Logo El Confidencial
tragedia natural

La reina Letizia se mancha los zapatos: así fue la visita de los Reyes a Mallorca

Los reyes, tras el desfile del Día de la Hispanidad, acudían a visitar a los afectados por las inundaciones en Sant Llorenç. Allí, veríamos a una consorte sobria y muy involucrada

Foto: La reina Letizia en Mallorca. (Getty)
La reina Letizia en Mallorca. (Getty)

El pasado martes la pequeña localidad mallorquina de Sant Llorenç vivía una tragedia natural sin precedentes en la zona. Las recias lluvias provocaban una vasta inundación que se saldaba con doce vidas y un desaparecido hasta la fecha. Poco después, hasta el lugar se desplazaba el tenista Rafa Nadal, que se calzaba unas botas de agua y ayudaba a limpiar junto a los vecinos. La imagen se hacía viral rápidamente. Asimismo, el viernes les tocaba el turno a los reyes, Felipe VI y doña Letizia, que se personaban en la zona cero de la catástrofe.

[LEER MÁS: La reina Letizia, vista y no vista. Las anécdotas de la recepción real]

Lo hacían tras acudir al tradicional desfile de las Fuerzas Armadas que se lleva a cabo en el Día de la Hispanidad, donde la princesa Leonor ejercía ya como princesa a la derecha de su padre. Tras el evento nacional, los monarcas se trasladaban de urgencia al pueblo balear, donde se les veía involucrados y muy atentos a las palabras de los vecinos.

Los reyes saludan a los afectados en Mallorca. (Cordon Press)
Los reyes saludan a los afectados en Mallorca. (Cordon Press)

Acompañados del ministro de Ciencia, Pedro Duque, y de la presidenta de Baleares, Francina Armengol, saludaron a voluntarios, efectivos de la Unidad Militar de Emergencias y oriundos de la localidad que trabajan sin descanso. Todos paraban el arduo trabajo de restauración durante una hora para recibir a los reyes. Era allí mismo donde, entre charlas y visitas, la reina se hacía un par de ‘selfies’ con jóvenes que así se lo pedían.

Letizia junto a unos vecinos. (Getty)
Letizia junto a unos vecinos. (Getty)

Allí éramos testigos de una consorte que, ataviada de un blazer negro y una camiseta básica gris, presentaba una actitud solidaria y más cercana de lo usual. Con un cómodo pero cuidado moño que aún mantenía del evento matinal, se movió con soltura por los lugares damnificados.También se adentró junto al rey en varios hogares que actualmente están inhabitables. Una residencia, anteriormente anegada, a la que quisieron entrar, fue la que pertenece a la familia Fullana-Sureda, matrimonio de ancianos a los que la tromba los pilló en casa cuando se encontraban en la planta baja.

[LEER MÁS: La reina opta por un look de 'perfil bajo' para un día deslucido]

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios