfecto para poder recibir al bebé. Vestidos de manera informal, ella con unos vaqueros y una camiseta negra muy ajustada que mostraba su avanzado estado de gestación y él con un look sport con camisa, americana y unos llamativos chinos color mostaza, Félix y Claire recorrieron las instalaciones y participaron en una clase para padres novatos. En ella, el príncipe se animó a coger un muñeco que simulaba ser un bebé siguiendo las indicaciones de una profesora del centro. Claire, mientras tanto, permanecía sentada observado con cierta curiosidad a su marido.

Los príncipes se casaron en septiembre de 2013 (Gtres)
Los príncipes se casaron en septiembre de 2013 (Gtres)

La boda de los príncipes, el pasado mes de septiembre, fue todo un acontecimiento al que acudieron, por ejemplo, Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo. Del brazo de su madre, la Gran Duquesa de Luxemburgo, el novio saludó a las decenas de personas congregadas en las inmediaciones de la iglesia para no perderse un solo detalle de la pompa que tenían ante sus ojos. La duquesa llevaba un vestido de color fucsia con bordados y casi todos los presentes repararon en la baja estatura con respecto a su hijo. La llegada de la novia con sus pajes y damas de honor fue el momento más esperado de todos. El vestido nupcial sobrepasó todas las expectativas. Su estilo años veinte con encaje, coronado por una tiara con motivos florales, fue elogiado por la prensa de Luxemburgo por su elegancia y clasicismo.

Félix y Claire se conocieron en un internado suizo 1999. Sin embargo, su compromiso no se hizo efectivo hasta 2012, cuando la Casa Real anunció que iban a casarse. Ahora, su historia de amor se culmina con el nacimiento de Amalia, último miembro de la siempre discreta monarquía luxemburguesa.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios