Logo El Confidencial
la princesa, lastrada por sus problemas de salud

A Mette-Marit le urge relanzar su imagen para no ser una 'princesa invisible'

Los problemas de salud han impedido a Mette-Marit brillar en los últimos meses, pero es cierto que lleva ya demasiado siendo una princesa de 'perfil bajo'

Foto:  Mette-Marit ha reaparecido en Letonia. (Gtres)
Mette-Marit ha reaparecido en Letonia. (Gtres)

Mette-Marit casi no existe para los medios, muy a pesar suyo... Las monarquías europeas no paran de generar noticias de gran alcance en los últimos meses. Sobre todo la inglesa, que en solo unas semanas ha aumentado la nómina de herederos al trono, tras el nacimiento del hijo de Kate y Guillermo, y ha propiciado una de las bodas de la década, entre Harry y Meghan Markle. Hasta en Mónaco, que tiene a sus dos princesas titulares, Carolina y Estefanía, en horas bajas y a una primera dama, Charlene, sin darle el fuste que su predecesora al Principado, dan más que hablar, también tirando del aumento de la tasa de la natalidad…

Con su marido, Haakon de Noruega, en la celebración del 80 cumpleaños del rey Harald. (Gtres)
Con su marido, Haakon de Noruega, en la celebración del 80 cumpleaños del rey Harald. (Gtres)

En Noruega, sin embargo, llevan demasiado tiempo ausentes de la 'agenda internacional'. Dos años después de divorciarse del controvertido Ari Behn, Marta Luisa de Noruega no ha rehecho su vida y, salvo manifestar que puede hablar con los ángeles y convertirse en youtuber, no ha dado nada decente a los medios de crónica social que llevarse a la boca… Y todos somos muy conscientes de que cualquier monarquía, más allá de su importantísima faceta institucional, requiere el soporte de los cronistas reales para hacer ‘imagen de marca’.

Los otros royals de su generación

En cuanto a el príncipe heredero, Haakon de Noruega, su presencia queda muy desvaída fuera de las fronteras de su país ante la pujanza de otros royals de su generación como Federico de Dinamarca, que ahora celebra por todo lo alto su 50 cumpleaños, o Guillermo de Holanda y Felipe VI, que ya se desempeñan en la compleja labor de ser reyes. Tampoco ayuda que su mujer, Mette-Marit, no se tan carismática como Máxima de Holanda o nuestra propia reina Letiizia, cuya valoración internacional es muy positiva.

En su reciente visita oficial a Lituania. (Gtres)
En su reciente visita oficial a Lituania. (Gtres)

Mette-Marit es posiblemente la princesa con un pasado más complicado, por el que ya tuvo que rendir cuentas y hasta pedir perdón para poder casarse con Haakon. Un año después de su boda, en 2002, la princesa protagonizó un incidente que no hacía presagiar nada bueno, aunque los malos augurios no se cumplieron… La princesa propinó un manotazo a su marido recién aterrizada en Haugesund, en Noruega, después de que el heredero tratara de mediar en una discusión que estaba teniendo con su secretaria personal, Hilde Haraldstad. A continuación supimos que tenía miedo a volar, que había recibido tratamiento psicológico para superarlo y que estaba muy arrepentida del numerazo que había montado delante de los medios.

Con su hijo mayor, Marius Borg, que ya se ha emancipado. (Gtres)
Con su hijo mayor, Marius Borg, que ya se ha emancipado. (Gtres)

El matrimonio de Haakon y Mette-Marit siempre ha estado bajo la sombra de la sospecha, pero, a pesar de la rumorología, no han dado síntomas de desgaste, aunque sí parece ser que han sufrido algunos altibajos. Por el pasado de la princesa, había cronistas reales que consideraban que podía ser una ‘bomba de relojería’ para la monarquía noruega, pero no ha sido así. De hecho, acaban de estar celebrando sus 17 años de amor en la localidad mexicana de Puerto Vallarta, uno de los enclaves más en alza del país azteca, acompañados por sus hijos, Ingrid Alexandra, de catorce años, y Sverre Magnus, de trece. No les acompañaba Marius Borg, el hijo de una relación anterior de la princesa, quien ya hace mucho tiempo que vuela solo y que genera más titulares incluso que los futuros reyes de Noruega. De hecho, su relación con la modelo de 'Playboy' Juliane Snekkestad es objeto de comentarios de todo tipo…

[LEE MÁS - Marius Borg: los escándalos de su madre, Mette-Marit, que no debería repetir]

Mette-Marit lleva, quizás, demasiado tiempo ‘desaparecida’ en combate, por sus problemas de salud, que vienen de lejos. En 2008 sufrió una aparatosa caída en Ucrania que le causó lesiones cervicales que forzaron su paso por quirófano. Al año siguiente tuvo que retrasar la vuelta de un viaje de Estado a México por encontrarse indispuesta, pero los problemas no hicieron sino crecer tiempo después. En 2013 los dolores tampoco le dieron tregua y en noviembre fue operada de una hernia discal. En 2014 no es que su actividad fuera lo que se dice frenética y en el verano del año siguiente tuvo un accidente de tráfico que le causó lesiones en la espalda y las cervicales, o lo que es lo mismo, intensísimos dolores.

Encadenando problemas de salud

Haciendo honor de ‘a perro flaco, todo son pulgas’, en el otoño de 2016 tuvo que anular una visita de Estado a Brasil y en diciembre hacía saltar las alarmas al cancelar ‘in extremis’ su presencia en un acto oficial con su marido. Las continuas bajas por enfermedad de la princesa dieron lugar a todo tipo de especulaciones, pero la realidad es tozuda: no acaba de encadenar una larga temporada con buena salud. De hecho, el pasado 19 de marzo volvió a pasar por el quirófano, pues padece el denominado síndrome de los cristales (o en términos más técnicos, ‘vértigo posicionalmente paroxístico benigno), causado por calcificaciones en el oído interno. De nuevo, tuvo que cancelar su agenda y ahora ha vuelto a la escena pública con energías renovadas.

Haakon y Mette-Marit, con sus dos hijos, en la celebración del Día Nacional de Noruega, el año pasado. (Gtres)
Haakon y Mette-Marit, con sus dos hijos, en la celebración del Día Nacional de Noruega, el año pasado. (Gtres)

El pasado lunes, reaparecía junto a su marido en Riga, la capital de Letonia, dentro su visita de los tres países bálticos, para celebrar el centenario de su declaración de la independencia. De nuevo hemos vuelto a verla con la mejor de sus sonrisas y quién sabe si es el comienzo de una nueva etapa absolutamente 'healthy'. Esperemos que así sea... Como ensayo general nos ha valido verla tan contenta en la fiesta del 50 cumpleaños de Federico de Dinamarca. Aunque de las más elegantes no fue... Tuvo mucha competencia y las hubo que ibsn aún peor que ella (no daremos nombres)

Haakon y Mette-Marit en la fiesta del 50 cumpleaños de Federico de Dinamarca. (Gtres)
Haakon y Mette-Marit en la fiesta del 50 cumpleaños de Federico de Dinamarca. (Gtres)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios