Los dos feos de doña Letizia este fin de semana en Mallorca

Este mismo fin de semana, hemos vivido dos episodios que muestran ese descontento de la Reina cuando está en la isla

Foto: La Reina en Palma de Mallorca. (Gtres)
La Reina en Palma de Mallorca. (Gtres)

Que a la Reina Letizia no le gusta Mallorca no es un secreto. En sus primeros años como princesa, doña Letizia solía pasar todo el mes de agosto en Palma, siguiendo la tradición de la familia real española desde los años ochenta. Sin embargo, a medida que el tiempo pasó y ella fue tomando el mando, sus estancias en isla fueron disminuyendo y también las de Felipe. Desde 2012, suelen estar unos diez días en Mallorca y después ponen rumbo a un destino desconocido para disfrutar de sus vacaciones privadas, pues según la propias palabras de la Reina, lo de Palma "no son vacaciones". Y es que ella lo considera una parte más de su agenda institucional, algo que no ocurre con Doña Sofía.

N.TiburcioN.Tiburcio

Incómoda en Palma

El motivo de la mala relación de doña Letizia con Mallorca se debe a que no se siente a gusto allí, ya sea por temas familiares o por el ambiente algo 'snob' en el que se mueven, y lo demuestra en cuanto puede. Este mismo fin de semana, hemos vivido dos episodios que muestran ese descontento de la Reina cuando está en la isla.


Fue el viernes por la noche durante la recepción a las autoridades de las Illes Balears y a una representación de la sociedad balear cuando vimos el primer 'feo' de doña Letizia. A su llegada al Palacio de La Almudaina, eran muchos los curiosos que se habían acercado para ver a los monarcas en primera persona. Como cada año, los Reyes se acercaron hasta el público para saludarlos. Nada más bajarse del coche oficial, Letizia se dirigió a las masas y empezó a estrechar manos con la quinta marcha puesta, casi sin mirar a aquellos que tenía delante. Felipe hizo lo propio pero con un ritmo más calmado, conversando con ellos y mostrando su lado más amable.

La Reina saludando al público. (Casa Real)
La Reina saludando al público. (Casa Real)

La rapidez de la Reina provocó que cuando Felipe apenas iba por la mitad de la fila, ella ya había terminado. Lo normal es que hubiera esperado a su marido para acceder juntos al interior de Palacio. Pero no. Doña Letizia se saltó el protocolo y desfiló por delante del público rumbo a La Almudaina mientras el Rey seguía estrechando manos y regalando sonrisas. El público, al ver que se acercaba al lugar en el que se encontraba, vitoreó a la Reina, quien se limitó a saludar con una mano mientras caminaba con paso firme. A puertas de Palacio se encontraba doña Sofía, quien esperaba a su hijo y a su nuera. Al pasar por su lado, doña Letizia ni se inmutó, no hizo el mínimo gesto de mirar a su suegra y entró directa al edificio.

N.TiburcioN.Tiburcio

Doña Sofía: estupefacta

Tras ver pasar a su nuera de esa forma, una desconcertada y estupefacta doña Sofía preguntó a los trabajadores de Casa Real donde se encontraba su hijo. Cuando le comunicaron que todavía estaba saludando al pública, la Reina emérita decidió, algo dubitativa, acceder también a Palacio. Casi dos minutos después de esta escena, Felipe terminaba de estrechar manos y con paso calmado accedía a La Almudaina saludando de mientas al público. Esta secuencia puede verse en un vídeo en directo que el medio 'Última Hora Mallorca' realizó en su página de Facebook. Es en el minuto 38:00 cuando los Reyes llegan y puede verse lo narrado.

"No busquéis titulares"

Pero hay más. El domingo los Reyes y sus hijas se despidieron de Mallorca en Sóller. Allí visitaron el museo modernista Can Prunera, que actualmente alberga la exposición 'Pablo Picasso y Joan Miró, Historia de una amistad'. Como si de cuatro turistas se tratara, la familia Borbón Ortiz estuvo paseando por las calles de la ciudad mientras los vecinos los miraban y los saludaban. Tras la exposición, y tal como cuentan varios diarios como 'ABC' o 'El periódico', los medios se acercaron hasta ellos para preguntarles acerca de la muestra.

Doña Letizia se limitó a asegurar que les había "gustado mucho". Sin embargo, los periodistas buscaban una respuesta de Leonor y Sofía, que se mostraban algo tímidas. Y fue entonces cuando la Reina cortó por lo sano demostrando una vez más su carácter: "No busquéis titulares. Les ha gustado mucho. No os van a decir nada más". Sin duda una respuesta contundente que dejó a más de uno asombrado. Y es que no deja de resultar extraño que a su edad, apenas hayamos oído hablar a la que en su día será la Reina de España y a su hermana más allá de un orquestado "está muy bien el abuelito".

Los Reyes y sus hijas a la salida de la exposición. (Reuters)
Los Reyes y sus hijas a la salida de la exposición. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
133 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios