Guy, el beagle de Meghan Markle: historia de un perro de refugio que acabó en la realeza
  1. Casas Reales
fue adoptado por la actriz en 2015

Guy, el beagle de Meghan Markle: historia de un perro de refugio que acabó en la realeza

Meghan Markle, la futura esposa del príncipe Harry de Inglaterra tenía dos perros en Canadá, pero uno de ellos no ha podido viajar a Londres, aparentemente debido a su avanzada edad

Foto: Meghan Markle y su perro, Guy. | Instagram
Meghan Markle y su perro, Guy. | Instagram

"Comer con Jessica Mulroney y los perros me hace una chica feliz". Más claro, imposible. A Meghan Markle, futura esposa del príncipe Harry, le gustan los animales y de los dos con los que vivía en Canadá, uno de ellos ha podido viajar a Londres para convivir con la pareja después de la boda del año. Es el pequeño, Guy, un beagle que llegó a la vida de Markle en 2015, cuando decidió adoptarlo de un refugio después de ser rescatado. Cuando Markle lo vio por primera vez, solo era un cachorro de orejas largas y suaves que acababa de llegar a Ontario (Canadá) desde Kentucky (Estados Unidos).

[El príncipe Carlos llevará a Meghan Markle al altar]

Desde suelo estadounidense llegó un aviso a Dolores Doherty, propietaria de una organización de rescate de beagles que traslada a Canadá para que sean adoptados. El pequeño Guy, por entonces un cachorro de poco más de ocho kilos y medio, no encontraba dueño en Estados Unidos y ya había sido incluido en una lista para practicarle una eutanasia. "No podía decir que no", explica a 'The Guardian' la propia Doherty. Y así fue: un grupo de voluntarios la ayudaron a trasladar al pequeño animal por los más de 700 kilómetros que separan el estado de Kentucky de la frontera de Canadá, haciendo toda una 'carrera de relevos': cada voluntario conducía una hora, dejaban al perro en el siguiente coche y este adelantaba otra hora.

Antes de cumplir un día completo en Toronto (Ontario), Guy participó en un acto para adoptar animales a las afueras de la ciudad. "Allí estaba, con esos ojos tristes, parecía tan deprimido...", explica Doherty. Y más de 20 personas se interesaron por él, entre ellos la propia Markle, que vivía en Canadá durante el rodaje de la serie 'Suits'. Doherty no era seguidora de la serie, ni siquiera conocía a la actriz, pero cuando la dueña de la protectora le pidió visitar su casa para comprobar, entre otros aspectos, que disponía de un patio cerrado —tal y como ella misma había explicado en su solicitud de adopción—, Markle le dijo que no habría problema, pero que tendría que fijar una cita formalmente por razones de seguridad. Ahí es donde supo que no era una persona anónima.

A pesar de que nunca llegó a ir a la vivienda de Meghan Markle, Doherty siguió la nueva vida de Guy a través de Instagram, y por los medios se enteró de que el que había sido su cachorro de refugio se iba a convertir en un perro de la realeza británica. La historia del pequeño Guy se convirtió en todo un "cuento de hadas". "Nunca jamás habría imaginado que acabaría así", aseguraba la responsable de marketing de Pet Valu en Canadá. "Vivía en un refugio y ahora está corriendo por un palacio con la familia real".

Los dos perros de Meghan Markle | Instagram
Los dos perros de Meghan Markle | Instagram

En una entrevista con la BBC, confirmó esta información. "Tengo dos perros, que han estado conmigo mucho tiempo, los dos rescatados. Pero uno se ha tenido que quedar en casa de unos buenos amigos y mi otro pequeño, ese sí está en Reino Unido". Lo echa de menos, pero cree que "estará bien". Guy seguramente lo echará de menos, ya que como se puede ver en las fotos del Instagram de Meghan Markle —que ya ha cerrado—, ambos pasaban mucho tiempo juntos, e incluso dormían juntos.

Un mensaje para adoptar

Doherty, la propietaria del refugio del que salieron los animales, está convencida de que el pequeño Guy añora la comodidad de su casa en Toronto, y a su compañero de aventuras, pero ha explicado a la cadena de televisión canadiense CTV News que esta raza de perro, los 'beagles', son muy adaptables, por lo que no tendrá problemas en su nueva vida en la realeza británica. "No creo que coma todos los días 'filet mignon', pero estoy segura de que lo están cuidando bien".

Ahora, el viaje del pequeño Guy a la vida real puede presentarse, tal y como explica Doherty, como un mensaje a todo aquel que esté planteándose adoptar un animal o para aquellos que tengan en mente participar en los rescates de mascotas: la adopción puede cambiar la vida de un cachorro.

Meghan Markle Boda príncipe Harry y Meghan Markle Príncipe Harry
El redactor recomienda